Alcaldía de Bogotá y Gobierno Nacional firman pacto contra la corrupción que incluirá uso de nuevas tecnologías

Firma pacto contra la corrupción con nuevas tecnologíasFirma pacto contra la corrupción con nuevas tecnologías - Foto: Comunicaciones Alcaldía / Diego Bauman

Firma pacto contra la corrupción con nuevas tecnologíasFirma pacto contra la corrupción con nuevas tecnologías - Foto: Comunicaciones Alcaldía / Diego Bauman

Lee antes de compartir:
23•Mayo•2019
Publicado por: Ana María Cuevas
23•Mayo•2019
Publicado por: Ana María Cuevas

El alcalde Enrique Peñalosa y la vicepresidencia de la República, Marta Lucía Ramírez, en nombre del Gobierno Nacional, en presencia del contralor general, Carlos Felipe Córdoba, firmaron un pacto contra la corrupción que permitirá el uso de las herramientas de la Nación para contrarrestar posibles casos de corrupción. 

Este pacto permite que la Unidad de Información y Análisis Financieros (UIAF) del Ministerio de Hacienda incorpore sus sistemas a los planes anticorrupción de la Alcaldía de Bogotá, permitiendo la detección temprana de posibles anomalías. 

“Nosotros hemos hecho toda clase de esfuerzos para acabar la corrupción y lograr eficiencia, y por eso solicitamos a la UIAF del Ministerio de Hacienda hacer un pacto para que puedan hacer todo el seguimiento y dar toda la información necesaria relativa a los contratistas, funcionarios, en todos los niveles, porque ellos tienen los mecanismos para rastrear todas las transacciones que se hacen todas las personas”, destacó el alcalde Enrique Peñalosa. 

Con este acuerdo se unirán esfuerzos para construir políticas de buenas prácticas para prevenir posibles casos de corrupción, además de investigar y sancionar prácticas corruptas, así como compartir información técnica. 

“Adicionalmente, para poder intercambiar información y poner en conocimiento de la Unidad estas operaciones que eventualmente pueden reflejar algún tipo de sospecha en la cotidianidad de los reportes o análisis que se realizan en las oficinas de Control Interno y los ordenadores del gasto”, aseguró el secretario General de la Alcaldía de Bogotá, Raúl Buitrago.  

La UIAF y la Alcaldía de Bogotá definirán en mesas técnicas los parámetros y la metodología bajo la cual se llevará a cabo la cooperación y colaboración, para garantizar la oportunidad y confiabilidad en el manejo de la información bajo lo establecido en la normativa.

Firma pacto contra la corrupción con nuevas tecnologías - Foto: Comunicaciones Alcaldía / Diego Bauman

“Con esta alta tecnología que ellos tienen, queremos que no se presenten casos de corrupción en ningún nivel. Este acuerdo va a ser muy importante y se va a convertir en un modelo para la administración pública en otras entidades y a nivel nacional”, afirmó el mandatario de la ciudad. 

Este pacto forma parte de los objetivos contemplados en la Política Pública Distrital de Transparencia, Integridad y No Tolerancia con la Corrupción, en lo previsto en el tercer eje sobre Medidas Anticorrupción.

“Esto es un escenario de construcción colectiva para trabajar por el desarrollo del país. Trabajamos por un Estado eficaz en perseguir las prácticas que llevan a la corrupción de los recursos públicos. Tenemos que lograr un Estado moderno y eficiente, que con tecnología e innovación logre una transformación para prevenir la corrupción”, dijo por su parte la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez.  

A su turno, Carlos Felipe Córdoba, contralor general de la República, aseguró que “la corrupción no discrimina color, estrato social y este debe ser el compromiso nuestro: generar todas las herramientas para que haya una mayor tecnología en el control de estos hechos y mayor inclusión de la ciudadanía en estos temas”.

La firma de este pacto se adelantó durante el Foro Internacional de Gestión y Desempeño para la Innovación Pública. 

Una ciudad que lucha contra la corrupción

El alcalde Enrique Peñalosa, durante la firma de este pacto, señaló que esto se une todos los esfuerzos que la Administración Distrital ha venido haciendo durante estos últimos 3 años y medio por combatir la corrupción con iniciativas como pliegos tipo, la formulación de la Política Pública de Transparencia, Integridad y No Tolerancia con la Corrupción y concursos de méritos, entre otras iniciativas.  

Bogotá es la primera ciudad de Iberoamérica con una Política Pública de Transparencia que contiene mecanismos para denuncias contra la corrupción de alto nivel, como el que se implementó en el proceso de adjudicación del Metro. 

“En aseo tuvimos toda clase de presiones para sacar la licitación. Había intereses muy poderosos que intentaron sabotear el proceso porque les interesaba que quedara en libre competencia, sin embargo, no nos dejamos doblegar y sacamos una licitación transparente que necesitaba la ciudad”, explicó el alcalde. 

Peñalosa recordó casos puntuales donde esta Alcaldía ha trabajado con apego a la Ley para evitar la corrupción, como la implementación del nuevo esquema de aseo, los cambios en el sistema de salud y el programa de Alimentación Escolar (PAE), entre otros. 

El alcalde enfatizó que la esencia del Estado es hacer buen uso de los recursos públicos y esto se ve reflejado en una buena gestión administrativa: “En la pasada Alcaldía por una pésima gestión, tuvimos que pagar 120 mil millones de pesos en multas porque no se hicieron los procesos como se debían”. 

Así mismo, casos de ‘elefantes blancos’ que por culpa de la corrupción en otras administraciones le han traído atrasos a la ciudad como el nuevo Comando de la Policía, que esta Administración ya está construyendo, la extracción de las tuneladoras en Canoas y el Carrusel de las ambulancias, entre otros casos renombrados.  

“Somos buenos gerentes y también cumplimos la Ley, adelantamos nuestros procesos por medio de Colombia Compra Eficiente, gracias a esto tenemos una pluralidad de oferentes, y eliminamos costos de transacción. Esto nos ha permitido ser reconocidos internacionalmente gracias a la transparencia en iniciativas como el PAE que es ejemplo a nivel nacional”, aseguró Peñalosa.  

Así mismo, indicó que Bogotá fue pionera en la implementación de pliegos tipo desde el IDU y las Alcaldías Locales: “Pasamos de tener 10 proponentes a 51 en promedio por licitación, lo que significa confianza en las instituciones”. 

Además, en las Alcaldías Locales se focalizaron las líneas de inversión en lo que más genera calidad de vida para los ciudadanos: parques, malla vial y equipos de seguridad.