Conozca a Yaneth Mendoza, Madre de tres hijos y heroína de la cuarentena

Yaneth Mendoza, Gestora de Convivencia Yaneth Mendoza, Gestora de Convivencia
Publicado:
10
Mayo
2020
Escucha la noticia

¡Dios te bendiga mamá, cuídate mucho! ...  ¡lleva más tapabocas, no olvides el gel! … ¡llama cuando puedas! ...  mientras escucha esto, se le hace un nudo en la garganta a Yaneth Mendoza, madre de tres hijos que hoy sacrifica tiempo con ellos y cuidarlos a cambio de ayudar a los más necesitados. 

Su historia empezó hace más de dos años. Tras varios meses sin empleo llegó hasta la Secretaría de Seguridad buscando una oportunidad laboral. Su vida estaba a punto de cambiar al convertirse en Gestora de Convivencia. Su primera vez en terreno  se dio en medio de los saqueos a algunos supermercados de la localidad de Usme, en febrero de 2018. "Llegar a un barrio y darte cuenta que la comunidad está armada para defenderse, que quienes intentaban robar tenían maletas llenas de piedras, ver eso me impactó", recuerda Yaneth. 

Otra situación en donde enfrentó el miedo fueron los disturbios que se presentaron en medio del paro nacional del pasado 21 de noviembre. Todo esto era apenas una prueba. El verdadero reto vendría meses después.

La cuarentena que hoy enfrenta la ciudad se ha convertido en el reto más grande en la vida de Yaneth. Ella, que no ha parado de ayudar, ha sido persistente, ha llegado a lugares que no sabía que existían, su objetivo diario es que los ciudadanos reciban las ayudas alimenticias como sea, incluso en lugares de difícil acceso. "Muchas veces hemos tenido que cargar mercados, ayudarle a las demás personas, porque nos ha tocado hacer cadenas humanas para poder subir las ayudas con mayor facilidad ya que no pueden subir los vehículos" cuenta mientras revisa la programación del día siguiente para saber cuál será el sector en el que ayudará a la gente.

Las lágrimas no han faltado en estos días difíciles. En Bosa San Bernardino, por ejemplo, cuando golpeó la puerta de una humilde vivienda -a la que llegó porque alguien le dijo que allí vivía una persona que no había recibido ayudas-  una abuelita se negó abrirle, tenía miedo que un extraño la engañara. Yaneth insistió, la empezó a llamar, en varias ocasiones le reiteró que le traía comida, que por favor le abriera, hasta que finalmente accedió. "Esta situación me marcó porque la señora me dijo entre lágrimas que no había comido durante el día, somos seres humanos, también lloré, me dijo: mija gracias por esa paciencia, cualquier otra persona se hubiera ido”, recuerda con mucha nostalgia.

Esta gestora de convivencia tiene claro que hoy, más que nunca, la ciudad la necesita. Sus tres hijos, de 16, 13 y 11 años, aunque la extrañan cada segundo, han sido comprensibles, le han dado fortaleza y ganas de seguir adelante, aún cuando pasen horas sin saber de ella. "Hemos llegado al acuerdo de que no todas las veces les puedo contestar, no todo el tiempo los voy a poder llamar", dice Yaneth quien todos los días les recuerda que deben cuidarse. "He podido explicarles de qué se trata este virus y han entendido que la única forma de cuidarnos es quedándose en casa".

Y así, llegando a distintos barrios, reiterando la importancia de guardar distancias, usar guantes y tapabocas, pasa sus días esta mujer, que llegó a la Secretaría de Seguridad buscando una opción laboral y sin imaginarlo, encontró su verdadera vocación: servir a los necesitados. "Tener siempre presente que somos seres humanos, eso es un don muy bonito y para ser gestor hay que tenerlo", dice hoy con mucho orgullo. 

A Yaneth Mendoza, mamá y gestora de convivencia, y a todas las mamás, feliz día de la madre. Gracias por ayudar a Bogotá.