Corredor Cultural Paseo Peatonal de la Carrera Séptima

Corredor Cultural Carrera Séptima

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
21 • Jul • 2014
Publicado por: mortiz
21 • Jul • 2014
Publicado por: mortiz
0 visualizaciones
0 veces compartido

La carrera Séptima de Bogotá fue la primera calle de la Santa Fe colonial, ubicada inicialmente entre la Plaza Mayor y la Plaza de las Yerbas (actual Parque Santander), espacios fundacionales unidos por este corredor que en esa época se denominaba Calle Real. Históricamente ha sido un escenario de innumerables acontecimientos y transformaciones de Bogotá que se convierte hoy en un epicentro de revitalización como  escenario vivo y cotidiano para la cultura y la apropiación del espacio público.

La Carrera Séptima es una entidad viva, dinámica y cambiante, producto de las necesidades y acciones de sus habitantes y transeúntes, Bogotá Humana le apuesta a la recuperación de su significado de bien colectivo y ha determinado fortalecer espacios relevantes para los habitantes permitiendo la construcción de una ciudad más humana, incluyente, moderna, económicamente dinámica, apropiada por sus habitantes, diversa, segura, atractiva y con un desarrollo sostenible y sustentable ambientalmente.

El Corredor Cultural “El paseo real, un escenario libre de intercambio cultural” en la carrera Séptima , está orientado a generar mejores condiciones y oportunidades para el ejercicio de las libertades desde la creatividad, la diversidad cultural, el diálogo intercultural y de saberes, a través del fortalecimiento y la visibilización de los procesos y actividades que de manera cotidiana diversos actores vienen desarrollando sobre el corredor peatonal como escenario natural y cotidiano. 

Corredor Cultual del Centro
http://corredorculturaldelcentro.utadeo.edu.co

El Corredor Cultural del Centro es un conjunto de alianzas entre diferentes entidades públicas y privadas que tiene como fin la recuperación, reapropiación y re significación de imaginarios del centro de la ciudad de Bogotá D.C., dinamizando la actividad cultural de esta zona a través de diferentes estrategias que propendan por el mejoramiento de la calidad de vida en este sector de la ciudad. El Corredor Cultural del Centro a su vez es un espacio participativo, colaborativo e incluyente. Propende por el trabajo colectivo que beneficie en su orden a la ciudad, al colectivo y a las instituciones que lo conforman. Las entidades que hacen parte del CCC son personas jurídicas públicas o privadas que cuenten con una sede y que incluyan en su accionar, actividades de carácter cultural y académico. Por ser de naturaleza cultural y académica propiciamos entornos saludables, que no promuevan el consumo de sustancias como alcohol o tabaco.

Calle 26 Corredor Cultural

Si observas cuidadosamente de un lado a otro de la avenida, son varias las escenas que puedes encontrar. La ciudad histórica, lo conmemorativo y simbólico de esta sociedad, la ciudad artística de esculturas y pinturas que cuentan otras historias de Bogotá. La Calle 26 también habla de una ciudad de paisajes verdes, con los Cerros Orientales como telón de fondo, y de una puerta de llegada a la ciudad, pero, sobre todo, te habla de un lugar de encuentro que te invita a recorrer sus calles, a expresarte y a disfrutar de la ciudad.

La Calle 26 tiene un recorrido de 14,5 km de longitud, que puedes recorrer en carro o caminando; en Transmilenio se puede transitar desde la estación “Centro de Memoria”, a través de 12 estaciones que llegan al “Portal Eldorado”: son opciones diferentes que te dan la posibilidad de ir reconociendo en los espacios entre fachadas y plazas, estaciones y monumentos, los lugares visibles y escondidos sobre el prolongado tramo que desde el Cerro desciende hasta la Sabana.

La Calle 26 no es un proyecto creado y consolidado en un solo momento. Se ha levantado por tramos y ha sido objeto de muchas modificaciones en su perfil y hasta el nombre, pues se le ha denominado: Calle 26, Avenida Jorge Eliécer Gaitán, Avenida 26 y Avenida Eldorado. Lo que no ha cambiado desde su concepción es la vocación de ser el portal de llegada a la ciudad, ya que nace históricamente en un cruce de caminos donde se realizaba el encuentro ente la ciudad colonial y la Sabana, a comienzos de los años 1600.

Se espera que en los proximos años Bogotá tenga grandes transformaciones, muchas de ellas se han comenzado a gestar en la decada de 2010 y han cambiado la imagen de nuestra capital. El Transmilenio, la revitalización del Centro y el nuevo Aeropuerto, entre otras intervenciones, van cambiando los lugares y las vivencias. La Calle 26 se consolidará como un “Museo a Cielo Abierto”, un corredor cultural que invite a ser recorrido y disfrutado en su totalidad.

Teusaquillo Corredor Cultural de los Lenguajes Escénicos Contemporáneos
www.teusaquilloentransito.com

En Colombia resulta fundamental tejer redes en todos los sectores, principalmente en el cultural, de allí la apuesta que hace el Teatro Nacional desde La Casa del Teatro por propiciar un trabajo en red entre las salas comprometidas con los lenguajes contemporáneos, ésos que aún carecen de público formado para apreciarlos. Nuestra iniciativa busca generar una estrategia de difusión conjunta que facilite la circulación de las obras, que fomente la creación y formación de públicos, que garantice la calidad y estabilidad en la programación, y que genere lazos de cooperación entre las salas que favorezcan la labor que realizamos en pro del desarrollo de las artes escénicas.

La iniciativa de visibilizar a Teusaquillo como un corredor cultural para los lenguajes contemporáneos de la escena, tiene como antecedente la existencia en la localidad de salas de teatros que evidencian la vocación del sector en función de la circulación de obras. Las organizaciones comprometidas en el proyecto son muestra de la existencia en el tiempo de más de 18 años de la tradición del sector de circular la vanguardia de las artes vivas.

La organización pionera en esta historia es la Fundación Teatro Nacional en su Casa del Teatro que fue la primera sala que le apostó en Bogotá a hacer visibles las nuevas teatralidades, siendo desde su creación en 1994 la principal plataforma de proyección de los creadores y colectivos escénicos comprometidos con la búsqueda de un lenguaje propio. Hoy La Casa cuenta con dos salas caracterizadas por una ofrecer a la ciudad una programación vanguardista de altísimo nivel artístico, además por manejar el único programa gratuito de formación de públicos.

En el mismo año el Teatro Varasanta, que venía trabajando quince años atrás, funda su sede en el barrio Teusaquillo bajo la dirección del actor y director Fernando Montes, quien con su grupo se ha distinguido por propuestas transgresoras de las formas teatrales convencionales, sello que le imprimió a su sala desde el principio posicionándola en la ciudad como un espacio dedicado a creación contemporánea. En 1992 Tino Fernández funda en París la Compañía L´Explose y tiempo después al llegar a Bogotá, encuentra en Teusaquillo el ambiente artístico propicio para abrir en 2008 su sala La Factoría L´Explosse dedicada a la danza contemporánea. Posteriormente, y en la misma línea, se crean dos nuevas salas, “El Hombre Mono” un espacio alternativo tanto en su concepción como sala, que combina temporadas con laboratorios permanentes de creación, como en el tipo de programación que siempre refleja una búsqueda de las posibilidades creativas de los pequeños formatos. Por último, y no menos importante, el actor, dramaturgo y director Jorge Hugo Marín, después de consolidar una propuesta escénica innovadora que removió la escena colombiana en los últimos 5 años, representando al país en una veintena de festivales en el mundo, decide abrir su propia sala que tiene de particular la apuesta que hace con su grupo y con los grupos invitados por las dramaturgias contemporáneas y las formas naturalistas de la representación.

El vínculo de trabajo común de las organizaciones mencionadas inicia en La Casa del Teatro Nacional por ser el espacio que les permitió consolidar sus búsquedas creativas; de allí en adelante son muchas las historias de trabajo mutuo en pro del desarrollo de los lenguajes contemporáneos de la escena, ejemplo de ello es el Festival Internacional IMPULSOS Cuerpo y movimiento hoy, el evento bianual de danza contemporánea que organiza la Fundación L´Explose y la Fundación Teatro Nacional en La Casa del Teatro que desde su creación en el 2009 se ha posicionado como la vitrina más importante para la danza contemporánea en Bogotá. Por otro lado, en esta historia de trabajo coordinado para las artes vivas en la localidad y la ciudad, el Teatro Varasanta y La Factoría L´Explosse han sido sedes de numerosas funciones y eventos especiales del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, bajo la coordinación de la Fundación Teatro Nacional y luego de la Corporación Festival Iberoamericano de Teatro; esta fiesta bienal del teatro en Bogotá siempre ha tenido como uno de sus ejes de trabajo la circulación de los lenguajes contemporáneos, y para ello, el corredor cultural de la Localidad de Teusaquillo, que fue sede administrativa del festival durante trece ediciones, ha sido fundamental.

Sumado a lo anterior, La Casa del Teatro Nacional y La maldita vanidad comparten una larga historia de triunfos compartidos, el director Jorge Hugo Marín ha encontrado eco a su trabajo, por un lado, porque gracias a VIA, la Ventana Internacional de las Artes del Festival Iberoamericano de Teatro dio a conocer su propuesta creativa entre los más importantes programadores del mundo siendo invitado a festivales en Europa, Asia y América, por otro, porque una de las pocas producciones que ha realizado La Casa del Teatro en su historia fue su tercera obra “Como quieres que te quiera”, la última de su trilogía Sobre Asuntos de Familia, obra que realizó dos exitosas temporadas en La Casa del Teatro.