Economía bogotana se dinamiza con la celebración del Halloween

Niños disfrazados - Foto: pixabay.com

Niños disfrazados - Foto: pixabay.com

Lee antes de compartir:
29•Oct•2018
Publicado por: Javier Cortés
29•Oct•2018
Publicado por: Javier Cortés

La tradicional celebración del Halloween que se realiza anualmente el 31 de octubre incrementa en Bogotá la demanda de productos y servicios relacionados con los sectores de textiles, belleza, economía nocturna (bares, tabernas), alimentos y bebidas.

Así rumbean los bogotanos en Halloween

Una encuesta realizada recientemente por la Observatorio de la Secretaría de Desarrollo Económico –ODEB–, demostró que el 44% de las personas que celebrarán el día de los niños gastarán entre $50.000 y $100.000; el 32% entre $100.000 y $200.000 y el 24% más de $200.000, gastos que incluyen alquiler y/o compra de disfraz, accesorios y la celebración programada.

Además, en estas fechas el 30% de los capitalinos celebra en casa con amigos, actividad que representa un aumento en la venta de bebidas para distribuidoras y almacenes de comercio minorista. El 31% restante de los bogotanos celebra en el trabajo, en cine, centros comerciales, o en los barrios.

La temporada también genera empleo

De acuerdo con el ODEB, el 22% de las distribuidoras de bebidas y confiterías aumentaron su personal a dos personas adicionales gracias a la temporada e implementaron en promedio dos horas adicionales a su horario de funcionamiento.

Las ventas de dulces reflejan un incremento de 50% en distribuidoras especializadas, supliendo la demanda de dulces que se da en torno a la celebración del día de los niños en comunidades, barrios, centros comerciales y lugares de trabajo. Por su parte, las bebidas alcohólicas presentan mayores ventas de 15%.

A las bogotanas les gusta disfrazarse

La encuesta indica un aumento del 57% en servicios de maquillaje, peluquería y uñas; las mujeres las que generan mayor participación en la demanda de estos servicios con un 72%. Por su parte los hombres y niños participan tan solo con un 14% cada uno.

Los negocios de alquiler y venta de disfraces perciben un aumento significativo en sus ingresos como resultado de la temporada, donde se ven beneficiadas micro negocios y personas dedicadas al oficio de la confección.

Una fiesta para toda la familia

De acuerdo con la encuesta realizada, el 58% son padres que celebran con sus hijos, de estos el 44% compró el disfraz en un almacén de cadena, 37% alquiló, 13% compró en una tienda especializada y 6% encargo la elaboración del disfraz.

Las cacharrerías, por su parte, registran un aumento de 44% en la venta de accesorios para disfraces y 16% en la venta de utilería, lo cual está directamente relacionado con la celebración, donde además de insumos para complementar los disfraces, son demandados elementos para eventos organizados. En la demanda a los productos en este tipo de negocios tienen mayor participación insumos para mujeres con 39%, niños con 33% y hombres con 28%.