Bicicarga, para hacer eficiente y sostenible la distribución de carga en Bogotá

Bicicletas de carga del programa Bicicarga de la Secretaría de Movilidad El transporte de mercancías de 10 empresas generadoras de carga y 5 operadores logísticos dentro del proyecto se realizará con bicicletas eléctricas, reduciendo así el impacto en la calidad del aire, la congestión vehicular y la siniestralidad vial.
Publicado:
9
Dic
2020
Escucha la noticia

La Secretaría Distrital de Movilidad (SDM), con el apoyo del Grupo Banco Mundial, implementará un piloto de distribución de mercancías que usará bicicletas eléctricas, para promover el uso de alternativas de transporte eficientes y sostenibles en la entrega final de carga (distribución en la última milla) en la ciudad.

 

A través de este piloto de ciclologística, el Distrito busca reducir los problemas de movilidad, contaminación e ineficiencias operacionales en la distribución de mercancías en la capital.

 

“En este piloto, en que el participarán 15 empresas, de las cuales 10 son generadoras de carga y 5 operadores logísticos, vamos a ver reducciones en la contaminación, en la congestión y en siniestralidad vial. Para nosotros es muy importante tener el apoyo del sector empresarial, no solo de Bogotá, sino del país, en la implementación de estas nuevas tecnologías que están sirviendo en diferentes partes del mundo a tener una última milla más eficiente y sostenible”, afirmó el Secretario de Movilidad de Bogotá, Nicolás Estupiñán Alvarado.

 

La primera fase tendrá una duración de seis meses para validar dos modelos de operación. El primero, está relacionado con una operación centralizada donde la distribución se hace en bicicleta desde la bodega privada de la empresa. En este, la bicicleta se carga con la mercancía para luego hacer los recorridos de entregas a los clientes finales y operará con tres empresas en las localidades de Usaquén, Engativá y Teusaquillo.

 

En el segundo modelo, se pondrá a prueba un esquema colaborativo a través de la instalación de una plataforma de cross-docking o colaborativa en la localidad de Chapinero.

 

En este punto, los camiones de varias empresas que vienen desde sus centros de distribución, ubicados en la zona industrial o a las afueras de Bogotá, van a transferir las mercancías a las bicicletas de carga eléctricas y de esta manera se reduce la distancia entre el producto y el cliente final. 

 

Durante todo el tiempo que dure el piloto, se medirán indicadores de operación logística, variables ambientales, sociales y económicas para brindar conocimiento sobre los impactos y necesidades específicas, con el fin que estos modelos de distribución se mantengan sostenibles en un contexto local, y eventualmente sea replicados en otros barrios, localidades y escalado en otras ciudades.

 

El proyecto de Bicicarga trabajará de la mano con diferentes empresas privadas, con el propósito de busca tener una experiencia demostrativa y así lograr una aplicación a gran escala de bicicletas de carga eléctricas que ayudarán a mejorar la operación logística de última milla.