Estudiantes Afro se quedó con el título del 2° Campeonato Interétnico de Bogotá

Estudiantes Afro se quedó con el título del 2° Campeonato de Fútbol Interétnico de Bogotá - Foto: Archivo de Bogotá.

Estudiantes Afro se quedó con el título del 2° Campeonato de Fútbol Interétnico de Bogotá - Foto: Archivo de Bogotá.

Lee antes de compartir:
30•Jul•2019
Publicado por: Andrés Noguera
30•Jul•2019
Publicado por: Andrés Noguera

Se llevó a cabo el segundo Campeonato de Fútbol Interétnico “Construyamos Paz” con el apoyo de la Secretaría de Gobierno y el equipo Estudiantes Afro se quedó con el título.

Hablamos con algunos de sus integrantes para conocer un poco más de ellos, de su equipo y por supuesto de su experiencia en el campeonato.

La historia de este equipo comenzó cuando Arlen Vargas (capitán) y Carlos Yahanny Valencia, también conocido como “Tostao” de Choquibtown, se animaron a darle vida a esta familia de amigos y futbolistas en el año 2009. Para ellos el objetivo siempre fue crear un grupo de amigos que se apoyaran para salir adelante y pasarla bien.

Por eso es que para ser uno más del equipo no basta con jugar bien. “Cuando vinculamos a alguien al equipo es porque cumple con al menos uno de los dos requisitos fundamentales. Debe ser estudiante o afro, si no cumple con alguno de los dos, pues lo acogemos y ahí o lo ponemos a estudiar o lo convertimos en afro”, manifestó Arlen entre risas.

Jugar el campeonato fue una experiencia nueva para algunos de ellos. “Yo soy uno de los recién llegados y me hicieron sentir como si estuviera desde el comienzo, jugamos con mucho respeto entre nosotros y por el rival”, dijo William Andrés Duque, quien además cuenta una anécdota graciosa de su partido frente a uno de los equipos del pueblo gitano.

“Cuando íbamos como 10-0 ellos nos meten un gol y suena un grito de uno de ellos diciendo vamos que todavía podemos y ahí todos soltamos la carcajada, ellos y nosotros. Ese fue un momento muy lindo porque sin importar el resultado todos nos lo tomamos con mucho humor”, aseguró Duque.

El camino a la final no fue fácil, tuvieron que superar rivales duros en el proceso, pero sin embargo lo lograron. Fue allí cuando el arquero Kenneth Florián se vistió de héroe.

“Nadie quiso regalar nada, fue un partido intenso en el que no se cometieron errores, finalmente ganamos 3-0 en los penales”, relató Kenneth. Saqué cuentas y le dije ¡tapaste tres penales! y me dijo “no, tapé uno y asusté a los otros dos”, mientras soltaba una carcajada.

“Más allá del título y los 4 millones de pesos que se llevaron como campeones, lo que más valoramos es que existan estos espacios de integración entre miembros de diferentes culturas y etnias”, aseguró el director técnico Alberto Parra.