Producción de conocimiento a través de Internet, un reto de la BLAA

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
03 • Jan • 2013
Publicado por: Javier Cortés
03 • Jan • 2013
Publicado por: Javier Cortés
0 visualizaciones
0 veces compartido

A partir del próximo 17 de enero de 2013, asumirá como nuevo director de la Biblioteca Luis Ángel Arango (BLAA) el profesor de la Universidad Nacional Alexis de Greiff, un asiduo asistente a las salas de consulta y a la sala música de la misma.

Asumir este cargo es, según este físico y doctor en Historia de la Ciencia, “una enorme responsabilidad”, teniendo en cuenta que en este momento “la Biblioteca se encuentra en un alto grado de desarrollo”, además de ser el lugar de mayor consulta de todo el país, dado que al año tiene más de siete millones de usuarios.

En otras palabras, “la biblioteca es hoy en día una de las mejores, una de las más referenciadas de América Latina, con un reconocimiento intelectual, y como un espacio para el acceso a herramientas para la educación de niños y de jóvenes, en particular de secundaria, pero también para la investigación en Colombia”.

Según el docente, se trata de la biblioteca más importante que tiene el país en términos de su actividad cultural. Es un epicentro y agencia cultural.

Sin embargo, “hay que decir que cuando se habla de la BLAA, se habla de la Red de Bibliotecas, son más de 20 bibliotecas, de modo que no solo soy el director de la Luis Ángel Arango”, dice.

En cada una de las ciudades donde se encuentran, “las bibliotecas del Banco de la República son un punto de referencia de la actividad cultural”. Y cada una de estas es “absolutamente crucial”.

Adicionalmente, para él, la biblioteca es un punto de referencia obligatorio, como profesor, como investigador y como ciudadano. “He tenido una relación con la Biblioteca tanto como investigador, como participante en las exhibiciones, y tengo gran admiración por el trabajo que ha hecho la sala de música de la Biblioteca a la que asisto desde hace muchísimos años”, expresa.

Los desafíos
El principal reto que debe emprender a su llegada a la Dirección, es cómo se va a adecuar la Biblioteca en los próximos años para enfrentar el hecho de que la información que busca la gente y las nuevas formas de producción de conocimiento, se hacen actualmente a través de internet, de manera difusa y mucho más participativa. Esto va a implicar, en el caso de las universidades y de las empresas, una resignificación del papel de las bibliotecas.

De hecho, De Greiff reconoce y respeta la importante labor que han llevado a cabo sus antecesores Jorge Orlando Melo y Margarita Garrido, dado que ellos han señalado el rumbo en el proceso de digitalización y de aproximación a la red desde la Biblioteca.

El nuevo director tiene claro que hay que buscar mecanismos, en conjunción con otras actividades, a través de los cuales se dé acceso a los jóvenes. Hasta el momento la BLAA cuenta con actividades interesantes como los clubes de lectura y los talleres, que son formas de acercar a la gente y que deben continuar.

Finalmente, le gustaría que la biblioteca se convierta también en un lugar de producción de conocimiento a través de la palabra y la discusión. Los recursos, la literatura, los archivos y la música que allí se encuentran, entre otros, pueden alimentar esa discusión.