Reserva natural en Casanare será el nuevo hábitat para 135 tortugas recuperadas

Lee antes de compartir:
21•Jun•2013
Publicado por: Javier Cortés
21•Jun•2013
Publicado por: Javier Cortés

En una reserva natural del departamento del Casanare, que cuenta con extensas praderas y llanuras serán liberados 135 tortugas y dos zorros cangrejeros, en donde continuarán con su ciclo de vida.

El nuevo hogar de estos animales víctimas del tráfico de fauna silvestre, considerado el tercero más lucrativo después de las drogas y las armas, será el municipio de Hato Corozal, una reserva de la Corporación Autónoma Regional de la Orinoquia (Corporinoquia) ubicada a 250 metros sobre el nivel del mar a 30 grados centígrados.

Estos animales permanecieron en el Centro de Recepción de Fauna Silvestre de la Secretaría de Ambiente, donde zootecnistas, biólogos y veterinarios de la entidad se encargaron de rehabilitarlos para poder devolverlos a su hábitat natural.

La liberación estará a cargo de personal de la Secretaría de Ambiente y de Corporinoquia, quienes ya definieron los lugares más aptos para que puedan conseguir alimento y reproducirse.

Según cifras de la SDA, la tortuga es la segunda especie más traficada en Bogotá. Por su parte, los zorros cangrejeros, que son monógamos y territoriales, son traficados frecuentemente en la capital para venderlos como mascotas.

Néstor García, secretario Distrital de Ambiente, hizo un llamado para que en esta temporada de vacaciones de mitad de año, fecha en la que se disparan las cifras de animales silvestres decomisados en Bogotá, los viajeros no regresen de sus viajes con estos animales como mascotas.

“El tráfico de fauna silvestre es una cadena. Es tan culpable tanto el traficante, los que capturan a los animales en sus ecosistemas nativos, como los que los compran en el mercado negro. Todo tráfico depende de la oferta, así que como ciudadanos tenemos el deber de no participar en esta cadena y denunciar a los traficantes”, puntualizó García.