Los colegios de Bogotá que se enfrentaban y ahora son ejemplo de paz

Estudiantes colegios de Usaquén - Foto: Prensa Secretaría de Educación

Estudiantes colegios de Usaquén - Foto: Prensa Secretaría de Educación

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
06 • Jul • 2016
Publicado por: Ana María Cuevas
06 • Jul • 2016
Publicado por: Ana María Cuevas
0 visualizaciones
0 veces compartido

Tres colegios de la localidad de Usaquén, que comparten una manzana, rompieron las fronteras invisibles que los separaban como un ejemplo de paz y convivencia.

Por un lado, está el Centro Cultural y Educativo Reyes Católicos, colegio manejado por el gobierno español. En el medio se encuentra el Instituto Pedagógico Nacional administrado por la Universidad Pedagógica Nacional. Y en el otro extremo se ubica el colegio Usaquén, una institución educativa distrital.

Entre ellos, eran comunes los enfrentamientos, las malas palabras y malos tratos. Por esta razón los rectores de las tres instituciones decidieron unir esfuerzos para cambiar esta historia.

Así nació el proyecto “Frontera”, como un ejemplo de que es posible aprender a vivir en armonía.

“Durante mucho tiempo esa puerta estuvo cerrada, pero hoy la abrimos porque estamos convencidos de que si queremos una sociedad en paz debemos empezar a romper esquemas. Estratificar la sociedad es un vicio mal adquirido de los adultos, y los niños no tienen ningún complejo en darse cuenta de lo que es obvio: que todos somos iguales y tenemos los mismos derechos”, dijo el rector del Centro Educativo y Cultural Reyes Católicos, Luis Fernández López.

Este sentir era compartido por Ricardo Almanza Roldán y Alejandro Álvarez Gallego, rectores de los colegios Usaquén e Instituto Pedagógico Nacional que no dudaron en apoyar la iniciativa de su colega. Este punto en común marcó el inicio de ‘Frontera’.

“Aunque ya existían iniciativas por parte de algunos docentes para unir a los tres colegios, éstas estaban dispersas. Por eso quisimos formalizar todas estas experiencias a través de este proyecto que se ha convertido en un ejemplo de que sí se puede vivir en paz, que no existen barreras sociales, culturales, étnicas o religiosas que nos puedan dividir”, cuenta el rector Alejandro Álvarez Gallego.

Solo se necesitaron dos años y medio para limar asperezas que existían desde hace más de 30. Los conflictos se cambiaron por concursos de inglés, torneos deportivos y participación conjunta en proyectos medioambientales.

“Cuando nos reunimos coincidimos en varios aspectos, uno de ellos, en que estas tres instituciones son de carácter público, de distinta procedencia, pero público, al fin y al cabo. Esa feliz coincidencia nos fue acercando poco a poco, y conforme al proyecto que ha ido avanzado nos ha demostrado que es una apuesta que vale la pena, los logros son enormes y esa es nuestra mayor motivación”, destacó Ricardo Almanza Roldán, rector del colegio Usaquén.

A la fecha, más de 3.000 estudiantes de estos tres colegios participan activamente de ‘Frontera’ y gracias al apoyo de la Dirección Local de Educación de Usaquén, los colegios Nuevo Horizonte y Agustín Fernández, se unirán a esta experiencia.

Twitter: @ServiCiudadano 
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá