Cerro de Guadalupe, una joya bogotana que no puede dejar de visitar

A más de 3.300 metros de altura reposa sobre los cerros de Bogotá una escultura de 15 metros de la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona de la Arquidiócesis de Bogotá. A este lugar acuden bogotanos y turistas a cumplir promesas o simplemente a disfrutar de la hermosa vista que tiene este cerro hacia la capital.

Allí una pequeña capilla en la que se erige una escultura de 15 metros de altura de la virgen María, obra del artista bogotano, Gustavo Arcila Uribe, engalana la ciudad y recibe cada domingo en horarios de las 9:00 a.m., 10:30 a.m. y 12:00 m. y los primeros domingos de cada mes las misas son a las 8:00 a.m.- 10:00 a.m. y 12:00 m. a las que acuden cientos de feligreses en busca de bendiciones y un rato de esparcimiento en la ciudad.

Desde el mirador se puede apreciar una imponente vista de gran parte de la capital, además de evidenciar el cerro y santuario de Monserrate, el ambiente es tranquilo y le permite al visitante desconectarse del ruido aturdidor de la metrópoli.

En este cerro encontrará lugares donde venden artículos religiosos, artesanías y zona de comida, donde podrá elegir el tipo de recuerdo de éste icono de Bogotá, además de probar dulces típicos de la capital así como deliciosas comidas.

Desde Guadalupe usted podrá observar gran parte de la ciudad, es un mirador en el que se puede apreciar lo majestuosa y bella que es la capital colombiana.

Hace más de 400 años los españoles plantaron una cruz en este cerro como símbolo de protección de toda la ciudad, posteriormente se inició la construcción del santuario, trabajo que duró aproximadamente 100 años con la ayuda de los presos.

Este lugar, ubicado en los cerros orientales de Bogotá, es llamado cerro de Guadalupe, porque los españoles que llegaron por primera vez al lugar, le colocaron este nombre, en honor a la virgen de Guadalupe de Badajoz, no la de México.

La primera construcción de esta ermita data del año 1656 siendo consagrada a Nuestra Señora de Guadalupe, en una peregrinación a la cual asistieron las principales autoridades eclesiásticas y civiles el 8 de septiembre de ese año.

La pequeña capilla fue destruida en los terremotos ocurridos el 13 de octubre de 1743, el 15 de julio de 1785 y el 17 de junio de 1826, luego fue reconstruida en el gobierno de Tomás Cipriano de Mosquera y afectada nuevamente por el terremoto del 31 de agosto de 1917, después de este último, permaneció destruida durante varias décadas. En 1967 el sacerdote Luis Jiménez construyó la carretera que comunica hasta el cerro.

El 12 de octubre de 1945 monseñor Jorge Murcia Riaño, reconstruyó la ermita y fue bendecida por el arzobispo Ismael Perdomo. Un año más tarde fue erigida la estatua en la cima del cerro, obra del escultor Gustavo Arcila Uribe, la cual realmente corresponde a la "Virgen María Inmaculada", actualmente suben aproximadamente 1.000 personas los fines de semana.

Para llegar a Guadalupe en vehículo particular debe tomar la avenida Circunvalar y luego la vía hacia el municipio de Choachí. A la altura del kilómetro 6.7 encontrará un desvió a mano derecha señalizado el cual lo llevará hasta el santuario. Pero si su opción es el servicio público puede tomar un bus en la calle 6 con carrera 15, al lado de la estación de la Policía Metropolitana de Bogotá.


Alejandra Ramírez Zamora
Periodista - Alcaldía Mayor de Bogotá

Twitter: @ServiCiudadano 
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá

Síganos en nuestras redes:

2017 Alcaldía Mayor de Bogotá D.C. Todos los derechos reservados

Contáctenos | Términos de uso