Alcalde Peñalosa entregó triciclos eléctricos para población recicladora

Foto: Diego Bauman Foto: Diego Bauman
Publicado:
30
Dic
2019
Escucha la noticia

El alcalde Enrique Peñalosa entregó los primeros 11 de 89 triciclos eléctricos a las organizaciones recicladoras, con el objetivo no solo de hacer más sencillo y digno su trabajo, sino de optimizar las rutas de reciclaje realizadas en la ciudad.

“Estamos muy felices de entregar estos 89 vehículos eléctricos que dignificarán el trabajo de las personas que trabajan en el reciclaje. Durante nuestra Administración hemos hecho otra serie de esfuerzos para mejorar sus condiciones, como comprar algunas bodegas para que puedan utilizarlas sin ningún costo, entre otras”, explicó el alcalde Enrique Peñalosa. 

La inversión en esta licitación fue de $728.484.313 mediante un proceso de subasta inversa, que garantiza la calidad de los vehículos y el mejor precio del mercado.

Cada uno de los triciclos tiene capacidad para cargar 300 kg de material reciclable y funcionan 100 % con baterías eléctricas, sumándose a la flota de 379 buses del SITP que llegarán en 2020 a la apuesta de la Alcaldía Peñalosa por una movilidad sostenible que proteja el medio ambiente.

“Estos vehículos están hechos con acero fundido, lo que hace que sean más livianos y resistentes para poder llevar más carga. Además, cuentan con garantía por un año y un servicio técnico preventivo ofrecido por el contratista”, dijo la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Beatriz Elena Cárdenas.

También señaló que dentro del contrato se estableció que se brinde una capacitación a los recicladores que usarán el vehículo, para así promover su buen uso y la seguridad vial.

Gracias a las baterías de litio con las que funciona el vehículo, este es más liviano y seguro, ya que no supera los 25 km/h de velocidad.

Las cajas donde se carga el material reciclable son de 1,50 metros de largo por 1,10 metros de ancho. También cuentan con una carpa que protege al reciclador de la lluvia y las baterías son a prueba de salpicaduras de agua.

Segunda fase de Ósmosis Inversa en Doña Juana

La Alcaldía de Bogotá, a través de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), pone en marcha el segundo módulo de Ósmosis Inversa que hace parte de la optimización del sistema de tratamiento de lixiviados en el Relleno Sanitario Doña Juana - RSDJ.

“Durante nuestra Administración hemos ayudado a que se hiciera el reajuste indispensable en las tarifas de Doña Juana, para que pudiera operar de una manera más técnica y con una mejor calidad para que garantizara un verdadero procesamiento adecuado. Estamos haciendo la planta de tratamiento de lixiviados para que el agua llegue limpia al río Tunjuelo. Ya se han construido 2 de los 6 módulos”, señaló el mandatario.  

Esta planta que se suma a todo el sistema de recolección, transporte y tratamiento de lixiviados que se producen en el Relleno Sanitario Doña Juana, producto de la descomposición biológica de los residuos, permitirá cumplir al 100 % con las normas de calidad de vertimiento vigentes expedidas por la Autoridades Ambientales competentes, que establecen los parámetros y valores límites máximos permisibles para el vertimiento puntual a cuerpos de aguas superficiales y a los sistemas de alcantarillado público.

La Ósmosis Inversa es un proceso de alta tecnología que consiste en tratar lixiviados a una alta presión a través de membranas semipermeables, con el objetivo de separarlo de sus contaminantes. Al final, se extraerán dos elementos, un permeado (agua tratada que será vertida al rio Tunjuelo) y un rechazo que vuelve a ingresar al sistema para ser nuevamente procesado.

El equipo fue importado a Colombia desde Alemania por el concesionario Centro de Gerenciamiento de Residuos Doña Juana S.A.E.S.P - CGR Doña Juana S.A. ESP., que suma una capacidad de tratamiento de 432 metros cúbicos por día; con la cual se garantizará el cumplimiento de los estándares más rigurosos en cuanto a eliminación de material orgánico e inorgánico, así como las sales presentes en los lixiviados. Con este sistema, también se favorecerá el plan de descontaminación del río Bogotá.

Este es el segundo módulo de los seis que en total se instalaran progresivamente en Doña Juana. La inversión a la fecha alcanza los seis mil millones de pesos. Para 2021 el Relleno Sanitario Doña Juana contará con un sólido sistema de tratamiento de lixiviados que ubicará a Bogotá como una de las ciudades capitales del mundo con la mejor tecnología aplicada al procesamiento de estos líquidos.

“Nosotros recibimos un desastre en Doña Juana que generó toda clase de problemas ambientales, por los derrumbes que no se habían manejado bien. Además, tuvimos que pagar 120.000 millones de pesos en multas por una mala e ilegal operación de servicio de aseo en Bogotá, pero logramos hacer una licitación que cambió por completo todos los equipos, tenemos más de 80 mil canecas en toda la ciudad, tenemos contenedores para facilitar los procesos de reciclaje”, concluyó el alcalde Enrique Peñalosa.