'Pasamos de un lugar terrorífico en el Bronx a un espacio de creatividad y cultura': directora de la Fuga en Exma 2019

Foto: Alcaldía Mayor

Foto: Alcaldía Mayor

Lee antes de compartir:
27•Mayo•2019
Publicado por: Jose Luis Martínez
27•Mayo•2019
Publicado por: Jose Luis Martínez

La directora de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño (FUGA), Mónica Ramírez, explicó que la Calle del Bronx se convirtió en la oportunidad clave para transformar el horror en creatividad e innovación.

“Partimos de un problema, en este caso una manzana de Bogotá con una historia complicada, con un pasado oscuro donde lo único que salía de aquí eran noticias terroríficas. Teníamos claro el tamaño del desafío y aquí se necesita una inspiración para cambiar espacios como estos en un nuevo territorio transformado en creatividad”, aseguró Mónica Ramírez desde su presentación en EXMA 2019. 

Así nació el gran proyecto de Bronx Distrito Creativo, de transformará un lugar que por años representó miedo para los bogotanos, en una zona donde puedan caminar y disfrutar de la cultura y creatividad que caracteriza a la capital colombiana. 

“La inspiración surge de dos líneas diferentes: la primera, del territorio y lograr transformarlo, esas ruinas se convirtieron en el mejor aliciente para inyectarle una nueva vida a este lugar y llenarlo de creatividad”, señaló la funcionaria. 

Bogotá es una fuente de creatividad y por qué no transformar este espacio en eso, en un lugar donde la creatividad y el emprendimiento se encuentren en un solo sitio, que será ese gran Distrito Creativo, proyecto que lidera el alcalde Enrique Peñalosa”, recordó. 

En el país no hay ningún Distrito Creativo, por esto el desafío era mayor, así que desde la FUGA se inició una etapa de estudiar las experiencias en otros países y cómo hacerlo funcionar en Bogotá.

Por eso arrancó en la ciudad un proceso de creación colectiva que contó con el apoyo de todos, y que permitió generar esta gran iniciativa.

Pero más allá de los nuevos equipamientos que se construirán en esta calle para transformar este sector en la gran cuna de las industrias creativas de la ciudad, la Alcaldía de Bogotá decidió abrirle las puertas de este lugar a la ciudadanía, que por décadas era intransitable para los bogotanos y turistas. 

“Nadie podía entrar, así que decidimos agrupar eventos culturales, desfiles, clubes de lectura y empezó a llegar la gente que descubrió una parte de su ciudad que no conocía. Tan solo el año pasado hicimos 33 eventos donde asistieron más de 30.000 personas”, expresó la directora de la FUGA. 

De la mano de este resurgir empezó otro importante proceso: saber quiénes querían hacer parte de este Distrito Creativo, y se lanzó una gran convocatoria para que las personas mostrarán ese interés. 

“Más de 1.300 personas de todas las localidades de Bogotá se han inscrito y quieren hacer parte de esta transformación. Nos llegaron proyectos creativos hasta de Sumapaz, que quieren tener un espacio aquí”, concluyó Mónica Ramírez.