‘Todos Pagamos el Pato’, campaña de cultura ciudadana para reducir colados en TransMilenio

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, puso hoy en marcha una nueva campaña de cultura ciudadana: ‘Todos pagamos el pato’, esta vez para crear conciencia en aquellas personas que a diario ingresan a TransMilenio sin pagar.

Por esta razón durante los próximos meses los usuarios del Sistema se encontrarán en estaciones y portales con un Pato amarillo que simboliza al ‘colado’, cuya evasión afecta de manera directa la planeación y operación del Sistema y la capacidad de TransMilenio para mejorar el servicio.

El que no paga también propicia un ambiente de desorden e inseguridad, pone en peligro a los demás usuarios y genera mayor ocupación en los buses.

A eso se suma que los colados también generan un ambiente de desorden que se convierte en el escenario propicio para la delincuencia y que lleva al Distrito a incurrir en gastos adicionales como barreras anticolados, puertas robustas en estaciones y la contratación de seguridad privada, entre otros.

De hecho, se han tenido que instalar barandas en las zonas de transición en 53 estaciones identificadas como críticas. Y se han hecho cerramientos en malla en los portales Américas, Banderas, Usme, Tunal, Suba y Sur.

También se han colocado puertas más robustas y cerramientos perimetrales (barreras antocilados) en más de 22 estaciones y portales.

Se trabaja, además, en la instalación de 6.000 metros lineales de cerramientos perimetrales en 15 estaciones, las cuales están en estudio de priorización.  
           
Por eso esta campaña tiene como objetivo que los usuarios rechacen al Pato, porque su conducta como colado afecta el bolsillo, la comodidad  y la seguridad de quienes si pagan.

Durante esta etapa inicial la imagen y los mensajes clave de la campaña aparecerán publicados en buses, estaciones y portales. La idea es aunar esfuerzos entre usuarios, operadores del Sistema y el Distrito para contrarrestar a los colados que nos afectan a todos los bogotanos.

Así afectan los colados a quienes sí pagan el pasaje:

  •  
  • El colado no queda registrado.
  • Si el sistema registra menos usuarios, manda menos buses.
  • Si hay menos buses, va más gente en cada bus (incluyendo los colados).
  • Si hay colados, los que pagan viajan más incómodos.
  • Se genera un ambiente de inseguridad y desorden.
  • Si hay colados, hay más puertas dañadas.
  • Si hay colados, hay más agresiones.