Fuera de peligro bebé venezolana, diagnosticada con cardiopatía y síndrome de Down

La recién nacida recibió atención integral en el hospital Simón Bolívar. Foto: Secretaría de Salud

La recién nacida recibió atención integral en el hospital Simón Bolívar. Foto: Secretaría de Salud

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
03 • May • 2019
Publicado por: Jenny Carolina Suache
03 • May • 2019
Publicado por: Jenny Carolina Suache
0 visualizaciones
0 veces compartido

En el Hospital Simón Bolívar, una bebé venezolana de cuatro meses de nacida, recibió atención médica especializada gracias al Nuevo Modelo de Salud. La niña se encuentra estable y fuera de peligro luego de presentar algunas afecciones cardiacas y de ser diagnosticada con síndrome de Down.

La bebé, a sus 18 días de vida presentó una dificultad respiratoria y le descubrieron un soplo al corazón, en el centro médico de San Fernando de Apure, Venezuela. La madre viajó a Caracas, capital del vecino país para buscar atención especializada. Fue hospitalizada en varios centros, donde trataron la neumonía que también presentó, pero la crisis no permitió que atendieran su cardiopatía.

“La situación estaba muy crítica ya. La luz se fue un día desde las 7 de la noche y llegó hasta la una de la madrugada, en consecuencia, se murieron 4 niños allá en Venezuela. Por eso, me la dieron de alta sin oxígeno ni nada, porque no había las condiciones para prestar el servicio”, comentó la madre de la recién nacida.

Su progenitora, después de hospitalizar a su hija en una unidad médica en San Juan de los Morros, población ubicada a dos horas de Caracas, decidió viajar a Puerto Carreño, capital del departamento colombiano de Vichada, donde la niña fue estabilizada. 

La pequeña paciente fue trasladada en una avioneta medicalizada a Bogotá y remitida a la Fundación Cardioinfantil. La mujer tuvo que iniciar los trámites para obtener un salvo conducto como refugiada que le permitiera afiliar a su hija a una EPS; mientras tanto la acogió el hogar temporal de la Fundación Casa Ronald McDonald.

Luego se dirigió al hospital Simón Bolívar donde permanece la bebé, a la espera de que gane peso para poder lograr la resolución quirúrgica de su enfermedad.  “Realmente, estoy muy agradecida porque la atención ha sido buenísima. Mi hija ya está estable y en dos meses la operan”, agregó la madre.

De esta manera, el personal de enfermería, médico y especializado de toda la red pública hospitalaria de Bogotá se encuentra siempre en alerta para garantizarle a los niños, sin importar su nacionalidad, una atención integral y oportuna, que permita salvar sus vidas.