Autorizan traslado de subestación de energía por el Metro de Bogotá

Bosquejo Subestación eléctrica Calle Primera Bosquejo Subestación eléctrica Calle Primera
Publicado:
21
Ene
2021
Escucha la noticia

La Secretaría Distrital de Ambiente le otorgó a EnelCodensa la Licencia Ambiental que le permitirá adelantar el traslado de la infraestructura actual de la subestación eléctrica Calle Primera, cuyo objetivo es asegurar las distancias de seguridad requeridas para la construcción de la Primera Línea del Metro de Bogotá.

Este proyecto consiste en el desmantelamiento de la infraestructura actual y el diseño, construcción y puesta en funcionamiento de una nueva subestación, con una capacidad de 80 millones de voltamperios (MVA), así como de sus líneas de transmisión, para garantizar el servicio de energía para más de 206.000 habitantes del centro de Bogotá. Redes de Subestación eléctrica Calle Primera.

 

 

De acuerdo con Francesco Bertoli, gerente general de Enel-Codensa,

“el traslado de la subestación Calle Primera es un hito clave, con que el contribuimos con la Primera Línea del Metro de la Capital del país. Con ella, seguimos alistando nuestra infraestructura de distribución de energía para que el nuevo sistema de transporte sea una realidad”.

 

También puedes leer: Puente peatonal en la carrera novena con calle 112 pronto será realidad

 

 

La nueva Subestación Calle Primera contará con dos transformadores de 40 MVA cada uno, una línea de alta tensión subterránea, 16 circuitos de media tensión, y equipos y tecnología de soporte, monitoreo, seguridad y protección, que serán importados de diversos países.

Así mismo, será completamente automatizada y telecontrolada, lo que significa que su operación sea remota y desde centro de control, y permitirá que tenga una mejor respuesta en momentos de contingencia. Por su parte, los sistemas de automatización y equipos de potencia serán con tecnología de vanguardia y cumplirán con los más altos estándares internacionales. En el diseño de ésta, los equipos se encontrarán al interior de cuartos de control, lo que permitirá que no sean visibles al público, obteniendo armonía con el entorno.