Los 250 estudiantes mimos que llenan de paz a su colegio

Mimos por la paz - Foto: José Walter López / maestro colegio Prado Veraniego

Mimos por la paz - Foto: José Walter López / maestro colegio Prado Veraniego

Lee antes de compartir:
17 • May • 2016
Publicado por: Ana María Cuevas
17 • May • 2016
Publicado por: Ana María Cuevas

En el colegio Prado Veraniego de la localidad de Suba se respira paz. Cerca de 250 muchachos se pintan las caras de mimos todos los días y con eso están cambiando la forma como se relacionan todos los estudiantes de su colegio.

“Mimos por la paz surge como una idea que busca fomentar acciones pequeñas pero simbólicas de los estudiantes, para tener una sana convivencia y respeto”, relata José Walter López, profesor que arrancó con la iniciativa.

Continúa explicando que “los estudiantes salen con la cara pintada como mimos, ilustrando el personaje y con unos carteles que les muestran a todos los compañeros y que expresan mensajes como: 'siempre portar bien el uniforme es símbolo de respeto y de integralidad' o 'recoja las basuras y póngalas en su lugar'”, cuenta López.

Con su actuación de mimos, los estudiantes que participan en este proyecto envían otros mensajes a sus compañeros sobre recoger las basuras, no correr, dialogar antes de pelear con un compañero, hacer la fila en la cafetería y respeto en el juego.

Los carteles y las actuaciones de los estudiantes se presentan martes y jueves, en la entrada del colegio a la hora de llegada, en los descansos y a la hora de salida. Salen con estos carteles en procesión y con gestos de mimos hacen un performance y van por cada salón
recordando los mensajes. Además, con su comportamiento dentro del colegio dan un mensaje continuo de paz, ya que los participantes de
esta iniciativa deben dar ejemplo con sus acciones.

“Con esto se busca sembrar y fortalecer la cultura de la paz. La aceptación ha sido muy positiva, al principio algunos compañeros pensaron que la propuesta no iba a tener mayor eco, pero los chicos se animaron cuando empezaron a ver el efecto en los papás, las personas y la comunidad que los observaba maquillados con el atuendo de mimos y
con los carteles”, explicó el profesor López.

Los estudiantes que participan en Mimos por la Paz, no reciben ningún incentivo o nota apreciativa por sus actividades, todo lo que realizan en el proyecto es voluntario.

El efecto de este trabajo en los jóvenes no es inmediato, pues es un proceso lento, ya que hay actitudes e imaginarios familiares y sociales complejos que se tratan de cambiar a través de todas esas dinámicas artísticas.

“La segunda parte de este trabajo es que van a estar en la entrada con una especie de salón de belleza de mimos, en donde a las niñas que vienen maquilladas y con el uniforme mal ubicado las van a organizar. Si los estudiantes llegan tarde se hace un taller con ellos como mimos, sobre la importancia de llegar temprano y en los descansos
hacen un tren de mimos para mostrar lo importante que es dar el turno al otro. Ellos lideran este tipo de actividades desde la lúdica para fundar imaginarios de paso que se convierten luego en hábitos”, manifiesta López.

Casi todos los estudiantes del colegio han participado en esta iniciativa. A la fecha, cerca de 250 estudiantes participan en Mimos por la Paz, distribuidos por grupos en distintas actividades.

Se tiene pensado implementarlo en la jornada de la mañana y a la sede B del Colegio, que es la sede de primaria. También se ha contemplado la posibilidad de trasladar estas dinámicas al barrio en donde está ubicada la institución para llevar a otros espacios los mensajes de paz, respeto y sana convivencia.

“Es importante que los jóvenes participen porque son el futuro próximo de nuestro país, porque necesitan reconstruir un proyecto de vida centrado en la persona, en la ciudadanía, en saber que no pueden ser líderes pasivos porque son los transformadores de nuestra sociedad. Necesitan protagonizar y apoderarse de este tipo de actividades porque son quienes van a salir a promover los valores y la formación que se ha sembrado en el colegio”, puntualiza el profesor López.

Ximena Higuera Moreno
Periodista - Alcaldía Mayor de Bogotá

Twitter: @ServiCiudadano 
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá