'No hay que pelear con la tecnología, hay que usarla en clase': Adriana González

Mujer de cabello rubio y corto viste bata y saco cuello tortuga rosado. Al fondo posa una joven con el cabello suelto.

La 'profe' Adriana fue distinguida con el reconocimiento Maestro Ilustre y el premio en la categoría Stem (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática).

Lee antes de compartir:
19•Jun•2019
Publicado por: Daniella Hernández Abello
19•Jun•2019
Publicado por: Daniella Hernández Abello

El nombre de la ‘profe’ Adriana González está en todos lados por estos días. ¿La razón? Fue reconocida como maestra ilustre por el prestigioso Premio Compartir al Maestro. Además, es la primera docente en ser destacada en la categoría Stem (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática) en la historia de este galardón.

 

El motivo por el que esta profesora del colegio distrital Liceo Femenino Mercedes Nariño (localidad Rafael Uribe Uribe) fue destacada fue porque hace nueve años creó el innovador programa ‘Princiencias’, que tiene como objetivo interesar a más niñas por la ciencia.

“Trabajaba como profesora de física en una universidad y notaba que muy pocas mujeres se enrolaban en esa carrera y ni hablar de las profesoras, también eran muy escasas. Una vez empiezo a trabajar en el Distrito, en el colegio femenino Clemencia Caycedo, me di cuenta de que las alumnas eran muy buenas en física, matemáticas y ciencias. Sin embargo no estaban prefiriendo carreras Stem como matemática, física o ingenierías”, explica la profesora.

Recuerda que el Clemencia Caycedo era un colegio especializado en arte y expresión, por eso las jóvenes se inclinaban por programas como publicidad, diseño, psicología o derecho. “Lo cierto es que las niñas no contaban con muchos referentes de mujeres científicas en los que pudieran proyectarse”, señala González.

Ahí fue cuando diseñó ‘Princiencias’, un programa con cuatro ejes que lograron aterrizar la ciencia y quitarle el estigma de aburrida. “Hay muchos ‘profes’ que no enseñan estas asignaturas de manera adecuada, entonces se pierde su sentido”, reconoce.

Así funciona

Dividió el programa en cuatro ejes: ‘En sus zapatos’, una dinámica mediante la cual las alumnas se ponen en los zapatos de científicas colombianas. Aquí, las niñas aprovechan sus habilidades para las artes y la expresión para convertir la biografía de una científica en un cuento, este va acompañado con un dibujo y luego se compendian en un libro que es leído a las niñas de primaria.

“Este eje está enfocado en el ‘yo soy’”, explica la profesora Adriana, “pues las estudiantes tienen que vestirse como esas científicas que estudiaron y contar su historia en primera persona”.

También está el Mentoring, que funciona cuando las jóvenes de los grupos superiores guían a niñas de primaria en sus experimentos.

El tercer eje es ‘Manos a la obra’, consiste en retos, similares a los del reality show ‘El Desafío’, que luego se llevan al aula para entender a qué fundamento de la física aplica. “Con estos retos lograron fabricar casas para mascotas y sistemas de riego para una huerta escolar, entre otros proyectos”, apunta Adriana González.

Y el cuarto, y último, eje  son los ‘Pasabocas’, es decir conversatorios distendidos con profesionales de la Red Colombiana de Mujeres Científicañs alrededor de unas onces. 

El resultado de esta iniciativa se notó en un mejor desempeño en física por parte de las alumnas del Clemencia Caycedo. En el Mercedes Nariño, donde la profesora González empezó este año, se está implementando este mismo sistema y ya se nota un interés por parte de las estudiantes. “Cumplen los retos y entregan sus trabajos. El propósito es que en unos años sea parte del currículo”, comenta.

La tecnología, una aliada

Adriana González sabe que sus alumnas pertenecen a una generación hiperconectada.

Ella, en lugar de rechazar a los youtubers, las aplicaciones o el celular, prefirió aprovechar esta tecnología en el aula. “No hay que pelear contra la tecnología hay que buscar la forma de integrarla a la clase”, afirma.

A diferencia de otros ‘profes’, Adriana González es partidaria del uso del celular en el aula. “En lugar de usar calculadora científica o un cronómetro, descargamos aplicaciones y trabajamos con estas”, señala.

En la cuenta de Twitter @Princiencias muestran los proyectos científicos que realizan las niñas. Además, están avanzando para lanzar un canal de Youtube, “al estilo del de JulioProfe”, explica Adriana González. Como el célebre profesor que explica problemas matemáticos en esta red social, la idea es que sean las mismas niñas las que resuelvan diversos planteamientos de matemáticas y física.

Habitualmente, les pide a las jóvenes que compartan sus trabajos en video, que expliquen cómo resolvieron un problema de física. “Esta dinámica las ayuda a empoderarse y a sentirse orgullosas de lo que son capaces de lograr. Es algo así como autoestima de aprendizaje. Las chicas se sienten bien cuando la gente entiende lo que explican”.