El Mercado de las Pulgas más tradicional del centro de Bogotá

Mercado de Pulgas San Alejo - Foto:Cortesía asociación mercado de pulgas san alejo

Mercado de Pulgas San Alejo - Foto:Cortesía asociación mercado de pulgas san alejo

Lee antes de compartir:
02•Mayo•2016
Publicado por: cduarte
02•Mayo•2016
Publicado por: cduarte

Muebles, ropa, zapatos, antigüedades, cachivaches, acetatos, colecciones, libros, electrodomésticos y artesanías, entre otros elementos, desfilan cada domingo y días festivos por el centro de la ciudad hasta llegar al Mercado de Pulgas San Alejo para enamorar a turistas y propios, evocando recuerdos y dibujando sonrisas.

Por más de 30 años, el mercado ha sido y, sin duda, seguirá siendo un espacio de encuentro cultural, tradición, cachivaches y antigüedades. El mercado de pulgas San Alejo obtuvo un reconocimiento por el Concejo Distrital como actividad patrimonial y de interés cultural desde 2005.

Con poco más de 330 locales, negocios o carpas, comerciantes y empresarios ofrecen sus productos a los cerca de 40 mil visitantes cada día, productos tan inusuales, extraños y únicos como los mismos visitantes.

Dentro del mercado está la zona de antigüedades, una de las más apetecidas y visitadas. En este espacio es común encontrar objetos de siglos pasados como porcelanas, baúles, ropa, vitrolas, arte, entre otros, además de electrodomésticos como televisores, radios, teléfonos, equipos de sonido y computadores que ya no se venden en el mercado, generalmente son buscados para sacarles partes que servirán como repuestos.

Esta tradición de vender antigüedades inició en el Chorro de Quevedo, cuando se agruparon los primeros comerciantes de objetos antiguos, colecciones y cosas raras. Se puede decir que en ese momento nació la Asociación Mercado de pulgas San Alejo. Del Chorro de Quevedo se han trasteado dos o tres veces hasta establecerse en la actual dirección hace 24 años.

Ángela Marcela Fajardo, vicepresidente de la junta directiva y socia de la asociación del mercado de pulgas San Alejo, dijo a bogota.gov.co que “en la elaboración de algunos objetos vendidos en el mercado se encuentran saberes tradicionales que merecen un reconocimiento y el espacio del mercado es propio para el reconocimiento de esos saberes, se encuentran muchos tesoros.”

Desde $500 los visitantes pueden comprar una sorpresa, uno de esos detallitos envueltos en papel regalo con cachivaches, y por otro lado, los amantes y conocedores del arte han pagado hasta $3.000.000 por un artículo. Hay de todo para todos.

“Los clientes más frecuentes son visitantes extranjeros y jóvenes estudiantes que buscan ropa de época, artículos tecnológicos raros, generalmente para que también ellos puedan intervenirlos”, aseguró Fajardo.

El mercado ofrece servicio de biciparqueo y zona de comidas, espacios que brindan mayor comodidad a comerciantes y visitantes. Dentro del mercado se han celebrado diferentes encuentros: de melómanos, ferias turísticas, fashion de época, encuentros boyacenses y hasta subastas con piezas de colección y alto poder adquisitivo.

¿Cómo participar en el mercado como comerciante?

Todas las personas interesadas en un espacio dentro del mercado deben enviar una solicitud escrita a los correos electrónicos  coordinacion@pulgassanalejo.com, o mercado@pulgassanalejo.com presentando la idea de negocio con su producto.

La junta directiva de la asociación estudia cada solicitud y aprueba las ideas que más se adapten con los ideales del mercado. A través de una llamada, le pedirán al beneficiado que lleve los papeles necesarios y cancele $40.000 como arriendo del espacio. El pago incluye servicio de seguridad y administración, carpa, mesa y silla.

Cada semana se renovará el contrato que terminará ese mismo día a las 5:30 p.m.

Estos comerciantes, conocidos como temporales en lo posible deberán ser productores de su mercancía. Actualmente hay productores de peluches, artesanías, joyería, entre otros. Cada semana el mercado ofrece espacio para 100 comerciantes temporales.

San Alejo cuenta, además, con cerca de 230 socios, comerciantes que llevan más de dos años y medio como temporales y que después de cumplir algunos requisitos y pagando por afiliarse como socio una única vez, reciben más beneficios.

Como anécdotas, Ángela Marcela recuerda que “una vez un comerciante vendió un cuadro y luego se enteró que el costo real era de $7.000.000. Vi una caja de galletas que me recordó a mi abuelita y sentí ganas de comprarla inmediatamente, este mercado es un lugar muy romántico, es mi lectura personal”.

La Policía Nacional recorre a menudo el mercado revisando que todos los artículos precolombinos, mercancía de arte religioso o históricos no sean imitaciones, pues está prohibido traficar con estos objetos de gran valor no solo comercial, sino patrimonial.

El Mercado de las pulgas San Alejo atiende todos los domingos y días festivos de 9:00 a.m. a 5:30 p.m. Está ubicado en la carrera 7 No. 24-70. 


Diana Carolina Duarte Martínez
Redactora bogota.gov.co - Alcaldía Mayor de Bogotá

Twitter: @ServiCiudadano 
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá