Cómo afrontar el cambio climático post-COVID-19, según DARING CITIES 2020

Los panelistas de Daring Cities compartieron sus impresiones y aprendizajes del COVID aplicadas al cambio climático La secretaria de Ambiente, Carolina Duran comparte en el panel de Daring Cities la estrategias de Bogotá para lidiar con la crisis climática
Publicado:
8
Oct
2020
Escucha la noticia

En el desarrollo de la sesión inaugural del Daring Cities 2020, los panelistas, de distintos países del mundo, coincidieron en que la pandemia del coronavirus trajo enseñanzas que han contribuido a crear un sentido de comunidad internacional, que también puede aplicarse para afrontar la crisis climática.

La Secretaria Distrital de Ambiente, Carolina Urrutia fue la panelista, por Bogotá¡, del evento anual Daring cities, un foro virtual global en el que líderes urbanos, representantes de gobiernos nacionales y tomadores de decisiones de la sociedad civil proponen y comparten soluciones sobre cómo enfrentar la emergencia climática.  En la edición de este año el enfoque se centra en los nuevos retos que adiciona el COVID-19.

Esta actividad fue diseñada y organizada por la ICLEI y la ciudad de Bonn. El ICLEI - Gobiernos Locales para la Sostenibilidad- una red global de más de 1.750 gobiernos comprometidos con el desarrollo urbano sostenible. Sus actividades impulsan acciones locales para un desarrollo bajo en emisiones, basado en la naturaleza, equitativo y en pro de crear un cambio sistémico para la sostenibilidad urbana.

El discurso de apertura del evento estuvo a cargo de  Ashok Sridharan, alcalde de Bonn y presidente de la ICLEI, el mensaje estuvo basado en la importancia de los compromisos que todos debemos tener en la lucha por mitigar el cambio climático. Seguida a su intervención, continuó Antonio Guterres, Secretario general de las Naciones Unidas que se dirigió a los líderes y tomadores de decisiones respecto a la importancia de continuar implementado medidas que permitan reducir las consecuencias del cambio climático, y también para atacar al COVID-19 “sin dejar a nadie atrás”.

Svenja Schulze, la ministra alemana de ambiente, conservación³n de la naturaleza y seguridad nuclear, resaltó cómo las ciudades son a la vez, vulnerables a los efectos del calentamiento global, ya que son responsables del 75% de las emisiones de CO2;  pero también tienen la mejor oportunidad para combatirlo, porque en las urbes se concentra cerca del  85% del PIB mundial.

Norbert Barthle, ministro federal de cooperación económica y desarrollo de Alemania habló sobre el futuro de las ciudades diciendo, “las ciudades son el principal productor de gases de efecto invernadero y la humanidad está atravesando un proceso inmenso de urbanización, especialmente en África y en Asia, por tal motivo, el cumplimiento de los acuerdos de París tiene que necesariamente hacerse”. 

Patricia Espinoza, secretaria ejecutiva de la ONU para el cambio climático, señaló a los recientes incendios y emergencias naturales como prueba de que el cambio climático es real y está¡ más fuerte que nunca. Enfatizó en el papel de las energías renovables y cómo pueden transformar la vida de miles de personas mejorando sus condiciones de vida, “Es difícil de repente dar el salto hacia las energías limpias en una transición que es de ajustes, pero es fundamental que todas las naciones tengan acceso a las tecnologías que lo permiten”.

Arvind Kejriwal, Ministro Principal de la ciudad de Delhi, anotó³ cómo la experiencia del cierre de emergencia por el COVID-19 mejora mucho la calidad del aire y cómo eso ayudó a que la ciudadanía entendiera mejor que reducir la polución era posible a través de acciones individuales con resultados colectivos, “durante el invierno y gracias al mal clima, Delhi se convierte en una cámara de gas por lo que tuvimos que tomar acciones que no fueron muy bien recibidas, reducción en el tránsito, multas a industrias contaminantes; un suicidio político las llamaron, pero poco a poco la gente del común se ha dado cuenta de que tienen que participar y esto lo comparto porque aunque las medidas que aplicamos fueron a nivel local, son replicables y los líderes se las debemos a la gente, es nuestra deuda”. 

Por su parte el alcalde de Uganda Vincent Kanjaya enfatiza que el COVID-19 y sus impactos globales son un tiempo en que las buenas ideas debían ser compartidas e imitadas “estos momentos difíciles generan un momentum que llevará a más acción”.

El senador estadounidense Kevin de León, representante del estado de California, concordó con el alcalde Kanjaya al añadir que “tiempos extraordinarios requieren medidas extraordinarias”,  e instó a los líderes locales a “no esperar las medidas o decisiones de los gobiernos centrales, y a hacer por su cuenta lo que es mejor para la humanidad”.

En el turno para Bogotá, intervino la Secretaria de Ambiente Carolina Urrutia, quien destacó la estructura sistémica de la crisis climática en el caso de la capital, “Bogotá no es una isla y dependemos de toda una región. Por eso nuestra alcaldesa realizó un esfuerzo con los municipios alrededor de Bogotá en términos de crear una ciudad más equitativa y sostenible, “las ciudades pueden ser verdaderos motores de transformación si toman en cuenta su lugar en la cadena de consumo y producción, por ejemplo, en nuestro caso con la estrategia de Región Metropolitana, estamos tomando medidas para un agro más limpio y un uso más responsable de los suelos”.

En esta reunión multinivel y multicultural entre Bogotá, India, Brasil, Uganda, EE. UU. y Alemania todos llegaron a la conclusión común de que para mitigar el cambio climático se requiere en primer lugar, que la población se comprometa. Por otro lado,  la tarea de los lí­deres y entes gubernamentales es incentivar este propósito en la sociedad. Como lo recalcó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, “la experiencia colectiva con el COVID-19 es una gran enseñanza que podemos aplicar para actuar juntos y afrontar el cambio climático”.