Norma Avendaño, una maestra con mucho ritmo en Antonio Nariño

La maestra Norma Avendaño es la directora de Desvío Danza, un grupo de danza contemporánea con el que ha tenido un proceso de desarrollo creativo y artístico significativo, cuya obra cumbre es ‘La irreverente’, presentada el 8 de marzo en el Teatro Villa Mayor, es un homenaje a la obra de la pintora Débora Arango.

“Como muchos, conocí la danza en el colegio a través del folclor. Me fascinó la posibilidad que permite el baile para explorar las capacidades del cuerpo”, recordó la Maestra Norma Avendaño, quien estudió Danza Contemporánea en la Academia Superior de Artes de Bogotá (ASAB).

Allí conoció al maestro Rafael Palacios, experto en danza tradicional colombiana y danza africana, quien la encauzó por estos caminos. En 2004 la maestra Avendaño ganó una beca con el Instituto de Cultura y Turismo con la obra ‘34% Visibles’, fue entonces cuando su interés por la danza africana y la danza contemporánea toman forma y se convierte en una bailarina de talla internacional.

Con su talento vinieron muchos viajes por Colombia y el mundo, pero Norma continuaba viviendo en su hogar, en la localidad de Antonio Nariño, donde aún reside y dedica su vida a la enseñanza de su arte a niños y jóvenes en éste y otros sectores de Bogotá.

Asimismo continúa ampliando sus horizontes fuera de la ciudad. Gracias a la presentación realizada en el Teatro Villa Mayor, la maestra Avendaño logró obtener los derechos de autor para la presentación de los cuadros de Débora Arango y su inclusión en 'La Irreverente'. Este proceso le abrió las puertas para darse a conocer en Medellín.

De esas experiencias provino el interés por homenajear personajes significativos de la historia nacional; personajes que con su hacer mejoran la vida de toda una sociedad, bien sea desde el arte, el humor, la literatura, o la vida pública en sí misma.

‘La irreverente’ es producto de un proceso creativo cuyo objetivo fue la búsqueda de personajes ilustres e inspiradores de la vida nacional. El proceso fue realizado en conjunto con sus estudiantes de Desvío Danza, el grupo de danza contemporánea de la Universidad Militar.

“Disfruté mucho mi vida como bailarina, conocí lugares fascinantes y personas generosas que me acompañaron en este proceso. Asimismo, considero importante apoyar a las siguientes generaciones para que brillen, por eso me presenté a la Secretaría de Educación y decidí dedicarme a la docencia”, relató la maestra Avendaño.

Actualmente la maestra Norma Avendaño es docente en el colegio Jaime Pardo Leal en el barrio Policarpa, de la localidad Antonio Nariño, en donde enseña a niños de primaria y bachillerato los primeros pasos para convertirse en grandes bailarines o al menos para descubrir que el baile es una expresión humana que comienza con el sentir la propia corporeidad.

“Ser docente me ha permitido entender muchas cosas acerca del cuerpo humano y su movimiento a partir de la niñez”, dijo Avendaño. “Actualmente estamos haciendo una investigación con caneca plástica de pintura y palos para percusión, co-lateralidad y coordinación. En el Jaime Pardo tenemos un semillero de danza y música que ayuda a los niños a tener experiencias significativas y enriquecedoras”.

También le puede interesar

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados