Bogotá contada por los libros

Los libros que cuentan a Bogotá

La literatura colombiana tiene un gran capítulo reservado para la capital. Muchos libros retratan a Bogotá, sus calles y su gente.

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
11 • Dec • 2018
Publicado por: Manolo Villota
11 • Dec • 2018
Publicado por: Manolo Villota
0 visualizaciones
0 veces compartido

Desde su fundación, distintos autores han plasmado historias en las que se retratan las mil caras de Bogotá: las índoles de sus personajes, su jerga, costumbres y las constantes descripciones de calles y lugares distintivos de Bogotá son, además de piezas artísticas, guías para propios y extranjeros que a través de sus páginas han recorrido una y otra vez la capital de Colombia.

A continuación le mostramos una pequeña muestra de las novelas más destacadas de esta temática.

El Carnero (1636)

El nombre completo de esta obra es bastante más extenso: El Carnero. Conquista y descubrimiento del Nuevo Reino de Granada de las Indias Occidentales del mar Océano y fundación de la ciudad de Santa Fe de Bogotá, primera de este Reino donde se fundó la Real Audiencia y Cancillería, siendo su cabeza se hizo su arzobispado. Esta crónica histórica, escrita por Juan Rodríguez Freyle, retrata los sucesos relacionados con la conquista y la primera sociedad colonial. Es una interesante narración de cómo era la semilla de lo que hoy es nuestra capital.

Las tres tazas (1863)

Este libro, escrito por José María Vergara y Vergara, fundador de la Academia Colombiana de la Lengua es una representación costumbrista de la naciente Bogotá: el tránsito de la ruralidad hacía un concepto más cercano a la urbe va de la mano con una narrativa cómica y picaresca de personajes propios de las antiguas épocas cachacas.

Reminiscencias de Santafé y Bogotá (1899)

Este libro, escrito por José María Cordovez Moure, es un compilado de crónicas costumbristas de la ciudad. Así, a lo largo de sus páginas, el autor retrata las vivencias y las características del pueblo bogotano de la época. El documento es en sí mismo una valiosa pieza histórica que nos da cuenta del pasado de nuestra ciudad y nos permite entender su evolución desde distintos ángulos.

Un tal Bernabé Bernal (1975)

Álvaro Salom Becerra retrató a través del protagonista de este libro las relaciones del individuo con sus instituciones y con sus círculos sociales. Con el tiempo este libro se ha convertido en un referente obligatorio en la literatura bogotana, y se le considera una de las mejores novelas escritas sobre la ciudad y sus habitantes.

Sin Remedio (1984)

La única novela del periodista Antonio Caballero, con más de 30 años de haber sido publicada, no pierde vigencia. Considerada el mejor retrato de Bogotá en términos literarios, ‘Sin Remedio’ lleva al lector a recorrer los lugares más emblemáticos de la capital a través de las aventuras de un poeta de clase alta. El norte, el centro, la carrera séptima, aparecen tan bien descritos que parece como si un mapa se incrustara en la cabeza del lector. Además, las relaciones sociales y las convenciones de los capitalinos se satirizan con la fineza propia del estilo de Caballero.

Los ojos del basilisco (1992)

La novela del cartagenero Germán Espinosa (1938-2007) mezcla la historia y la ficción al llevarnos a la Bogotá del siglo XIX. Aquí, las luchas sociales, atravesadas por un contexto donde los cambios en la economía se convierten en el escenario ideal para desarrollar esta historia. Se resaltan las dudas y cuestionamientos de una sociedad inconforme y un país destinado al cambio. Escenarios como el barrio Egipto son recurrentes a lo largo de la obra.

Opio en las Nubes (1992)

Un libro que ha sido especialmente popular entre jóvenes es la obra más destacada del escritor Rafael Chaparro. A pesar de crear una ciudad a partir de Bogotá, su eje central en el espacio es el apartamento de su protagonista, Amarilla, quien reside en una apartamento de la avenida Blanchot que vendría siendo la calle 85. Un libro donde es evidente la esencia de ciudad.

Noticia de un secuestro (1996)

Gabriel García Márquez nos cuenta en este libro cómo acontecieron los secuestros de diferentes personalidades políticas durante los años en que el Estado estaba en plana guerra con los carteles de droga. En diferentes pasajes se hacen descripciones de lugares conocidos de Bogotá, este libro no solo es un referente para las nuevas generaciones de periodistas, también se consolidó como una pieza que nos mostró acertadamente otra cara de una época difícil para el país.

La Trilogía de Bogotá (2003-2006)

A lo largo de tres libros (Según la costumbre, Delante de ellas y Los otros y Adelaida), Gonzalo Mallarino hace una semblanza de la ciudad que nos transporta por distintas situaciones al tiempo que nos pinta una Bogotá a veces gris, a veces lejana, donde los cerros son testigos de los acontecimientos dentro del barrio Pablo VI.

Tú, que deliras (2013)

La segunda novela del escritor Andrés Arias, es un viaje por la Bogotá de los años treinta a través de la vida de la Carolina Cárdenas, también conocida como Miss Decó, una artista que murió tempranamente luego de llevar una vida intensa. El autor recorrió los barrios Chapinero, Belén y los Mártires, entre otras localidades, que por entonces eran las preferidas de la clase alta bogotana. Este libro es el retrato de una ciudad de principios del siglo XX que se debate entre el progreso y el arraigo al campo y a las tradiciones más conservadoras.

Chapinero (2015)

Andrés Ospina es conocido por su enorme afición a Bogotá y su pasado. En Chapinero, se puede observar esta situación. La novela arranca en el siglo XVII y cuenta diferentes historias en diferentes épocas. Chapinero evoluciona a lo largo del tiempo, sus calles, edificios, plazas aparecen y desaparecen en un viaje que nos lleva, de otra forma, por la historia del barrio más emblemático de la capital.