Bajar de peso, el riesgo de infarto y el estrés, entre los beneficios que trae la bici

Foto: Diego Bauman

Foto: Diego Bauman

Lee antes de compartir:
29 • Sep • 2017
Publicado por: Maira Giraldo
29 • Sep • 2017
Publicado por: Maira Giraldo

Habrá escuchado que el ejercicio es salud. Sí, es una verdad comprobada. Pero, ¿conoce usted los beneficios puntuales? Bien, en este artículo le contamos en detalle qué gana con el pedaleo.
1. Reducción de los riesgos asociados a la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles, como hipertensión, enfermedades cardiovasculares y pulmonares, diabetes, trombosis, entre otras.
2. Pedalear frecuentemente mejora la eficiencia del ritmo cardíaco, ayuda a eliminar el colesterol malo, a retener el colesterol bueno y aumenta la elasticidad de los vasos arteriales, reduciendo en un 50 % el riesgo de infarto cardíaco y de otras enfermedades cardiovasculares.
3. Reduce el peso corporal: Practicar ciclismo se puede hacer en cualquier etapa de la vida, y se puede adecuar a personas con sobrepeso y obesidad. Ayuda a quemar la grasa sobrante del cuerpo al aumentarse el ritmo metabólico.

4. Fortalece músculos y huesos: Pedalear activa la mayoría de los músculos del cuerpo, especialmente los de la parte inferior (cuádriceps, glúteos y gemelos), así como la región lumbar, abdominal, los hombros y la espalda, lo que repercute en fortalecimiento de los huesos sin desgaste de las articulaciones, por lo que adicionalmente se indica en personas con artrosis.
5. Mejora el equilibrio y la coordinación: Montar bicicleta activa todos los sentidos, músculos y huesos, estimulando el cerebro y todo el sistema nervioso, activando el sistema corporal de equilibrio y coordinación, características que lo hacen además recomendable en todas las etapas de la vida, desde la infancia hasta la vejez.
6. Mejora la respuesta ante infecciones: Usar frecuentemente la bicicleta como medio de transporte o recreación estimula la producción de células blancas que se encuentran en la sangre y nos defienden de las bacterias que nos generan infecciones.

7. Disminuye la probabilidad de cáncer: La práctica del ciclismo estimula células denominadas fagocitos, que protegen reduciendo el riesgo de padecer cáncer de colon, próstata, páncreas y de mama.
8. Mejora la salud mental: La actividad física libera endorfinas, conocidas como la hormona de la felicidad, actuando a nivel cerebral y generando optimismo y reduciendo el estrés, la ansiedad y la depresión.
9. Mejora la respiración: El  uso de la bicicleta aumenta  la ventilación pulmonar, que asociado a su uso masivo aporta a la disminución de las concentraciones de CO2 y otros contaminantes, mejorando la calidad del aire y en consecuencia  el oxígeno  que llega a los pulmones y la sangre.