Distrito defiende patrimonio público de los bogotanos

En un fallo el juzgado 19 administrativo del circuito de Bogotá ordenó a la Federación Colombiana de Municipios (Fedemunicipios) reembolso de recursos por 27.176 millones de pesos por los rendimientos financieros y excedentes de la administración del Sistema de Información de Multas e Infracciones de Tránsito, SIMIT.

“Seguimos defendiendo el patrimonio público de los ciudadanos de Bogotá, particularmente. Este es un fallo de primera instancia por una acción popular interpuesta por la ciudad contra la Federación de Municipios y el concesionario SIMIT Bogotá. Esta acción inició en 2009 y el juez en primera instancia le ha dado la razón en gran parte al Distrito”, destacó la secretaria Jurídica Dalila Hernández.

El juez señala un incumplimiento por parte de Fedemunicipios, pues no se devolvieron los excedentes operacionales ni los rendimientos financieros que se generaron entre 2002 y 2014, tal y como lo establece la ley; por lo cual deberá devolver 1.230’679.549 pesos; y por excedentes operacionales, la suma de 25.945’337.680 pesos.

“Esta acción popular buscaba inicialmente que se protegiera el derecho colectivo a la moralidad administrativa y a la defensa del patrimonio público. El juez ha dado la razón en el sentido de definir que los rendimientos y excedentes financieros son unos recursos que deben ir al Tesoro Nacional, es decir al Ministerio de Hacienda y así lo ordena”, señaló Hernández.

La secretaria explicó que el dictamen también ordena que la Federación Colombiana de Municipios, hacia el futuro, haga estos ingresos al Tesoro Nacional. Así mismo, solicita que el Ministerio de Transporte, teniendo en cuenta que hoy en día existe el Registro Único Nacional Tributario (RUNT), el sistema donde va toda esta información, se haga una sola consolidación y se maneje solamente a través del Ministerio la información del registro de multas e infracciones de tránsito.

“Lo importante de este fallo es que ordena a nivel nacional que todas las entidades territoriales, a las cuales se les aplica estos artículos hagan una revisión de los contratos que se tienen con la  Federación y que estos excedentes y recursos e intereses financieros vayan y sean recaudados por el Ministerio de Hacienda”, concluyó la secretaria Jurídica.

Relación del Distrito con Fedemunicipios

La relación del Distrito con la Federación inició con la expedición del artículo 10 de la ley 769 de 2002, en la cual se le delega la administración del SIMIT, que tenía por objeto administrar un sistema de información que permitiera coordinar las sanciones impuestas a los conductores y propietarios de vehículos en todo el país.

El SIMIT se concibió como un instrumento temporal en la medida en que debía ser sustituido por el RUNT, que debía ser administrado por el Ministerio de Transporte, razón por la que una vez este entrara en vigencia, el SIMIT debía finalizar su función de recaudo.

La Federación es una entidad privada que maneja recursos parafiscales, por lo cual está sujeta a la vigilancia de la Contraloría y debe utilizar de manera estricta dichos recursos y sobre todo debe utilizarlos para la finalidad de administrar el sistema, prevista en la ley. Lo cual implica que aquellos recursos que no se utilicen en ese propósito deben ser restituidos al tesoro Nacional.

En Bogotá, el SIMIT comenzó a funcionar y la Federación pretendía que el Distrito Capital le pagara el 10 % de las multas recaudadas en Bogotá más el 10 % de las multas recaudadas por fuera del Distrito, cuando en realidad el sistema solo se utilizaría para recaudar las multas fuera de la ciudad.

A su vez, la Ley dispone que las entidades de tránsito, los distritos o los municipios debían recaudar y luego girar ese 10 %, pero la Federación, por el contrario, comenzó a recaudar directamente las multas y a girarle a las entidades territoriales ese 90 % de lo recaudado, descontándose el 10 %.

Las acciones cometidas por la Federación al administrar el SIMIT pueden sintetizarse en los siguientes puntos:

1.- Está recaudando las multas en todo el país cuando en realidad la única autorización que tiene es recibir el 10 % de las multas que se recauden a través del SIMIT.

2.- Está utilizando los recursos del SIMIT para fines distintos de administrar el sistema correspondiente, lo que quiere decir que está utilizando esos recursos para pagar gastos propios de la Federación y no ha rendido cuentas respecto de esos recursos que son bastante grandes y cuantiosos; por esto el juez ordena que Fedemunicipios deberá hacer una rendición de cuentas detallada, en la cual se informe de manera detallada el uso de los recursos públicos manejados por la entidad.

3.- Es un sistema que continúa funcionando cuando en realidad no tiene ninguna razón de ser luego de que entró en vigencia el RUNT, administrado por el Ministerio de Transporte. Es así como la sentencia establece que el sistema se modifique; es decir, ordenarles a los organismos competentes, al Congreso, al Ministerio de Transporte y a la Contraloría que adelanten las acciones dirigidas a que ese sistema finalice su función y que se termine el SIMIT, para que no se continúe pagando el 10 % por la administración del mismo.

El Distrito continuará en la defensa de los intereses de Bogotá, en referencia con los procesos jurídicos adelantados con la Federación Colombiana de Municipios.

Veedruría distrital Procudarudia general de la nación Personería de Bogotá Contraloria general de la republica Contraloria distrital

Síganos en nuestras redes:

Reciba noticias del alcalde

Contáctenos | Términos de uso

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados