Distrito promueve inclusión social de menores de edad con discapacidad

Menores con discapacidad 'Entre pares' y 'Nidos', programas de inclusión para niños con discapacidad. Foto: Integración Social
Publicado:
19
Jul
2021
Escucha la noticia

Estrategias como ‘Nidos’ del Instituto Distrital de las Artes (Idartes) y ‘Entre Pares’, de la Secretaría Distrital de Integración Social, fomentan la inclusión social de menores de edad con discapacidad en actividades artísticas y creativas.

A través de Centros Crecer, la Estrategia de Fortalecimiento a la Inclusión (EFI) y articulaciones con entidades como la Secretaría de Educación del Distrito, niñas, niños y adolescentes con discapacidad han logrado ingresar a procesos de educación tradicional.

Proyectos con enfoque de inclusión social

Niñas, niños y adolescentes con discapacidad, que participan en los servicios sociales de la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS), son parte de escenarios educativos dentro del aula regular (formación académica tradicional), a través de proyectos y estrategias distritales con enfoque de inclusión social.

Un ejemplo de estos procesos es Mathew León, de tres años y quien tiene una discapacidad por su diagnóstico de Síndrome de West, él hace parte del nivel párvulos en el jardín infantil Comuneros Norte, localidad de Suba, de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Como Mathew, un número significativo de niñas y niños, quienes viven con sus familias situaciones de vulnerabilidad económica y social en Bogotá, reciben atención integral a través de la Subdirección para la Infancia de Integración Social, con proyectos como la ‘Estrategia Entre Pares’, y alianzas con entidades como el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) y su estrategia de arte para la primera infancia: ‘Nidos’.

Estrategia 'Nidos'

Estas articulaciones generan espacios de creatividad, aprendizaje y fortalecimiento de habilidades para las niñas y los niños, como ha sido el caso de la estrategia ‘Nidos’, que fortalece esta gran apuesta, por medio de actividades como obras teatrales, creación de piezas creativas y reconocimiento simbólico del arte.

Durante cada sesión, Mathew va acompañado de su madre. Suele observar con atención las indicaciones que le brindan, participa y sonríe. “Ha sido un proceso maravilloso y acogedor. Inicialmente, tenía miedo de traerlo al jardín por su condición. Yo pensaba: ¿será que lo van a recibir con cariño?, ¿será que podría ser discriminado? Afortunadamente, todas y todos han sido muy atentos con él. Eso me ha generado tranquilidad”, aseguró Leidy Moreno, madre de Mathew.

 

 

¿Cómo se trabaja en cada sesión?

Se trabajan ejercicios sensoriales y experimentales. Hay un enfoque de inclusión y diferencial, donde se propician escenarios de participación. La relación con el entorno y aprender sobre las diferencias de las demás personas, permite eliminar las barreras de aprendizaje tradicional, lo que genera una transformación social.

“Mathew ha empezado a socializar poco a poco con sus compañeras y compañeros. Le gusta participar y ser activo con actividades físicas como, por ejemplo, la danza. Las otras personas comparten con él de manera activa”, afirmó María Eugenia Noguera, profesora del jardín infantil Comuneros Norte.

Estrategias con enfoque de inclusión para niñas y niños

Además de ‘Nidos’, iniciativa de Idartes, y la ‘Estrategia Entre Pares’, iniciativa de la Subdirección para la Infancia en Integración Social, donde se generan procesos de inclusión dirigidos a primera infancia, infancia y adolescencia con discapacidad y alteraciones en el desarrollo, hay otras estrategias que promueven este enfoque.

Es el caso del Proyecto 7771 ‘Fortalecimiento de las oportunidades de inclusión de las personas con discapacidad, sus familias y cuidadores-as en Bogotá’, donde, a través del acompañamiento y fortalecimiento de competencias que desarrollan los profesionales de Centros Crecer, la Estrategia de Fortalecimiento a la Inclusión (EFI) y las diferentes articulaciones generadas con entidades como la Secretaría de Educación del Distrito, algunos casos de niñas, niños y adolescentes con discapacidad han logrado ingresar a procesos de educación tradicional.

Plan de Atención Individual

Los profesionales de educación especial, en conjunto con terapeutas ocupacionales, realizan un seguimiento de los avances y la aceleración que presenta cada niña, niño y adolescente, con respecto al Plan de Atención Individual (PAI). A partir de esto, los educadores especiales aplican una valoración pedagógica donde se evidencian los pre recurrentes básicos para poder ubicar al participante, de acuerdo con su edad escolar.

Se realiza una articulación con la dirección local de educación, se ubica el colegio de inclusión más cercano al domicilio y se contacta a la familia para hacer el proceso de sensibilización y orientación. Al formalizar la matrícula, hay una articulación con los profesores para poder dar curso a los seguimientos mensuales (seis meses).

Incluye servicio de transporte durante la presencialidad y la alternancia, también para algunos encuentros locales, en caso de que haya. El servicio social se brinda en cuatro modalidades: alternancia, virtualidad, encuentros locales y visitas domiciliarias