POT debe incluir inversión y normas para reducir impactos climáticos: Alcaldesa

La Alcaldesa Claudia López participando de la conferencia ‘Financiación de la resiliencia urbana mediante la captación del valor del suelo’. Foto. Alcaldía. La Alcaldesa Claudia López participando de la conferencia ‘Financiación de la resiliencia urbana mediante la captación del valor del suelo’. Foto. Alcaldía.
Publicado:
9
Jul
2021
Escucha la noticia

La Alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, participó en la conferencia ‘Financiación de la resiliencia urbana mediante la captación del valor del suelo’, convocada por el Instituto de Estudios de Vivienda y Desarrollo Urbano (IHS) de la Universidad Erasmus de Róterdam Países Bajos, en colaboración con la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ) y el Instituto Lincoln de Política de Tierras (LILP).

En su intervención, la alcaldesa resaltó a Bogotá como esa gran ciudad que en un alto porcentaje ha sido construida por sus ciudadanos. “Queremos cerrar la brecha y la segregación entre los grupos sociales que conforman la ciudad, queremos que las personas que hasta ahora han estado segregadas no tengan que recorrer largas distancias para acceder a servicios públicos y servicios esenciales como empleo salud y educación”, destacó en la conferencia la mandataria de los bogotanos.

A su vez, agregó que esta coyuntura social es una oportunidad para darle un nuevo rumbo al urbanismo en la ciudad mediante el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), un plan maestro de construcción con estándares para espacios públicos e infraestructura.

“Nuestros planes de ordenamiento territorial deben incluir inversiones y normas para reducir los impactos del cambio climático, para recolectar más agua, para usar más energías renovables, para plantar más árboles y tener zonas verdes y jardines; no solamente para embellecer nuestras ciudades, sino para capturar los gases de efecto invernadero y mejorar la calidad del aire”, indicó la alcaldesa Claudia López.

Este encuentro de carácter académico tuvo como objetivo, conocer los instrumentos que tienen las ciudades y los gobiernos locales para la captura del valor del suelo, a través de medidas como los impuestos sobre la tierra y la propiedad urbana y rural.

Sobre este aspecto, la alcaldesa de Bogotá, enfatizó que dar derechos de construcción o de edificabilidad gratuitamente es casi un delito; una forma abierta de corrupción en las ciudades. Aclaró que “en Bogotá no vamos otorgar estos derechos de forma gratuita. Todo el mundo tiene que contribuir, y entre mayor edificabilidad más se tiene que pagar; ya sea a través de cargos urbanísticos, de plusvalía o a través de la valorización”.

La mandataria de los bogotanos, compartió este espacio académico con Charmae Pyl Nercua, especialista en Estrategias de Desarrollo de Suelo y Vivienda del IHS; y Geoffrey Payne, fundador de la consultora de desarrollo urbano Geoffrey Payne & Associates.

La alcaldesa subrayó la importancia de construir en la ciudad con normas eco urbanísticas y con cesión de espacio público, “toda construcción debe cumplir con estas normas, cualquier aumento en la edificabilidad debe significar el pago de cargos urbanísticos, ya sea preferiblemente a través de la construcción de equipamiento social, oportunidades sociales, espacio público en las zonas donde se ha realizado un desarrollo urbanístico informal, o a través de pagos en dinero”.

También, ilustró a los asistentes sobre el sistema que existe para que los proyectos privados agreguen valor al espacio público y contribuyan a disminuir la desigualdad por medio de acciones como construir vivienda de interés social para familias pobres, financiar las redes de servicios públicos, ceder tierras para parques, o restaurar humedales.