Secretaría de Ambiente incentiva uso de tecnologías para el tratamiento de residuos hospitalarios

Lee antes de compartir:
26•Ago•2013
Publicado por: cduarte
26•Ago•2013
Publicado por: cduarte

Un moderno equipo de alta eficiencia para el tratamiento de residuos hospitalarios será importado por el Hospital Universitario Mayor de Mederi de Bogotá, bajo el seguimiento y control de la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA).

El equipo consiste en un sistema de trituración y posterior desactivación con ácido peracético, que elimina el riesgo infeccioso de los residuos de tipo biosanitario y cortopunzante, sin que los mismos salgan de las instalaciones hospitalarias.

Para asegurar el control de impactos ambientales negativos asociados a su funcionamiento, todas las pruebas de operación que se realicen al sistema de tratamiento tendrán un estricto seguimiento por parte de la subdirección de control ambiental al sector público de la SDA.

Los residuos tratados por este equipo deben ser caracterizados fisicoquímica y bacteriológicamente por un laboratorio acreditado para realizar análisis de peligrosidad, con el fin de verificar que los mismos se pueden disponer en un relleno sanitario.

Desde el 2012, la SDA y el Mederi iniciaron el proceso para evaluar alternativas encaminadas al manejo seguro de residuos hospitalarios infecciosos al interior de los hospitales.

“La Secretaría Distrital de Ambiente está dispuesta a incentivar el uso de tecnologías para tratamiento de residuos hospitalarios y similares, y que sean permitidas por la normatividad ambiental vigente. Todo en el marco del programa Basura Cero, que tiene en sus metas reducir la generación de residuos peligrosos en Bogotá y su disposición final en celda de seguridad”, explicó el Secretario Distrital de Ambiente Néstor García.

“Con esta nueva tecnología se podrá reducir el riesgo ambiental y ocupacional asociado a la manipulación de este tipo de residuos, y que permitan minimizar los impactos ambientales asociados a su gestión externa, como la reducción de emisión de Gases de Efecto Invernadero generados por los vehículos de transporte, así como disminuir los costos de tratamiento y disposición final al generador, en este caso las instituciones”, precisó el funcionario.