Ideas Inspiradoras para "Bogotá Territorio Inteligente"

Son los diversos actores del territorio los que pueden identificar las áreas de mayor oportunidad y las problemáticas más apremiantes para ser atendidas aprovechando la tecnología Felipe Guzmán, Alto Consejero de TIC, aseguró que la tecnología, la innovación y los datos siempre deben estar al servicio de la ciudadanía, independientemente de su condición socioeconómica y género. Foto: Alta Consejería de TIC
Publicado:
3
Sep
2021
Escucha la noticia

Por: Felipe Guzmán, Alto Consejero de TIC.

Existen diversos modelos, lineamientos y marcos de referencia alrededor del concepto de ciudades inteligentes en el mundo, los cuales resultan muy importantes al momento de definir el alcance y dimensionamiento de acciones por parte de las ciudades en esta materia. No obstante, considero que resulta esencial definir una serie de ideas orientadoras que sirvan como marco inspirador de la acción al momento de definir los diversos proyectos de aprovechamiento de la tecnología en el territorio independientemente del modelo que se esté implementando. A continuación, me permito ilustrar 5 ideas que han resultado muy relevantes en el proceso de formulación e implementación del plan “Bogotá Territorio Inteligente”.

En primer lugar, la convicción de que el eje central de un territorio inteligente son las personas y no la tecnología. Esta consideración se suele asumir como obvia, pero aun así resulta esencial insistir en ella para el diseño e implementación de cualquier iniciativa de transformación digital en el territorio. Ninguna de las acciones lideradas por el gobierno en esta materia debe estar enfocada en implementar o habilitar tecnologías como un fin. La tecnología, la innovación y los datos siempre deben estar al servicio de los y las ciudadanas y deben desarrollarse en los términos que estos lo determinen, para asegurarse que generen valor público y que mejoren su calidad de vida.

Bondades de un Territorio Inteligente 

Una segunda idea orientadora, se relaciona con que cualquier persona que habita el territorio, independientemente de sus condiciones socio económicas, de su género o de la localidad o barrio en que viva, deberá poder desarrollar capacidades, acceder a oportunidades, empoderarse y mejorar sus condiciones de calidad de vida a partir de las bondades de un territorio inteligente. Y en ese mismo sentido este territorio inteligente debe reconocer y entender sus diferencias para ofrecerle la mejor forma de desarrollar estos atributos y cerrar brechas sociales.

A continuación, trino de la Alta Consejería de TIC con la invitación a leer el artículo en donde se encuentran plasmadas las 5 ideas que inspiran la formulación de "Bogotá Territorio Inteligente".

Resulta esencial también considerar que el territorio inteligente debe ir más allá de la concepción espacial tradicional de una ciudad inteligente. Debe lograr hacer énfasis en un enfoque basado en el aprovechamiento de la tecnología, los datos y la innovación no solo en la dimensión urbana de los asentamientos, sino en el concepto más amplio del territorio y de la ciudad-región. El territorio inteligente debe poder desarrollarse desde cada localidad de forma diferenciada. Debe reconocer las dinámicas propias de la ruralidad y debe acompañar las diversas iniciativas de integración regional.

Actores del ecosistema digital

Otro pilar base, ha sido el de reconocer que el territorio inteligente se construye entre todos los actores del ecosistema digital y de innovación de la ciudad, y no solo con la acción de la administración pública. Son los diversos actores del territorio los que pueden identificar las áreas de mayor oportunidad y las problemáticas más apremiantes para ser atendidas aprovechando la tecnología, los datos y la innovación. Es esencial encontrar caminos e instrumentos expeditos y eficientes que permitan dinamizar la articulación entre los diversos actores para generar sinergias, acelerar los diversos proyectos y aumentar el impacto que tengan las iniciativas.

Finalmente, resulta muy relevante entender que el aprovechamiento de la tecnología, los datos y la innovación por parte de los territorios se da en un entorno global, en el que es posible aprender de forma permanente, intercambiar experiencias e inclusivo aprovechar modelos de transferencia tecnológica. Muchas ciudades enfrentan retos similares, que permiten no solo construir sobre lo construido, sino también desarrollar escenarios de inteligencia colectiva para la construcción de soluciones globales.