Alerta amarilla en Bogotá fue ocasionada por condiciones climáticas asociadas a quemas e incendios

Contaminación - FOTO: Consejería de Comunicaciones de Alcaldía de Bogotá

Contaminación - FOTO: Consejería de Comunicaciones de Alcaldía de Bogotá

Lee antes de compartir:
02•Abr•2018
Publicado por: Libian Barreto
02•Abr•2018
Publicado por: Libian Barreto

Debido a las condiciones meteorológicas que se presentaron en los días previos a Semana Santa, el Distrito declaró la alerta amarilla en Bogotá. Lo anterior, como consecuencia de condiciones climáticas asociadas a cambios en la dirección de los vientos que hicieron que partículas contaminantes permanecieran suspendidas  en el aire de la capital.

Además de esto, se detectaron más de 10.000 puntos calientes (quemas e incendios) en Venezuela, Panamá, la Orinoquia y en la Costa Atlántica colombiana que terminaron afectando el aire en Bogotá.

Este fenómeno se intensificó en la zona occidental de la ciudad, especialmente en las localidades de Suba, Engativá, Fontibón, Bosa, Tunjuelito, Kennedy y Puente Aranda, como consecuencia del cambio en las condiciones meteorológicas que variaron las temperaturas, la humedad y los vientos, evitando que los agentes contaminantes se dispersaran.

“Además de las condiciones meteorológicas que se presentaron, las emisiones contaminantes en Bogotá las generan las industrias (fuentes fijas) las cuales aportan un 44 por ciento de material particulado. En fuentes móviles, solo el trasporte de carga aporta un 43%, mientras que TransMilenio un 9% y el restante se divide en transporte especial, motocicletas y carros particulares”, aseguró Francisco Cruz, Secretario de Ambiente.  

Durante los 7 días que duró la alerta amarilla en la capital, técnicos de la Secretaría de Ambiente intensificaron los operativos de control en el sur occidente de la ciudad para regular aquellas industrias y vehículos que estaban contaminando el aire de los bogotanos.

Como resultado se sellaron 11 empresas que por sus procesos de combustión estaban generando emisiones contaminantes. Además se revisaron 366 vehículos de los cuales fueron rechazados 144 e inmovilizados 35.

En lo corrido de la administración del alcalde Enrique Peñalosa se han suspendido actividades a 28 empresas tipo calderas y se han realizado más de 60.000 revisiones a vehículos de los cuales más de 3.000 han sido inmovilizados.