Bogotá, la cuarta ciudad con mejor seguridad medioambiental según The Economist

Ranking Safe Cities En esta edición del Índice de Seguridad de las Ciudades publicado por The Economist, Bogotá fue rankeada como la cuarta ciudad, dentro de 60 a nivel mundial, con mejor seguridad medioambiental. Foto: Pantallazo The Economist.
Publicado:
24
Ago
2021
Escucha la noticia

Por políticas destinadas a mejorar la salud ambiental y promover la sostenibilidad, Bogotá fue posicionada como la cuarta ciudad del mundo con más seguridad ambiental, según los más recientes resultados del Safe Cities Index (SCI por sus siglas en inglés), un informe desarrollado por la revista inglesa The Economist, que clasifica a 60 urbes de los cinco continentes en función de su nivel de seguridad.

Los dos criterios principales para la categoría de seguridad ambiental se tuvieron en cuenta factores como los planes de sostenibilidad, los incentivos a las energías renovables, las iniciativas de economía verde, la generación y gestión de residuos, la eficiencia energética, la escasez hídrica, la calidad del aire y la cobertura forestal urbana.

¿Qué es seguridad ambiental?

Seguridad ambiental se refiere a la forma en que las ciudades están preparadas para enfrentar los riesgos medioambientales y protegerse ante sus efectos.

Este concepto se ha convertido en un aspecto fundamental en el desarrollo de las ciudades, los países, las empresas y la sociedad, en general. Por esta razón, fue incluido como un pilar en el Safe Cities Index de The Economist.

El Índice de Seguridad de las Ciudades Safe Cities Index (SCI), incluyó como novedad este año, la seguridad medioambiental, que fue medida sobre 100 puntos.  Las cinco primeras ciudades, en esta categoría, en su orden fueron: la primera Wellington (91.7); en segundo lugar está Toronto (90.3); la tercera posición la ocupa Washington (87.6); sigue Bogotá (85.5); y cierra Milán (84.9). 

En la publicación se destaca, por ejemplo, el creciente interés de las ciudades en alcanzar la neutralidad de carbono. Cabe resaltar que Bogotá presentó en abril de este año el Plan de Acción Climática 2020-2050 (PAC), una hoja de ruta que le permitirá cumplir con las metas de mitigación y adaptación al cambio climático.

En este sentido, la ciudad se ha planteado reducir en un 15 % las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a 2024 y en un 50 % al 2030, obtener la neutralidad en carbono en 2050 y aumentar la resiliencia a los cambios presentes y futuros en el clima.

Al PAC también se suma el Plan Estratégico para la Gestión Integral de la Calidad del Aire de Bogotá 2030, una herramienta que propone metas ambiciosas y acciones sólidas para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de los ciudadanos.