Bogotá tiene Casa Refugio LGBT

Por primera vez en Colombia y América Latina existe una Casa Refugio especializada en hospedar habitantes de la comunidad LGBT víctimas de la intolerancia, el rechazo y la discriminación social.

El pasado 25 de noviembre se celebró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer,  ese mismo día la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno le abrió las puertas a las personas LGBT que han sido segregadas en el Distrito. 
 
Cuando Shannel (mujer transgenerista), Alejandro (hombre transgenerista) y Christopher (hombre gay) llegaron a la Casa Refugio LGBT, se encontraron con  una hermosa fuente de aproximadamente dos metros de largo, de agua cristalina, adornada con piedras y un juego de luces que alumbraron los sueños de los tres. Al llegar al lugar con el ritual de tirar una moneda a la fuente expresaron una ilusión, una meta, una promesa que hoy Bogotá Humana les está ayudado a cumplir.

“Shannel” (Mujer Transgénero)
Para “Shannel” Bogotá Humana es dignidad para las Trans.

“Por lo general las mujeres como usted terminan tomando decisiones malas en la vida, suicidándose, con una enfermedad o trabajando en la calle”, fueron las palabras de la directora de la institución escolar donde Shannel se graduó como bachiller por ventanilla, ya que no se le permitió la ceremonia que soñaba: con un hermoso vestido y maquillada como una mujer. Este acontecimiento y la brutal agresión que recibió por parte de su hermano la alejaron de su hogar. Así llegó casa refugio el pasado15 de diciembre.

 
Hoy Shannel recibe alimentación, terapia psicológica, ayuda con trabajadoras sociales y asesoría jurídica para su documentación legal como mujer. Ella le pidió a la fuente algún día sanar su corazón, algo en lo que está trabajando fuertemente. 
 
Su día es normal, es voluntaria para un programa del Distrito. Asegura que hoy tiene las condiciones necesarias para ser lo que siempre quiso: Una presentadora de televisión. 

 
“Christopher” Hombre Gay
 
Christopher llegó a la casa refugió y le pidió un deseo a la fuente: Reconstruir su vida.


Para “Chistopher” Bogotá Humana es apoyo para LGBTI, cambio de vida y muchos otros proyectos.
 

Christopher es un hombre homosexual de 23 años que llegó de Neiva el año pasado con la esperanza de que su vida cambiara por completo, ya que toda su familia lo rechazó por ser homosexual. “No hubo maltrato físico, pero me hacían entender que sólo servía para hacer aseo en la casa”, asegurá con gran conmoción. 
 
Cuando arribó a la capital se prostituyó para poder sobrevivir.  Una amiga trabajadora social del Distrito le contó que la actual administración trabajaba en pro de los derechos a las personas discriminadas por su orientación sexual o de género y así fue que conoció este lugar, al que considera  su casa.  Dejó de prostituirse para sobrevivir y tiene un empleo digno como auxiliar de archivo. “Esta casa me ha hecho valorar mi vida, sentirme bien y saber que le importo a alguien”, afirma.

 
“Alejandro” Hombre Transgenerista

Dentro de la comunidad LGBT también son visibles los hombres transgénero ( personas con sexo biológico femenino que se identifican con lo masculino).
 
Para “Alejandro” Bogotá Humana es Apoyo.
 
Alejandro tiene tan solo 19 años, es un hombre moreno atractivo: una “cresta afro”, buen perfume y la timidez lo caracterizan. Llegó a Casa Refugio el pasado primero de febrero con una historia que parece sacada de una película.
 
“Alejo” es oriundo de Puerto Nare, un pueblo localizado en el departamento de Antioquia  golpeado por el paramilitarismo y la pobreza. Su madre lo abandonó cuando era muy pequeño y quedó al cuidado de su abuela. Cuando su mamá regresó después de catorce años le sorprendió ver que la niña morena de pelo largo era todo un “varón” y que su abuela lo apoyaba, en una decisión que para ella era descabellada.
 
Para él era normal tener amigos “paracos”, pero cuando le ofrecieron pasar una mercancía llena de droga a un pueblo cercano y se negó a hacerlo, le sorprendió que esos mismos amigos le dijeron ”tiene un día para perderse”. Lo montaron a un carro le golpearon las manos con un martillo y lo tiraron en una calle desolada.  Se escondió una semana, y, cuando se dio cuenta que la amenaza iba en serio, hizo lo imposible para viajar a Bogotá.
 
Llegó con el respaldo del grupo de apoyo “Trans-Populares” quienes lo llevaron a la Casa Refugio, con una sola ilusión: “Tener una nueva vida”.
 
“Las personas que trabajan aquí no son empleados; son amigos, desde la persona que hace la comida, hasta la psicóloga y las trabajadoras sociales, son una familia, el apoyo es muy bueno”. 

 
Información de Casa Refugio
 
Casa Refugio no sólo es un espacio físico, es una medida de protección del Estado que se hace responsable de los eventos traumáticos y violentos de las personas LGBT en razón de su condición sexual y de género.

(Sala de la Casa Refugio LGBT)
 
Este espacio es respaldado por dos trabajadoras sociales, dos psicólogos, una pedagoga,una persona encargada de las alianzas interinstitucionales y una coordinadora. 
 
“El alcalde está muy comprometido con los derechos de la población LGBT, esto ha sido una bandera de esta administración. La posibilidad que haya una  territoralización en particular de toda la población LGBT en cada localidad de la ciudad, es un avance fundamental. Esta casa, como proyecto para garantizar que los derechos  de estas personas se restituyan con dignidad, es más que una muestra de la voluntad  política que tiene esta administración para garantizar una Bogotá sin segregación”, puntualiza Sandra Montealegre, coordinadora del lugar.

(Marcha del Orgullo LGBT 2013)
 
En la Semana por la Diversidad, realizada por el Distrito en octubre  de 2013, la Secretaría de Planeación dio a conocer un estudio que señala que el 45% de los bogotanos consideran que los LGBT son un riesgo para la comunidad:  el 33% , argumenta que la principal razón son sus comportamientos: problemas como la droga, promiscuidad, prostitución o enfermedades. 
 
Por este motivo, la administración distrital realiza varias actividades encaminadas a sensibilizar la comunidad , con el fin de generar un cambio cultural que redunde en la transformación de imaginarios discriminatorios por la orientación sexual e identidad de género de las personas. Esfuerzo cuyos resultados se reflejan en la Encuesta Bienal de Culturas realizada en el 2013,  que da cuenta que en la capital se han disminuido los prejuicios negativos hacia la comunidad LGBT, de un 57% en el 2009, a un 51,24% para este año.
 
 
Bogotá Humana cuenta con la Dirección de Diversidad Sexual, la Subdirección de Asuntos LGBT y los centros comunitarios LGBTI en Bosa, Los Mártires y Chapinero. Se trabaja conjuntamente en un Plan de Acción y la territorialización para la garantía de la Política Pública de los Derechos de las Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgeneristas en el Distrito.
 
Este año, en  los colegios distritales, la comunidad educativa (administrativos, docentes, directivas, orientadoras, orientadores y estudiantes)  recibe capacitación sobre inclusión educativa de población LGBT, buscando adelantar acciones con el fin de lograr el reconocimiento de los derechos de las personas de los sectores LGBTI en el ámbito educativo y garantía como sujetos que pueden y deben expresar sus afectos, emociones y demás prácticas de inclusión. 
 
Según la encuesta para la línea base LGBT Econometría S.A del 2010, se estima que en Bogotá 750.000 personas pertenecen a los sectores LGBT, de las cuales un 98% han sufrido discriminación, un 53% han sido agredidas. El 64% de las agresiones son reportadas por personas transgeneristas y el 61%  provienen de personas cercanas, allegadas o familiares. La escuela y el trabajo son los lugares en donde más existe discriminación.
 
Si usted es víctima LGBT puede acercarse a la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría Distrital de Gobierno y recibir asesoría jurídica, martes y miércoles en el Centro de Cuidadanía Juan Sebastián Romero ( Transversal 17 A Bis #36-74). También puede acudir a la Casa de Justicia, a la Casa de Igualdad de Oportunidades o a la Comisaría de su localidad y solicitar Casa Refugio.
 
 
Contacto: 
Teléfono: 3184918552                                                                                                                                                                                

Tags: