“Lo mínimo que podemos hacer es agradecerle a la ciudadanía”: Murrain

Campaña Cultura Ciudadana La cultura ciudadana de los bogotanos, cumpliendo los protocolos de bioseguridad, ha permitido que el impacto de la pandemia haya sido menos letal de lo esperado. FOTO: Alcaldía Mayor
Publicado:
7
Mar
2021
Escucha la noticia

El 6 de marzo de 2020, los planes para Henry Murrain, subsecretario de Cultura Ciudadana, al igual que para toda la Administración Distrital, comenzaron a cambiar radicalmente.

La investigación social mediante encuestas hechas en tiempo récord y la construcción de mensajes contundentes focalizados en la pedagogía y la comunicación masiva, se convirtieron en el principal objetivo de esta subsecretaría que ha tenido uno de los trabajos más difíciles a lo largo de este año de pandemia: concientizar a la gente del autocuidado para evitar la propagación del coronavirus.

Esa primera encuesta se realizó el 12 de marzo y sus resultados fueron inquietantes y preocupantes a la vez, pues la mayoría de personas coincidía en afirmar que acudirían inmediatamente a urgencias de clínicas y hospitales, si percibían síntomas de COVID-19. “Eso es muy grave, gravísimo, porque se podría generar un contagio masivo”, le dijo a Murrain al secretario de Salud, Alejandro Gómez, una vez conoció el informe.

Henry Murrain, subsecretario de Cultura Ciudadana

“Muchos investigadores han analizado los picos de la pandemia en algunas ciudades cuyo sistema hospitalario colapsó, porque los puntos de urgencia hospitalaria se convirtieron en puntos de contagio masivo debido a que muchas personas recurrían allí”, explica Murrain, quien señala que uno de las primeras indicaciones que se dio a la ciudadanía era la de llamar a la Línea 123.  

Y es que la reacción debía ser inmediata. Los contagios, así como el pánico y la incertidumbre, ascendían con prisa y sin pausa. Por eso, de manera simultánea, se comenzaron a implementar mensajes sencillos y concretos a través de eucoles, cuñas de radio y transmisiones por Facebook Live.

“En una semana la tendencia se revirtió: si antes la gente pensaba que tenía que ir a urgencias apenas tuviera síntomas de COVID-19, ahora la ciudadanía asimiló que debía llamar primero al 123, que tuvo triplicar su capacidad de respuesta”, recuerda el subsecretario.

Protocolos de bioseguridad

Una vez se neutralizó la angustia colectiva, los esfuerzos se enfocaron hacia el autocuidado, al mismo tiempo que la Administración Distrital tomó la delantera decretando la Alerta Amarilla y el Simulacro Vital.

“Al principio de la pandemia se decía, desde la Organización Mundial de la Salud, que no había que utilizar tapabocas, y que solo lo tenían que utilizar las personas que estuvieran contagiadas. Pero después se determinó que la mascarilla era fundamental”, señala Murrain.

Alcaldía Bogotá · Henry Murrain, subsecretario de Cultura Ciudadana

Incluso antes de darse a conocer el primer caso de coronavirus en el país, el uso del tapabocas, así como otros protocolos de bioseguridad, se comenzaron a difundir, a replicar y a repetir constantemente: lavarse frecuentemente las manos, evitar aglomeraciones, o toser en el pliego interno del codo o en pañuelos desechables, se fueron convirtiendo en costumbres inolvidables para los bogotanos.

“Lo que pudimos ver en una ciudad como Bogotá, que está atravesada por unos debates públicos tan pugnaces y tan destructivos, es que el esfuerzo colectivo ha sido enorme y lo mínimo que podemos hacer es agradecerle a la ciudadanía, porque gracias a ese esfuerzo, el impacto del virus no fue peor”, señala Murrain.

Por eso, todo lo aprendido este año se ha estado revalidando con la última campaña, ‘Detalles que salvan’, que reitera la importancia de usar el tapabocas, evitar las visitas y reuniones con personas distintas a las que convivimos y mantener la ventilación así como la circulación del aire.

Lo que sigue para el Distrito y en particular para Henry Murrain, el cerebro detrás de toda esta pedagogía ciudadana, es apostarle a simplificar los mensajes de cuidado, así como entender las relaciones causales que hay entre las acciones individuales y la contención del virus; porque si hay algo que le ha dejado de enseñanza este difícil año de pandemia es que “nos necesitamos más de lo que nos imaginamos y por eso la interdependencia es buena parte de lo que nos define como seres humanos”.