Avanza en 80% la construcción de la red de alcantarillado para San Cristóbal

Foto: Acueducto

Foto: Acueducto

Lee antes de compartir:
05 • Jul • 2017
Publicado por: katherine.loaiza
05 • Jul • 2017
Publicado por: katherine.loaiza

El Gobierno de Enrique Peñalosa, a través del Acueducto de Bogotá, construye en la parte alta de San Cristóbal una larga red de alcantarillado de 4 kilómetros, que a su paso recogerá las aguas residuales de más de 60.000 habitantes que hoy las vierten a las quebradas La Nutria, Verejones y Morales.

El Interceptor La Nutria permitirá transportar una mayor cantidad de aguas residuales que se generan actualmente en este sector y en el futuro las que genere Santa Teresita el Recreo, proyecto que ejecuta la Caja de Vivienda Popular para dar solución de vivienda a más de 1200 familias de escasos recursos.

De Igual forma beneficiará a los barrios La Península, Canadá Güira, El Triunfo, Villabel, Nueva Roma, La Sierra, Santa Rita, Nueva Delhi, Los Libertadores, San Miguel, La Belleza, Pinar y Guacamayas.

Germán González Reyes, Gerente del Acueducto de Bogotá sostuvo que “en estos sectores se mejorará la calidad de vida de los ciudadanos al disminuir la carga contaminante de los cuerpos de agua, los malos olores, la presencia de insectos y el riesgo de inundaciones”.

En la construcción de las Fases I y II del Interceptor, el Acueducto de Bogotá invierte 12.000 millones de pesos

Esta obra hace parte de los proyectos que adelanta la Alcaldía Mayor para el saneamiento de las quebradas del sur de la ciudad y busca interceptar las aguas contaminantes para que estas no lleguen al río Tunjuelo contribuyendo con su descontaminación.

Debido a la topografía de los barrios ubicados en una zona de alta pendiente, los técnicos de la EAB-ESP han adaptado, en dos puntos del trazado del interceptor, unas estructuras elevadas por encima de la Quebrada Verejones y Quebrada La Nutria para ubicar la tubería y  transportar las aguas residuales, de tal forma que estas no lleguen a estos cuerpos de agua.

Los trabajos se encuentran en un 80% de su ejecución y la EAB-ESP espera poner en pleno funcionamiento las fases I y II de estas obra hacía el mes de septiembre de 2017 y febrero de 2018 respectivamente.