Operador público del Distrito asume 52% del territorio de Bogotá

Lee antes de compartir:
20•Dic•2012
Publicado por: Mleón
20•Dic•2012
Publicado por: Mleón

El alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, anunció la firma de un contrato de operación con las empresas de aseo Lime y Aseo Capital, con el fin de evitar una situación traumática en los días de navidad, en los que históricamente se producen alrededor de 8 mil toneladas de basuras diarias, en comparación a las 6 mil que se producen diariamente en el resto del año, y que se sumarían a las 2 mil que dejaron de ser recogidas en la madrugada del día lunes.

“Como quedaron 2 mil toneladas sin recoger el día lunes, y la operación fue aumentando paulatinamente en estos dos días de operación, no alcanza el tiempo para recuperar el rezago perdido antes de navidad.
Después del 25 de diciembre, la operación se podría realizar durante todo el año, pero el Alcalde ha decidido reconsiderar su posición, para que la ciudadanía no pase una navidad con problemas” aseguró el mandatario.

El Alcalde explicó que los contratos firmados no son de concesión sino de operación, y que serán vigentes por un año, mientras se espera que la Comisión Reguladora de Agua y Aseo expida la territorialización de las zonas de uso exclusivo y la fórmula tarifaria que permita la inclusión de la población recicladora.

Las zonas quedaron delimitadas de la siguiente manera: el operador Lime realizará la recolección de basuras en las localidades de Suba y Usaquén; Aseo Capital se encargará de Puente Aranda, Tunjuelito y Ciudad Bolivar; Ciudad Limpia operará en Bosa y Kennedy y Aguas de Bogotá, asumirá el resto de localidades, que corresponden al 52% de la ciudad.

El contrato con Lime y Aseo Capital se firmó con los mismos criterios con los que se firmó el contrato con Ciudad Limpia, que son: la disminución de los ingresos que reciben, lo que permite el pago de la función del aseo de los recicladores. Al día de hoy se registra un total de 1.498 toneladas recolectadas por 5.967 recicladores que han llegado a 480 bodegas, que cuentan con un sistema de pesaje. Y como segunda condición está la disminución de las zonas de operación, de tal manera que el operador público tenga un 52% de cubrimiento la ciudad.

“Así entonces, los objetivos propuestos por la Bogotá Humana, dentro del Plan Bogotá Basura Cero, se han logrado. Bogotá logra la inclusión de los recicladores dentro del nuevo esquema de recolección de basuras, cumpliendo así el Auto de la Corte Constitucional. Logramos que una gran parte de la población hoy sepa qué significa separar en la fuente y la importancia del reciclaje. Hoy la ciudad tiene un operador público de aseo con el 52% del territorio de Bogotá. Hemos logrado una reducción sustancial de las rentas que capturaban los operadores privados en el anterior sistema, lo que nos permite tener un fondo suficiente para lograr la laboralización de los trabajadores del aseo, la remuneración del reciclaje por primera vez en la historia, y lograr una reducción el año entrante, de las tarifas de aseo en la capital” afirmó el mandatario.

Finalmente, el mandatario defendió la labor de la Administración en la estructuración de un nuevo esquema de aseo en la ciudad: “yo diría con toda sinceridad que di un paso atrás, pero dimos 20 hacia adelante, porque comparativamente a lo que teníamos hace un mes, hoy tenemos un nuevo modelo de aseo que respeta a la vida humana, a la naturaleza, a los más débiles dentro de la cadena del aseo, a los recicladores, a los trabajadores y trabajadoras y al interés general de la ciudadanía de Bogotá” concluyó el burgomaestre.