Si recuperamos el río Bogotá, mejorará la calidad del aire de la ciudad

Alcalde Enrique Peñalosa recorre tramo del río Bogotá el día de la firma del convenio con la CAR - Foto: Alcaldía de Bogotá.

Alcalde Enrique Peñalosa recorre tramo del río Bogotá el día de la firma del convenio con la CAR - Foto: Alcaldía de Bogotá.

Lee antes de compartir:
02•Jul•2019
Publicado por: Andrés Noguera
02•Jul•2019
Publicado por: Andrés Noguera

Las labores de recuperación del río Bogotá impactan en la calidad del aire que se respira en la capital.

Los humedales, ríos y quebradas ayudan al mejoramiento de las condiciones ambientales y la disminución de los gases efecto invernadero.

Además, ayudan a estabilizar los contaminantes analizados en el Índice Bogotano de Calidad de Aire (Iboca) porque la cobertura vegetal existente en los humedales y rondas de los ríos evita la resuspensión de las partículas.

Devolverle la vida al río Bogotá fue uno de los objetivos que se trazó Enrique Peñalosa al asumir por segunda vez como alcalde de la capital. Estaba claro que para lograrlo había tomar medidas inmediatas.

Una de las primeras que se adoptó fue el mejoramiento en materia de protección sobre los nacimientos de agua, así como también desarrollar una nueva delimitación de páramos y sub páramos. 

Como resultado de diferentes operativos, la Secretaría de Ambiente logró identificar 107 predios ubicados en zonas prohibidas en las que se estaba ejerciendo la minería. 

Pero gracias a los estudios previos ya realizados, estaba claro que el rol de las industrias en el daño ambiental que se estaba causando no se limitaba al sector minero.

El proceso de transformación de pieles a cuero, también conocido como industria de curtiembres, tenía gran porcentaje de responsabilidad en todo lo que estaba pasando.

Fue por eso que las autoridades se dirigieron al barrio San Benito en la localidad de Usme donde como resultado de los operativos de control 191 empresas debieron pasar por evaluación de procesos de vertimiento de residuos.

De estas, 49 recibieron la autorización para seguir adelante con sus operaciones, a 29 empresas les fue negado y otras 63 están en trámite de renovación. En suspensión quedaron 75 empresas por no tener un proceso seguro y amigable con el medio ambiente al momento de verter residuos peligrosos.

Como estrategia, desde la administración se ha prestado un apoyo real y eficaz en la construcción de Parques Ecoeficientes Industriales de Curtiembres en el barrio San Benito.

A nivel empresarial, los controles se mantendrán y extenderán a todos los rubros. Son claves para mantener los niveles de contaminación en los menores indicadores posibles.

Y para garantizar que todas las acciones que se están ejecutando tengan un respaldo que garantice buenos resultados, el Distrito finalmente firmó el convenio con la Corporación Autónoma Regional (CAR) en la cofinanciación de la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Canoas.

Esta tendrá un costo total de 4,5 billones de pesos. De estos, el Gobierno Distrital se comprometió a aportar 2,94 billones de pesos, el resto correrá por cuenta de la CAR y la Gobernación de Cundinamarca.

La Planta de Canoas es el proyecto más importante del país y el más grande del continente para tratamiento de aguas.https://t.co/39SLMjUZ2G