Distrito estudia tratamiento con marihuana para adictos al bazuco

Lee antes de compartir:
27•Mar•2013
Publicado por: Mleón
27•Mar•2013
Publicado por: Mleón

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, con las secretarías distritales de Salud y de Gobierno estudian un plan piloto para explorar con adictos al bazuco la sustitución del uso de esta sustancia psicoactiva por el consumo de marihuana u hojas de coca.

El propósito, según explicó el secretario de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, es "trabajar con estos pacientes el uso de la marihuana o la hoja de coca para explorar si su consumo ayuda en el tratamiento del síndrome de abstinencia y la ansiedad que genera la adicción a sustancias como el bazuco".

Agregó que esta es una propuesta que se está evaluando y hay interés en presentarla al Gobierno Nacional, dado que es el que debe autorizar el uso de una droga ilegal como la marihuana. "Esto, según la Constitución, se puede hacer cuando es para fines terapéuticos", reiteró Jaramillo.

Petro y Jaramillo ya habían hablado sobre la intención de utilizar en adictos a la heroína y al bazuco drogas sustitutas, cuando anunciaron la creación de los dos centros de atención médica para drogodependientes (Camad) que funcionan en el 'Bronx' (centro) y en el Amparo (Kennedy).

En la capital colombiana hay 7.000 adictos al bazuco, según un estudio de la Secretaría Distrital de Salud (SDS). La idea, dijo Jaramillo, es que el piloto de sustitución de bazuco por marihuana se realice con un grupo de unas 15 personas, especialmente jóvenes que suelen ir al 'Bronx', y que la SDS ha comenzado a atender en el Camad que funciona en ese punto. El funcionario estima que ese tratamiento exploratorio duraría unos ocho meses, al final de los cuales se evaluarían sus resultados, si funciona o no.

Por su parte, el toxicólogo Camilo Uribe Cualla calificó esa sustitución como un "exabrupto". Dijo que no hay evidencia científica que revele que con dosis de marihuana se reduce el consumo de la base de coca.

"Eso no puede suceder porque el uso de una sustancia psicoactiva como la marihuana no quita el efecto de otra, como puede ser la base de coca, porque los mecanismos de acción en el cerebro son muy diferentes".