Medición destaca a Bogotá como la ciudad más competitiva de Colombia

Bogotá

Bogotá

Lee antes de compartir:
11•Mayo•2018
Publicado por: Jose Luis Martínez
11•Mayo•2018
Publicado por: Jose Luis Martínez

Bogotá es la ciudad que registra el mayor índice de competitividad del país. Supera con muy buenas calificaciones a otras 22 capitales en materia de sofisticación e innovación, eficiencia y condiciones básicas. Variables sobre las cuales el Consejo Privado de Competitividad y el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas (Universidad del Rosario) hicieron esta medición.

Se trata de la primera vez que se mide el Índice de Competitividad por Ciudades en Colombia, utilizando el mismo modelo que aplica el Foro Económico Mundial para determinar la competitividad de los países.

Así lo explicó Rosario Córdoba, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, quien destacó el liderazgo que ejerce Bogotá en aspectos fundamentales  para atraer inversión, crear empresa y ofrecer las condiciones para generar estabilidad económica y financiera.

Y en efecto, Bogotá y su área metropolitana de Soacha obtuvieron un puntaje de 7,41 sobre 10. El segundo lugar lo ocupa Medellín con una puntuación de 7,00. El tercer lugar le correspondió a Manizales (6,14), seguida por Bucaramanga (6,06) y Tunja (6,03), todas con respectivas áreas metropolitanas.
 

Córdoba resaltó, por ejemplo, que Bogotá-Soacha tiene una calificación de 10 sobre 10 en las variables de autonomía fiscal, capacidad local de recaudo e Índice de Gobierno Abierto (transparencia).

Así mismo, que esta región cuenta una de las menores tasas de extorsión, ocupando el segundo lugar en la clasificación general. También se destaca por su desempeño en la variable de  actualización catastral urbana, en la que alcanza la segunda posición con un puntaje de 9,22.

En cuanto a estructura y equipamiento, Bogotá-Soacha obtuvo un puntaje de 10 sobre 10 en las variables de pasajeros movilizados por vía aérea y población potencialmente conectada por avión. Esta región también tiene un buen desempeño en la variable de penetración de internet fijo banda ancha, en la que ocupa el tercer lugar con una calificación de 9,12.

Así mismo, Bogotá-Soacha alcanza una puntuación alta en cobertura de la energía eléctrica (9,98), cobertura efectiva de gas natural (9,84) y cobertura de acueducto (9,40). 

Bogotá y su área metropolitano cuentan, a su vez, con el mercado más grande del país. Por lo mismo la medición le dio en este aspecto un puntaje de 10 sobre 10.

En otro ítem que es clave para la estabilidad económica de la ciudad: la eficiencia de los mercados, Bogotá-Soacha obtuvo una calificación de 10 sobre 10 en variables como número de pagos de impuestos por año, consultas y trámites en línea, cobertura de establecimientos financieros y saldo de cuentas de ahorro.

La capital del país también lidera el pilar de sofisticación y diversificación, lo cual se explica por su desempeño en la variable complejidad del aparato productivo, donde obtiene una calificación de 10 sobre 10. Así mismo, la canasta exportadora de esta región es la segunda más diversificada de la medición.

Y siguiendo por esta misma línea, Bogota también ocupó el primer lugar en cuanto a innovación y dinámica empresarial (7,90 sobre 10), particularmente por su desempeño relevante en las variables de densidad empresarial y participación de medianas y grandes empresas, en las que ocupa el primer y segundo lugar del ranking, respectivamente.

Así mismo, esta región se ubica en el segundo puesto en la variable patentes, diseños industriales y modelos de utilidad, con un puntaje de 9,84 sobre 10.
 

Pilares por mejorar

Los  pilares en los que Bogotá no lidera y que, a juicio de Rosario Córdoba, debe mejorar para subir aún más su nivel de competitividad para ofrecer una mano de obra de alto nivel y especializada a los inversionistas que lleguen, son los de Educación Superior y Capacitación (sexto lugar con 6,04). Los tres primeros puestos le corresponden a Tunja, Manizales y Medellín, con calificaciones de 7,78, 7,51 y 6,52 sobre 10, respectivamente.

Pero es en educación básica y superior donde Bogotá registra su mayor descenso, pues ocupa el puesto octavo con 6,42 de puntuación, superado por Tunja (7,16), Pasto (6,97), Sincelejo (6,70), Bucaramanga (6,68), Neiva (6,68), Popayán (6,63) e Ibagué  (6,49).

No obstante, la ‘revolución’ educativa que puso en marcha el alcalde Enrique Peñalosa contempla la inversión más grande en la historia de este sector en Bogotá: 15,5 billones de pesos.

Durante este año continúa ejecutándose el plan para construir 30 colegios nuevos y reconstruir otros 32. Esto le aportará a la ciudad 1.200 aulas nuevas. Además, está previsto que empiece el mejoramiento de las plantas físicas de 300 sedes, lo que significa que se intervendrá cerca del 50 por ciento de la infraestructura educativa de Bogotá, con una inversión total de 1,1 billones de pesos.

Otro aspecto donde también hay que trabajar, según este Índice de Competitividad de Ciudades, es en materia de sostenibilidad ambiental donde la capital ocupó el quinto puesto con una puntuación de 5,79. En este pilar, las ciudades de Neiva, Pasto y Santa Marta ocupan las primeras posiciones con puntajes de 7,66, 6,28 y 5,92 sobre 10, respectivamente.

En salud, igualmente, Bogotá muestra una desventaja competitiva frente a ciudades como Medellín y Popayán que ocuparon los primeros puestos con puntuaciones de 6,95 y 6,80 sobre 10, respectivamente. La capital, de tercera, sumó 6,42.