¿Cuál es el plan del Distrito para mejorar la calidad del aire de Bogotá?

Panorámica de Bogotá Plan Estratégico para la Gestión Integral de la Calidad del Aire de Bogotá. Foto: Secretaría de Ambiente
Publicado:
17
Abr
2021
Escucha la noticia

Disminuir los niveles de contaminación en la atmosfera de la ciudad. Este es el propósito del Plan Estratégico para la Gestión Integral de la Calidad del Aire de Bogotá que es la herramienta de gobernanza que, a través de diferentes acciones, busca, entre otras, generar un cambio de hábitos en los ciudadanos para lograr así este propósito.

“Por primera vez en la historia de Bogotá tendremos metas verificables, no solamente en un Plan de Desarrollo de la Alcaldía de Bogotá, sino en un Plan de ciudad a 2030. Metas serán verificables de la calidad del aire, de reducción en la contaminación de PM2.5 y PM10.

Más muertes por enfermedades respiratorias que por armas 

Al año tenemos tres veces más muertes por enfermedades respiratorias aguda relacionadas con la mala calidad del aire que lo que tenemos por las armas blancas o de fuego que terminan cegando la vida de un ciudadano en Bogotá”, indicó la alcaldesa, Claudia López.

El Plan Aire es la herramienta que le permitirá a Bogotá gestionar y reducir el nivel de concentración atmosférica a través de decisiones y acciones estructurales que permitan que todas las personas puedan respirar un aire mejor.

El Plan Aire 2030 para cumplir los estándares internacionales

“El Plan Aire 2030 es la ruta crítica para que logremos en diez años cumplir los estándares internacionales de calidad del aire y así ofrecerle una mejor condición y salud a toda la ciudadanía. Tenemos en el Plan más de 40 programas que nos deben llevar a cumplir nuestras metas, estamos invitando a las organizaciones, empresas y ciudadanos para que asuman compromisos para mejorar nuestra calidad del aire”, aseguró la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

A partir del Inventario de Emisiones Atmosféricas, actualizado a 2018, se estima que en la ciudad se generan 9.501 toneladas de PM2.5 al año. De este número, cerca del 56 % proviene de la resuspensión de material de las vías y el 44 % restante, de fuentes específicas (automóviles e industrias, entre otras).

“El Plan propone estrategias integrales, inversiones priorizadas y medidas específicas para lograr las ambiciosas metas de disminuir a 2030 la concentración de material particulado (PM) 2.5 en un 16.6 % y de PM10 en un 14,2 %; además, reducir las toneladas de este contaminante emitidas por las diversas fuentes de contaminación en un 22 % para PM2.5 y del 17 % para PM10”, agregó la secretaria de Ambiente. 

La Secretaría de Ambiente trabaja en la justicia ambiental y cada día tiene el reto de proteger la salud de los niños, niñas y adultos mayores como población más sensible ante los episodios de contaminación. Controlar los factores de concentración atmosférica locales y mitigar los eventos regionales, transitar hacia tecnologías limpias e incentivar el uso de una movilidad sostenible son algunos de los propósitos.