Red de agricultoras y agricultores: la riqueza de las huertas urbanas en Bogotá

Ya son cuatro las redes de huerteros urbanos en Bogota: Tunjuelito, Los Mártires, La Candelaria y Teusaquillo. Foto: Jardín Botánico. Ya son cuatro las redes de huerteros urbanos en Bogota: Tunjuelito, Los Mártires, La Candelaria y Teusaquillo. Foto: Jardín Botánico.
Publicado:
19
Sep
2021
Escucha la noticia

Cada vez más toma fuerza el tema de la agricultura urbana en Bogotá, ya que se están conformando redes de agricultoras y agricultores en diferentes localidades de la ciudad apostando a la creación de huertas en sus propias casas o espacios adecuados en donde se están cultivando hierbas, hortalizas y otras plantas comestibles.

Desde un interés por lo saludable, lo orgánico y la comida sin químicos y preservativos se crearon cuatro redes de agricultores y agricultoras en Bogotá: Tunjuelito, Los Mártires, La Candelaria y Teusaquillo. Estas redes se han venido conformando desde hace tres y nueve meses; con mucho esfuerzo y dedicación, han logrado consolidarse y producir sus propios productos, tanto para su autoconsumo como también para ofrecerlos a la comunidad.

La red más reciente que se acabó de incorporar a este grupo de huerteros urbanos es la de Teusaquillo, que hasta ahora comienza su camino y muy seguramente más tarde dará de qué hablar.

En la foto, una de las integrantes de la red de agricultoras y agricultores de Los Mártires:

tierra
Las mujeres de la red de Los Mártires le ponen todo el corazón a su huerta. Foto: Jardín Botánico.

El acompañamiento del Distrito a las redes de agricultoras y agricultores

El objetivo principal de las redes es fortalecer el tejido social y el trabajo colaborativo en torno las huertas y el Distrito, quién a través del Jardín Botánico de Bogotá, viene brindando acompañamiento para el cumplimiento de sus objetivos, fortaleciendo a sus miembros por medio de capacitaciones, suministro de material vegetal, apoyo técnico y asistencia para la adecuación de las zonas de siembra.

Así mismo, la conformación de estas redes hará posible el cumplimiento del objetivo de conformar 20 mil huertas y 19 redes locales de agricultores urbanos y periurbanos de la ciudad, en el marco del Plan de Desarrollo “Un Nuevo Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del Siglo XXI”, a través del cual la Alcaldía Mayor también se ha comprometido a hacer de Bogotá una ciudad cuidadora, incluyente, sostenible y consciente.

La red de Tunjuelito

Creada el 12 de diciembre de 2020 con 30 huerteros, fue la primera red en conformarse en Bogotá. Las agricultoras y agricultores de este grupo de vecinos, conformado por mujeres y hombres y jóvenes de la localidad, han venido trabajando, desde un comienzo, por la defensa de sus espacios verdes, el fortalecimiento de sus huertas y la protección de su riqueza natural.

En la foto a continuación, la red de agricultores y agricultoras de Tunjuelito:

Tunjuelito
Con un gran interés se unió la comunidad de Tunjuelito para conformar la red de huerteros en la localidad. Foto: Jardín Botánico

Nadie manda a nadie, no hay un líder que los represente, todos toman decisiones colectivas y se colaboran unos a otros para sacar el mejor provecho de sus cosechas.

La red se ha ido expandiendo cada vez más y actualmente cuenta con 50 huertas de las cuales seis son comunitarias y el resto son familiares e institucionales

En la foto, la planta de ají sembrada en una de las huertas de la red:

aji
En las huertas de Tunjuelito muchas personas plantan ají e intercambian semillas con otros huerteros de la localidad. Foto: Jardín Botánico

Siembran toda clase de plantas aromáticas, yerbabuena, menta, romero, especias, tomillo, orégano, también apio, ají, cilantro, lechugas y acelgas verdes, arcoíris, rojas y amarillas. Siempre hay rotación de cultivos, no siempre siembran lo mismo y cada huertero planta lo que quiere. Entre los cultivos rotatorios siembran mazorca, papa y frijol.

“Sembramos por ejemplo mazorca, y cuando sacamos la cosecha, dejamos descansar el terreno y después rotamos con otro cultivo para no desgastar el suelo”, afirma Cindy Govania Castillo, una de las agricultoras de la Red de Tunjuelito.

En la foto, la huerta comunitaria Chihiza-le de Tunjuelito:

chihiza
Esta huerta es una de las más grandes de la localidad, aquí se reunieron por primera vez para conformar la red hace nueve meses. Foto: Archivo personal de la red de Tunjuelito

Los cultivos son enfocados al auto sostenimiento de las comunidades aledañas a la huerta, pero también ofrecen sus productos en los mercados campesinos que organiza el Jardín Botánico una vez al mes, y la Secretaría de Desarrollo Económico en diferentes localidades los fines de semana.

“A través de la red lo que hacemos es centralizar la producción. Unimos los productos de todas las huertas para llevar a los mercados. Es beneficioso porque en vez de ir cuatro personas con pocos productos, va uno solo con el producto de todos. Con esto hemos logrado convocar más a los agricultores de la localidad”, manifiesta Cindy.

Uchuvas, una de las frutas que se cultivan en las huertas de la red:

Uchuvas
Además de las uchuvas, las huertas siembran docenas de frutas que se pueden adquirir en los mercados campesinos. Foto: Jardín Botánico de Bogotá

La red también ha comenzado a comercializar sus productos con un valor agregado, es decir, realizan procesos de transformación para ofrecer frutas en conserva o tortas de diferentes vegetales, como ahuyama o zanahoria.

Les ha ido tan bien que ya cuentan con una página web en donde se encuentra la información de las huertas y los productos que venden. Cualquier persona puede comprar sus productos online y si alguien está interesado en vincularse a la red debe llenar un formulario que se encuentra en la página www.huerteros.com. La red se encargará de estudiar la solicitud y visitará la huerta de la persona interesada.

Red de agricultoras y agricultores de Los Mártires

Conformada hace nueve meses, con una dinámica pedagógica donde se teje una red de modo simbólico, se inició la red  de agricultoras y agricultores urbanos de Los Mártires.

A continuación, están las agricultoras y agricultores cuando se iniciaron como red de Los Mártires en diciembre de 2020:

martires
La mayoría de los integrantes de la red son mujeres adultas. Foto: Jardín Botánico

La Cura es Nativa, es el nombre de la única huerta de la red, ubicada cerca al Tercer Milenio, en una terraza en un tercer piso de un edificio. Es manejada solo por mujeres adultas mayores de la zona. Al principio era un grupo grande de mujeres, pero con la pandemia del coronavirus su número se redujo hasta quedar solo cinco mujeres agricultoras quienes le han puesto todo el corazón y empeño para sacar su huerta comunitaria adelante.

Bajo el liderazgo de Amparo Rodríguez, agricultora de la red, estas mujeres plantan lechuga, zuquini, espinaca y sábila. También tienen aromáticas como el romero y la lavanda. Y como si fuera poco, transforman las yerbas aromáticas en aceites esenciales. “Por ejemplo, se aprovecha la yerbabuena y la menta, se maceran y sacamos jabón para todo tipo de piel”, dice Amparo y, aunque es un proceso muy empírico, ya cuentan con su propia marca con la que venden productos naturales para el cuidado personal, aseo y desinfección, alimentos saludables y aceites esenciales. “Todos nuestros productos se fabrican con materia prima cultivada de manera artesanal y orgánica en nuestra huerta urbana”, manifiesta con entusiasmo Amparo.

En estas fotos se aprecian algunas de las plantas que se siembran en la huerta La Cura es Nativa:

huertas
Lechugas. Foto: Archivo personal de la red de Los Mártires
tomates
Los tomate cherry se usan especialmente para las ensaladas. Foto: Archivo personal de la red de Los Mártires

El apoyo del Jardín Botánico ha sido primordial para poder subsistir y tener las huertas saludables. Las agricultoras reciben capacitaciones online sobre diferentes temas y apoyo técnico. “Nos enseñaron a hacer las camas para las plantas y nos han hecho entregas de compost, nutrientes, abono e insecticidas”, señala Amparo.

Aún no han tenido la oportunidad de asistir a los mercados campesinos del Distrito porque todavía necesitan crecer un poco más y poder ofrecer los productos necesarios. Por el momento, tienen muchos planes de seguir sembrando y que más huerteros de la localidad se unan a la red de los Mártires.

Los zuquinis amarillos que se siembran en la huerta comunitaria de la red:

zuquini
Zuquinis amraillos. Se destaca por su contenido en potasio, además de algunas vitaminas y minerales como la tiamina, niacina, riboflavina, calcio, fósforo, magnesio y zinc. Foto: Jardín Botánico

Las personas que quieran pertenecer a esta red se deben comunicar con el Jardín Botánico y presentar su interés. “Solo debes tener el deseo de hacerlo”, afirma Amparo.

Si te gustaría conocer los productos que ofrecen las agricultoras de la red de los Mártires, puedes comunicarte al WhatsApp 305 3545631.

Red de agricultoras y agricultores locales de La Candelaria

Con tan solo tres meses de conformada, la red de agricultoras y agricultores de La Candelaria se está esforzando para que sus huertas urbanas produzcan alimentos y se potencialicen al máximo.

En la foto, los agricultores y agricultoras cuando se conformaron como red de La Candelaria hace tres meses:

candelaria
Foto: Jardín Botánico de Bogotá

Empezó con 15 agricultores y ya se han vinculado alrededor de 43 personas que tienen la intención de crear sus huertas para poder consolidar aún más la red. Según Luis Alberto Arias, miembro de la red de La Candelaria y director de la ONG Eco Colombia, “en el momento hay diez huertas establecidas y las otras están en proceso de formación; nuestro objetivo es seguir creciendo para ser una red competitiva.”

Entre los huerteros ya establecidos hacen intercambio de productos; sus huertas producen arveja, habas, cebolla, acelgas, lechuga, espinaca, rábanos, tomate cherry, hierbas aromáticas, medicinales y frutas como la feijoa y la papayuela.

En el video se ve la Huerta dexEcocolombia en el barrio Belén. Luis Alberto Arias explica el riego con apoyo de "Lluviatón" que permite almacenar agua lluvia para luego distribuirla al cultivo.

“Uno de los objetivos de la red, es hacer trueque con los vecinos y también vender los productos en los mercados de nuestros barrios de la localidad”, manifiesta Alberto.

En el video podrás ver algunos de los integrantes de la red de La Candelaria y a Martha Liliana Perdomo, directora del Jardín Botánico, hablando sobre el apoyo de la entidad a esta red. 

Aunque todavía no han tenido la oportunidad de ofrecer sus productos en los mercados campesinos del Distrito, los han ofrecido en los mercados campesinos de La Aldea, donde se unen con agricultores de otras partes de Cundinamarca y comercializan sus cosechas entre todos.  

“La idea es que sigamos creciendo con nuestro plan de acción organizado, que más huerteros se unan y contar, aún más, con el apoyo del Distrito para fortalecernos mucho más como red", concluye Alberto

Las personas que quieran ser parte de la red pueden comunicarse con el Jardín Botánico de Bogotá y presentar su interés.