Estudio muestra que la adultez no se determina por la edad sino por responsabilidades adquiridas

Publicado:
15
Oct
2019

Diagnóstico de la Secretaría Distrital de Planeación –SDP- trimestral  "Rostros y Rastros", arrojó que no solamente es adulta la persona que se encuentre entre los 29 y 59 años, sino que esta fase es determinada por funciones sociales y culturales que pueden ser desempeñadas físicamente, como por ejemplo trabajar, ganarse la vida, formar una familia o independizarse de los padres.

Según el Director de Equidad y Políticas Poblacionales de la Secretaría Distrital de Planeación, Rovitzon Ortiz Olaya, “no es que uno sea adulto sino que se reconozca. Esta fragmentación que hace la biología y la demografía por grupos poblacionales no es tan cierta. Hay jóvenes de 13 años que ya tienen responsabilidades de adultos. La adultez se reconoce en el transcurrir vital y no es sólo una estación física de edad”.

Aspecto demográfico
En la capital del País existen 47,5% hombres y 52,5% mujeres. De acuerdo al diagnóstico, la ubicación espacial de la población adulta guarda estrecha relación con los tamaños poblacionales de las localidades, siendo así que el 48,4% del total se encuentran en las cuatro localidades con mayor población en la ciudad, siendo en su orden Suba, Kennedy, Engativá y Ciudad Bolívar.

Condiciones de vida
El 3,4% de los adultos residentes en la ciudad viven en hogares que tiene al menos una de las situaciones de carencia, es decir, se consideran pobres por Necesidades Básicas Insatisfechas –NBI-, el 13,7% no tienen el ingreso suficiente para satisfacer las necesidades primordiales de alimentación, vestuario, transporte, entretenimiento, y por tanto son considerados pobres por línea de pobreza, y el  3,3% de los adultos se consideran en estado de indigencia, ya que no cuentan con los recursos para por lo menos suplir sus necesidades básicas de alimentación.

Nivel de educación
El 99,2% de los hombres adultos y el 98,8% de las mujeres adultas son alfabetas (saben leer y escribir) en Bogotá, mientras que el restante, 1,2%, son considerados analfabetas. El 44% de los adultos alcanzó como nivel más alto la básica secundaria y media, el 18,4% la básica primaria, el 16% universitario, el 13% técnico o tecnológico y el 7,5% posgrado.

Actualmente, el 6,9% de los adultos informó estar matriculado cursando estudios de educación formal, de los cuales el 22,4% está cursando estudios universitarios, el 8% estudios de posgrado, el 6,8% carreras tecnológicas y el 3,8% estudios técnicos.

“La mayor parte de esta población tiende a extender el tiempo de estudios. Por ejemplo, una parte de la población termina su carrera de pregrado y empiezan una especialización, luego una maestría. Ya no es prioridad tener un hogar ni hijos. Hay una ampliación de estos espacios de formación para no asumir estas responsabilidades anteriormente mencionadas”, expresó Ortiz

Empleo
El 78,2% del total de la población adulta residente en Bogotá es población ocupada; de los hombres un 90,4% y de las mujeres un 67,6%. 21,8% corresponde a la población económicamente inactiva o desocupada.

El 61,7% de la población adulta ocupada es asalariada, el 37,7% independiente y el 0,7% trabajador sin remuneración, determinando que a medida que aumenta la edad disminuyen los asalariados y aumentan los independientes.

Matrimonio - convivencia
El 60% de la población adulta en Bogotá no se casa. Sin embargo se indica que aumentaron las uniones libres en un 30,7% entre los 29 y 35 años. De los casados que se encuentran entre los 51 y 59 años la proporción es del 36,4%. El 18,6% es soltero, los separados o divorciados en un 12,1% y los viudos en 2,2%.

Adultez, poco estudiada
Siendo la población adulta la más extensa en la pirámide poblacional de la ciudad de Bogotá en 2013, con 42,2%, este grupo es invisible a los estudios sociales, culturales y antropológicos; es decir, poco se habla, estudia o indaga, comparada con otros grupos poblacionales.

“A pesar de que existe una Política Pública de adultez en la ciudad existen muy pocas fuentes primarias y secundarias o investigaciones sobre la adultez en Bogotá, es decir, nunca se habla de esas personas mayores de 29 años y que van a los 59 en términos de empleo, de vivienda, de su cotidianidad, de cómo aprovecha el tiempo libre, de cómo son sus relaciones dentro de la familia o de cuánto se tardan en conformar hogares”, indicó Ortiz.

Los pocos estudios que hay tan sólo hacen referencia a la población vulnerable, habitante de calle, personas en condición de prostitución, que aunque sí hacen parte de esta población, es en una mínima parte.