En diciembre un sector de Villa Luz estrenará alcantarillado

Las reparaciones al alcantarillado prevendrán inundaciones en invierno

Las reparaciones al alcantarillado prevendrán inundaciones en invierno

Lee antes de compartir:
06 • Nov • 2017
Publicado por: Manolo Villota B
06 • Nov • 2017
Publicado por: Manolo Villota B

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá sigue trabajando  en diferentes zonas de la ciudad con el fin de realizar la rehabilitación del alcantarillado para evitar inundaciones en esta época invernal.
 
En la localidad de Engativá son siete los frentes de obra, que tienen una inversión de 46.000 millones de pesos y constarán de la instalación de 45 kilómetros de tuberías en el área comprendida entre la Avenida Calle 72 a la calle 64F y de la carrera 77A a la Avenida Boyacá.
 
Las obras contemplan la rehabilitación del alcantarillado sanitario y la construcción del alcantarillado pluvial de los barrios Boyacá y El Real, Villa Luz, Luján, San Marcos, Santa Helenita y La Consolación. De esta manera se realizan labores de prevención de inundaciones y el colapso del sistema.
 
De acuerdo con el cronograma de la EAB, el frente de obra de Villa Luz que va de la carrera 77A entre las calles 66A y 64F se entregará en el mes diciembre de este año.
 
Según María Carolina Castillo, gerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá, las obras beneficiarán a más de 15 mil habitantes de la zona.
 
“El acueducto trabaja en la modernización de las redes y la eliminación de las conexiones erradas en distintos puntos de estos barrios”, afirmó.
 
Con las nuevas redes también se podrán regular los caudales de las aguas residuales y por tanto aliviar las presiones en las tuberías, evitando los rebosamientos y mejorando la calidad de vida de los habitantes del sector y el medio ambiente.
 
“La separación de redes sanitarias y pluviales, corrigiendo las conexiones erradas existentes, nos permite aportar al cumplimiento de lo ordenando en la Sentencia del Rio Bogotá, fallo 01-479 del 25 de agosto del 2004, al recolectar y conducir las aguas lluvias al sistema troncal contribuyendo con el saneamiento del río Bogotá”, finalizó Castillo.