¿Conoces qué es el material particulado o polvo que circula en Bogotá?

El polvo en el aire está compuesto por partículas de 2.5 y 10 micras de diámetro fáciles de respirar El polvo en el aire está compuesto por partículas de 2.5 y 10 micras de diámetro fáciles de respirar
Publicado:
18
Abr
2021
Escucha la noticia

Bogotá es una ciudad de aproximadamente ocho millones de habitantes y se caracteriza por tener una gran industria y miles de carros rodando a diario por las calles. Para su funcionamiento necesitan combustibles fósiles los cuales deterioran la calidad del aire que respiramos porque al quemarlos generan emisiones de gases como el dióxido y monóxido de carbono que contribuyen a su contaminación. El aire también se deteriora porque en él se encuentra circulando un polvo fino que contiene partículas respirables llamadas PM (Material particulado) el cual es una gran mezcla de material sólido muy pequeño y también de gases que están suspendidos en el aire y que son fáciles de respirar.

carbonindustrias

De acuerdo a la Secretaría de Ambiente, este material sólido que lo encontramos como polvo, proviene de muchas fuentes, generalmente proviene del polvo que se arrastra de los suelos agrícolas y de las canteras, es un polvo que circula en la atmósfera del planeta y mucho de este se queda en Bogotá. También se origina de incendios forestales en las selvas en la Amazonía colombo venezolana. Hay otra parte importante del polvo que se levanta sobretodo de las vías. Los vehículos circulan levantan polvo y generan una parte importante del material particulado que circula en Bogotá. Adicionalmente, el desgaste de las llantas, de la suspensión y las carrocerías de los vehículos originan polvo.

polvo

Por otro lado, están las construcciones, el recebo, los desechos, la arena y el cemento. Todo esto se suspende en la atmósfera creando una masa de material particulado.

 

¿Qué hay en el polvo o material particulado que nos rodea?

Según la Secretaría de Ambiente, el polvo que respiramos diariamente está compuesto básicamente de sílice, que es un material arenoso y de elementos químicos que se producen en la combustión. Así mismo, contiene materiales químicos complejos tales como, hidrocarburos, policíclicos aromáticos, metales en suspensión, cromo y hierro.

Germán Darío Álvarez, director Técnico Operativo del Jardín Botánico, dice que gran porcentaje de ese material particulado también se compone de “partículas del suelo negro, que es el que sostiene las plantas, como arenas, arcillas y limos; residuos de obras como cemento y ladrillo y residuos del caucho quemado de las llantas debido a su desgaste. Pero este polvo resulta siendo un material arenoso que químicamente no es tan cargado ni tan maligno”.

tierra

En cambio, “cuando esas partículas son de origen de hidrocarburos, contienen estaño o asbesto, tienen una carga química muy fuerte y ocasionan unos impactos graves en la salud”, añade Álvarez.

De acuerdo a estudios de la Secretaría de Ambiente, existen tres tipos de partículas:

  • El PM 10: Es decir, tiene 10 micras de diámetro y es el material particulado grueso compuesto por sílice. Existe otro que viene de las emisiones de combustión que tiene una carga química fuerte y se acumula en la atmósfera.
  • El PM 2.5: Tienen un diámetro de 2.5 micras y son partículas más finas. Tiene una carga química más importante y su tamaño es mucho más pequeño. La naturaleza las puede generar, pero no es la principal fuente. Se originan del impacto del desarrollo industrial, de las actividades del ser humano, la combustión en industria, de vehículos y de maquinaria.
  • El PM 1: Solo tienen 1 micra de diámetro y son partículas ultra finas. Son diez veces más pequeñas que el P.M. 10 y se miden por nanómetros. Se originan decombustibles fósiles y algunos procesos industriales.

A partir del Inventario de Emisiones Atmosféricas, actualizado a 2018, se estima que en Bogotá se generan 9.501 toneladas de PM2.5 al año.

De este número, cerca del 56 % proviene del material particulado resuspendido originado principalmente de las vías de la ciudad y no tiene una fuente específica de emisión, ya que puede ser generado por la erosión eólica, arrastre en la atmósfera desde otras fuentes, desgaste de frenos y llantas de los vehículos.

El 44 % restante viene de fuentes específicas como industrias, fuentes móviles como vehículos, motos y camiones (estos últimos son los que mayor representación tienen dentro del grupo, con el 32 %); el 10 % a vehículos que están fuera de carretera, por ejemplo, maquinaria amarilla; el 36 % a fuentes específicas de material particulado resuspendido como construcciones y canteras; el 11 % a fuentes fijas industriales; el 2 % a comerciales, y el 1 % a incendios forestales.

 

Implicaciones del polvo en la salud

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “nueve de cada 10 personas respiran aire que contiene altos niveles de contaminantes y 7 millones de personas mueren cada año en el mundo por la contaminación del aire externo y dentro de las viviendas”.

Por su parte, la alcaldesa Claudia López afirma que “al año, tenemos 3 veces más muertes por enfermedades respiratorias agudas relacionada con la mala calidad del aire que lo que tenemos por todas las armas blancas y armas de fuego que terminan cegando la vida de un ciudadano en Bogotá. El arma mortal de Bogotá se llama contaminación del aire. Pero es un arma tramposa y silenciosa”.

contaminacion

La Secretaría de Ambiente dice que la fracción gruesa de las partículas de polvo, por ejemplo, arena y sílice, las cuales no son agresivas químicamente, pero están suspendidos en el aire, afectan los sistemas respiratorios superiores.

Juan David Vergel, médico general de la Universidad de El Bosque, explica que “en primer lugar, las partículas de aire contaminado hacen que la vía aérea superior (boca, nariz cornetes, tráquea) se inflamen lo que hace que los pulmones se esfuercen más al respirar y producir más moco. El moco a su vez, si no es evacuado adecuadamente junto con las partículas inflamatorias, puede crear estados que conlleven a una infección, pueden descompensar enfermedades como bronquitis, asma o incluso enfermedades cardíacas”

“Inclusive las personas aparentemente sanas que salen a hacer ejercicio y respiran esas partículas, pueden tener desde afecciones leves como rinitis hasta neumonías” agrega el doctor.

gripa

Las PM 2.5 tienen la capacidad de entrar más profundo en el organismo por ser de tamaño pequeño. Estas partículas producen enfermedades respiratorias agudas y enfermedades pulmonares crónicas. Además, los científicos también afirman que ese material particulado fino, el 2.5, genera cáncer y otras enfermedades cardiopulmonares.

Por otro lado, el PM1, las partículas ultra finas, son las más peligrosas y nocivas para la salud.

Son tan diminutas que el ser humano no es capaz de retener. Se genera a altas temperaturas y presión de combustibles fósiles y algunos procesos industriales.

“El hombre en su evolución no estuvo expuesto a ese material particulado extrafino lo cual limitó su capacidad de defensa, entonces nuestro organismo no está preparado para esto por no estar expuestos a estas partículas” señala la Secretaría de Ambiente.

Pero no solo el ser humano se ve afectado por el material particulado suspendido en el aire, también se ven perjudicados los animales y las plantas. Álvarez explica que “el material particulado se adhiere a las hojas de las plantas obstruyendo sus estomas, células que intercambian gases, produciendo enfermedades fitosanitarias, es decir, en la salud de la planta”.

plantas

¿Qué se ha hecho para mejorar el aire de Bogotá y reducir el polvo en nuestro aire?

Precisamente la semana pasada, la Alcaldía de Bogotá firmó el pacto ‘#Unidos Por Un Nuevo Aire Pactemos por Bogotá’. Propone estrategias integrales, inversiones priorizadas y medidas específicas para lograr metas: a 2030 reducir la concentración de material particulado PM2.5 en un 16.6 % y de PM10 en un 14, 2 %; además, reducir las toneladas de este contaminante emitidas por las diversas fuentes de contaminación en un 22 % para PM2.5 y del 17 % para PM10.

Así mismo, la Secretaría de Ambiente, ha implementado siete estaciones para aumentar la información generada por la Red de Monitoreo de Calidad del Aire – RMCAB, la construcción participativa del Plan Aire y la reciente renovación del Índice Bogotano de Calidad del Aire y Riesgo en Salud – IBOCA,cuyo propósito es mostrar la concentración de contaminantes en Bogotá para contar con información y entender mejor las condiciones atmosféricas en que se encuentra Bogotá y así tomar mejores decisiones.

Por su parte, el Plan de Desarrollo 2020-2024, un nuevo contrato social y ambiental, contempla una inversión cercana a los 30.000 mil millones de pesos para reducir en un 10 % la concentración de material particulado de 10 y 2.5 micras.

Por otro lado, Bogotá firmó dos declaratorias en el marco del C40: la primera por un aire limpio, donde se comprometió a establecer todas las medidas necesarias que permitan mejorar su calidad del aire; y la segunda, por calles libres de combustibles fósiles, para que las nuevas adquisiciones de cualquier medio de transporte sean cero emisiones. 

transmilenio

Precisamente Bogotá sigue renovando la flota deTransMilenio. Para completar la transición a combustibles más sostenibles, se adjudicaron 1.485 buses eléctricoscero emisiones de los cuales 350 ya están en operación, 737 cuentan con tecnología Gas Euro VI y 71 con tecnología Diésel Euro VI en el componente zonal(mejor motor, mas potencia y menores emisiones).

El Jardín Botánico está firme con su compromiso de plantar 5.000 mts cuadrados de nuevos jardines y mantener 140 mil mts cuadrados de jardines existentes para generar bloqueos del material particulado y que ni los seres humanos ni los animales ni las plantas se enfermen.

plantas

La Alcaldía tiene un compromiso de reducir en un 10% las fuentes de contaminación y reducir el 18% en las zonas de Bogotá mas afectadas: Ciudad bolívar, Kennedy, Bosa, Tunjuelito y Soacha que son las localidades más afectadas por la pésima calidad del aire.

 ¿Cómo minimizar la exposición del material particulado en la salud?

Existen soluciones sencillas que pueden ayudar a mitigar el efecto del material particulado en la salud de los seres humanos.

El doctor Vergel indica que para prevenir este tipo de afectaciones por el material particulado en el aire “recomienda tratar de no respirarlas o evitarlas con filtros de aire, con mascarillas o disminuyendo las salidas hacia exteriores”.

masvarillas

Por otro lado, la OMS aconseja dejar de utilizar carbón no tratado como combustible doméstico debido a que contiene elementos tóxicos como arsénico, plomo y mercurio. La combustión incompleta de carbón en fogones y estufas poco eficientes puede provocar enfermedades graves. En cambio, recomienda “usar fuentes de energía menos contaminantes en los hogares, como “el gas de petróleo licuado, el biogás, el gas natural y el etanol, o la electricidad”.

gas natural