Indígenas víctimas del conflicto exponen sus productos en la Plaza de Bolívar

Foto: Víctimas Bogotá Foto: Víctimas Bogotá
Publicado:
14
Oct
2019

En el marco del ‘Día de la resistencia de los pueblos indígenas’, víctimas del conflicto pertenecientes a diversas comunidades indígenas, comercializarán sus emprendimientos de alimentos, artesanías y confecciones en la Feria PaZiempre que se está llevando a cabo hoy  viernes 11 de octubre en la Plaza de Bolívar.

“A través de estos espacios acercamos la cultura indígena y el campo a la ciudad, permitiendo que los ciudadanos interactúen con la población que día a día trabaja por el cuidado y producción de la tierra. Un espacio para que la sociedad comparta y reconozca la diversidad cultural de Colombia, a través de la oferta de productos de alta calidad, creados por sobrevivientes del conflicto”, afirma Gustavo Quintero, alto consejero para las Víctimas del Distrito.

La feria contará con la participación de 60 unidades productivas indígenas, quienes a través de sus productos rendirán honor a la resistencia y lucha por la reivindicación de sus derechos humanos y autonomía territorial.

Asimismo, durante la jornada se realizarán rituales propios de sus culturas y compartirán su riqueza material e inmaterial con los asistentes. Un espacio donde la diversidad promoverá el reconocimiento hacia esta población que también ha padecido la indolencia de la guerra, siendo víctima del desplazamiento forzado.

En Bogotá residen 334.184 víctimas del conflicto armado, 7.513 con pertenencia étnica indígena, representando el 2.2 %. Esta población está conformada principalmente por 4.152 mujeres y 3.354 hombres según el Observatorio Distrital de Víctimas.

Serán aproximadamente 18 pueblos indígenas procedentes de diferentes regiones del país, quienes harán presencia en la Plaza de Bolívar, entre los que se encuentran los Pijaos, Pastos, Kamentsa, Emberá, Yanakona, Wounan, Wayu, Wiwa, Kamkuana, Zenú, Misak, Ette Enaka, Nasa Paez, Eperara y Huitoto.

La Feria PaZiempre es iniciativa de la Alcaldía de Bogotá, a través de la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, convirtiéndose en un espacio donde los sobrevivientes del conflicto fortalecen su cultura de emprendimiento, comparten sus memorias, y generen alianzas a nivel distrital y nacional.