Entre caracoles y lombrices, niñas y niños aprenden a vivir en armonía

Entre caracoles y lombrices, niñas y niños aprenden a vivir en armonía

Estudiantes colegio público Andrés Bello - Foto: SED

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
30 • Dec • 2015
Publicado por: dtorres
30 • Dec • 2015
Publicado por: dtorres
0 visualizaciones
0 veces compartido

Desde 2014 cuatro docentes del colegio público Andrés Bello, Olga Lucía Briceño, Milena Cardozo, Dulfay Beltrán y Leidy Hernández, dirigen 'La Granja Escolar Andresista GEA'; un proyecto que tiene como objetivo empoderar a sus estudiantes para que se conviertan en ciudadanos activos que además de defender, proteger y difundir el amor y el respeto por el medio ambiente, ayuden a hacer de este mundo un lugar más pacífico.

Caracoles y lombrices, pequeños invertebrados gelatinosos, que gozan de poca popularidad entre la mayoría de las personas, tienen en Bogotá un fortín de fieles protectores que los llenan de cuidados y afecto. Se trata de los estudiantes de primaria del colegio Andrés Bello quienes, aseguran, ahora son mejores seres humanos gracias a sus nuevos amigos.

“Si quieres tener un caracol, debes seguir estas cuatro reglas: límpialo, aliméntalo, cuídalo y protégelo. Muchos dicen que les da asco, pero nosotros les decimos que no lo hagan, ¿cómo no les va gustar algo que no conocen?”, dice Jessica Alejandra Forero, una espigada niña de 10 años.

A su lado, Sebastián Suárez, de 11 años, escucha con atención y agrega, “es que todo lo que hay en la naturaleza se debe valorar. Los caracoles ayudan al medio ambiente y las lombrices también lo hacen. Son maravillosos, como todo lo que nos da el planeta tierra”, resalta.

Como Jessica y Sebastián, sus 190 compañeros de tercero y cuarto de primaria de este colegio de la localidad de Puente Aranda, están convencidos de que el cambio empieza por ellos mismos y que vivir en armonía y tolerancia con su comunidad pasa primero por aprender a respetar, conservar y cuidar todas y cada una de las cosas que se encuentran en la tierra. Algo que se logra con cosas tan sencillas como valorar a los caracoles y las lombrices.

Fuente: Secretaría de Educación Distrital.

Twitter: @ServiCiudadano
Facebook: Servicio al Ciudadano – Bogotá