La verdadera historia detrás de la huerta del centro de Bogotá

Huerta centro de Bogotá -  Foto: Prensa Alcaldía Mayor de Bogotá / Camilo Monsalve

Huerta centro de Bogotá - Foto: Prensa Alcaldía Mayor de Bogotá / Camilo Monsalve

Lee antes de compartir:
05 • May • 2016
Publicado por: Ana María Cuevas
05 • May • 2016
Publicado por: Ana María Cuevas

Los bogotanos que acostumbran a visitar el centro de la ciudad no se imaginan que allí en una terraza, con un área de 200 metros cuadrados, existe una huerta donde se siembran legumbres, verduras, plantas aromáticas y frutas. Lo que menos se imaginan es que es manejada por policías.

La huerta orgánica es un proyecto que nació con la idea de enseñar a los policías activos, retirados, a sus familias y a la comunidad en general sobre la siembra de plantas. Lo que buscan es que muchos de ellos repliquen la práctica en sus hogares, como una forma de ahorro y de consumir alimentos más sanos.

Está en el piso 11 del edificio de los policías en retiro. Esta azotea tiene una vista privilegiada: se divisan todos los edificios del centro de Bogotá.

El mayor Félix Vera es quien lidera el proyecto desde hace más de 6 años. Relata que una de las cualidades de la huerta es que ha sido hecha con material reciclable: llantas, cajas de icopor y envase seco.

“Tenemos unas 235 llantas de carros que recogimos de la Plaza España con auxiliares de la Policía, unas 170 cajas de icopor y 400 botellas de envase PET”, cuenta. Sin ser reutilizados, seguramente hubieran ido a parar a la basura común.

El uniformado está convencido de que “reciclar y cultivar también es educar”; asegura que esta es una oportunidad para apostarle a la seguridad alimentaria y contribuir con el medio ambiente.

“Es un mensaje que podemos aplicar en el sitio donde nos encontremos, el aporte que debemos hacer cada uno”, asegura.

Sobre lo que se cultiva, reseña que “en la huerta hay lechugas crespas y moradas, crespa verde,  lisa, cilantros, cebollas cabezonas, puerros, cebollas largas, perejil crespo y liso. También hay aromáticas como toronjil, yerbabuena, manzanilla,  y variedades frutales”.

De la huerta se ha hecho un banco de semillas que se envían a otros sitios del país para  hacer otras huertas urbanas y hacer un aporte al medio ambiente.

En un gesto de responsabilidad social y de compañerismo. La cosecha que se obtiene de la huerta urbana, se comparte con fundaciones que atiendan causas sociales.

Twitter: @ServiCiudadano
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá