Cuatro pasos sencillos para hacerse el auto-examen de seno

Campaña cáncer de seno Campaña cáncer de seno
Publicado:
27
Oct
2016
Escucha la noticia

El auto-examen de seno es fundamental para la salud de la mujer, pues ayuda a detectar a tiempo posibles tumores mamarios. La mama es un órgano importante que cumple dos funciones (estética y de lactancia) y si un tumor es detectado de forma temprana significa una alta probabilidad de curación en la mayoría de los casos.

De acuerdo con cifras de la Organización Panamericana de Salud, el cáncer de seno es uno de los más comunes entre las mujeres latinoamericanas y según la Fundación Sebastián Quintero, en Colombia se diagnostican al año cerca de 9.500 casos nuevos. Una de cada tres mujeres con este tumor fallece.

La detección temprana del cáncer de seno es fundamental para minimizar sus efectos y evitar muchas muertes que esta enfermedad ocasiona al año en todo el mundo. A continuación conozca los cuatro pasos para que las mujeres puedan realizarse su auto-examen:

1. Observe las diferencias entre los dos senos. Mire bien las posibles alteraciones del contorno de los senos como bultos, durezas, retracciones del pezón y de la piel. Compruebe si existe ulceración, irritación o secreción de sangre u pus.

Para la palpación es conveniente que se acueste para que los músculos se relajen y sea más fácil cada uno de los tres procedimientos:

2. Palpar el seno: comience con la mama derecha colocando una almohada bajo el hombro derecho y eleve el brazo por detrás de la cabeza. Junte los tres dedos centrales de la mano izquierda y presione suave pero firme con las yemas de los dedos trazando círculos alrededor de la mama, empezando desde lo más alejado del pezón hacía él, y en sentido de las agujas del reloj.

3. Palpar de la axila: en la misma posición palpe la axila correspondiente a la mama que está explorando para descartar la aparición de bultos. Ejerza mayor presión que en el caso anterior.

4. Palpar de la areola y pezón: presione el pezón entre los dedos pulgar e índice para observar si existe secreción y levante el pezón junto a la areola para comprobar si existe buena movilidad o adherencia.

Al finalizar se repite el procedimiento con el otro seno. Si después de realizar los dos pasos se encuentran anomalías se debe acudir lo más pronto al médico para consultarlas y tomar los preventivos necesarios.

Las mujeres con mayor riesgo de contraer el cáncer de seno son aquellas que tienen antecedentes familiares (madre, hermanas, tías), primera regla temprana, última regla tardía (menopausia), nacimiento del primer hijo después de los 30 años, mujeres sin hijos, estrés, exposición a radiaciones, obesidad y dieta rica en grasas.

Twitter: @ServiCiudadano
Facebook: Alcaldía Mayor de Bogotá