Después de 70 años, el metro de Bogotá es una realidad

Metro de Bogotá - Imagen de referencia.

Metro de Bogotá - Imagen de referencia.

Lee antes de compartir:
28•Jun•2019
Publicado por: Jose Luis Martínez
28•Jun•2019
Publicado por: Jose Luis Martínez

Después de muchos proyectos, muchas ideas y muchas desilusiones hoy el metro de Bogotá es una realidad. Más de 70 años tuvieron que esperar los bogotanos para la llegada de este sistema de transporte que descongestionará el tráfico de la ciudad y hará más fácil la vida de todos.

Desde 1942, cuando el alcalde de la época Carlos Sanz de Santamaría lo propuso por primera vez hasta 2016 cuando el alcalde Enrique Peñalosa y el presidente Juan Manuel Santos lograron hacer realidad este sueño, pasaron 74 años.

También le puede interesar: ¿Ya sabes cómo será el metro de Bogotá? Acá te contamos

Entérate de cómo llegó hasta este punto el metro de Bogotá

1942 - Cuando Bogotá tenía 400 mil habitantes, el tranvía prestaba el servicio de transporte público, con una alta demanda (200 mil pasajeros/día). El alcalde Carlos Sanz de Santamaría propuso la construcción de un metro para Bogotá y la reserva de terrenos en una franja paralela a los cerros

1949 - Tras los hechos del 9 de abril de 1948, el alcalde Fernando Mazuera contrató al urbanista internacional Le Corbusier para hacer los estudios de reconstrucción de la ciudad. Con apoyo de la firma Wiesner y Sert, Bogotá adoptó un plan de trabajo que incluyó la construcción de una línea férrea.

1953 - Bogotá, con 700 mil habitantes, adoptó un Plan Regulador para su crecimiento urbano, que contempló medidas para aliviar el tráfico, como implementar un metro a lo largo de la Avenida Caracas, ampliar vías, construir paraderos, regular el ingreso de carros al centro y adquirir una moderna flota de buses.

1954 - El alcalde Roberto Salazar Gómez anunció la elaboración de un primer estudio técnico para construir el Metro. Sin éxito solicitó al Concejo de Bogotá autorizar un préstamo para el proyecto.

1957 - Bajo la presidencia del General Gustavo Rojas Pinilla fue contratada una firma japonesa para la construcción del Metro, bajo el esquema de concesión. Los gobiernos del Frente Nacional descartaron la iniciativa.

1963 - Con cerca de 1,6 millones de habitantes en Bogotá, el alcalde Jorge Gaitán Cortés propuso la construcción del Metro y el Tren de Cercanías para atender las necesidades de una ciudad en crecimiento.

1966 - El gobierno distrital insistió ante la Nación en la construcción de una primera línea de Metro por la Avenida Caracas entre calles 68 y 22 sur. Un trazado de 12 kilómetros y cinco estaciones.

1968 - El alcalde Virgilio Barco reservó US$200 mil para hacer un estudio sobre el sistema de transporte masivo para Bogotá.

1974 – 1976 - Bogotá, con 2,5 millones de habitantes, revivió la idea de usar la línea férrea existente, como línea metro.

1981 - Ineco - Sofretu, junto con Consultoría y Sistemas de Colombia, bajo la alcaldía de Hernando Durán Dussan, plantean construir tres líneas férreas subterráneas y dos líneas periféricas (92,8 km). Avanzó la formulación de estudios específicos y pliegos de licitación para una Línea Prioritaria (23 km).

1987 - Bogotá, con 3,9 millones de habitantes, acogió la propuesta de Intermetro SPA de Italia basada en rehabilitar el 75% de las vías férreas existentes (46,4 km y 29 estaciones), mediante tres fases de obra. La Línea Prioritaria definida tenía 23 kilómetros en superficie.

1988 – 1991 - El alcalde Andrés Pastrana priorizó la construcción de la Troncal Caracas tras descartar el proyecto de Intermetro SPA. Aunque gozaba del respaldo del Presidente Virgilio Barco, recibía embates de diferentes sectores políticos por no considerarlo prioritario, pero sí costoso para atender sólo el 10% de los viajes de la ciudad.

1992 - Juan Martín Caicedo propuso al gobierno Gaviria un “Acuerdo Nación - Distrito” para construir el metro, sin acogida.

1993 – 1994 - Bogotá, con 4,9 millones de habitantes, bajo la administración de Jaime Castro, llevó al Concejo un Proyecto de Acuerdo para crear una empresa Metro y construir la primera línea, bajo la modalidad de concesión a 30 años. Las dificultades de financiación condujeron a archivar el proyecto.

1996 - Durante el gobierno de Antanas Mockus fue formulado el Plan Maestro de Transporte Urbano, política de movilidad a 25 años, con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). El Plan Maestro trazó una red de transporte cuyo eje sería una línea de Metro de 40 km de norte a sur, con cuatro corredores de alimentación. También contempló la reorganización de rutas y empresas de transporte público. La propuesta resultó muy costosa para la ciudad.

1997 - Bajo la presidencia de Ernesto Samper avanzó el diseño conceptual del Sistema Integrado de Transporte Masivo a cargo de Ingetec – Bechtel – Systra. El estudio estableció un sistema compuesto por rutas troncales (48,4 km) y tres líneas Metro (78,8 km). La Primera Línea (29,3 km) uniría el suroccidente con el noroccidente. La crisis fiscal y las severas restricciones de crédito internacional impidieron impulsar el proyecto.

1998 - Llega a la alcaldía Enrique Peñalosa con una propuesta que incluía el Metro impulsado por la Nación, pero complementado con un sistema para acabar con la denominada “Guerra del Centavo”, consistente en troncales para buses de gran tamaño, servidos desde estaciones a las cuales se accede después de pagar el pasaje.

2000 – 2003 - El gobierno de Enrique Peñalosa inicia la adquisición de predios para el metro, con el terreno para la primera estación, proyectada en Bosa. Entre tanto pone en marcha el proyecto TransMilenio con corredores exclusivos y estaciones con prepago. El 18 de diciembre de 2000, Enrique Peñalosa inaugura la primera ruta de TransMilenio que comenzó a operar con 14 buses por la Troncal de la Caracas, entre la calle 80 y la calle sexta.

2003 – 2006 - El 27 de diciembre de 2003 entró en operación la troncal Calle 13 y Avenida de Las Américas de la Fase II del sistema TransMilenio. El 1 de julio de 2005, los buses articulados empezaron a rodar por la Avenida NQS desde la calle 92 y hasta la Autopista Sur y meses después el tramo entre la Escuela General Santander y el Portal del Sur. El 26 de abril de 2006, la troncal Avenida Suba fue puesta en servicio.

2006 - Con 6,7 millones de habitantes, la ciudad adoptó el Plan Maestro de Movilidad (Decreto 319/06), a partir del cual, la Secretaría Distrital de Movilidad adelantó el diseño del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP). Una red articulada de modos de transporte: metro, buses articulados, buses, trenes de cercanías, taxis, bicicletas y los viajes a pie.

2008 – 2010 - El estudio de ingeniería conceptual elaborado por Sener – Transportes Metropolitanos de Barcelona - Ingeniería y Sistemas y Advance Logistic Group proyectó para Bogotá una red metro de 100 kilómetros y 112 estaciones. La Primera Línea definida (27,5 km) tenía origen en el Portal de Las Américas, con un recorrido hasta el centro de la ciudad, para servir el corredor oriental.

2012 – 2016 - La Fase III de TransMilenio inició en junio de 2012 con la puesta en operación de algunas estaciones sobre la Calle 26. A finales de 2013, cuatro estaciones fueron puestas en servicio para el beneficio de los habitantes del municipio de Soacha. La Fase III cuenta con 21,7 kms (Calle 26 con 13 estaciones, Carrera 10 con 9 estaciones y calle 6 con 2 estaciones) y 16,7 kms de Pre-Troncal (Cra. 7).

2013 – 2015 - La administración de entonces adelantó un estudio de ingeniería básica avanzada para un metro bajo tierra, con un trazado desde el Portal de las Américas, en Bosa, hasta la Calle 127 con Carrera 9. El costo de este proyecto se estimó en $13,9 billones, pero la devaluación y otras consideraciones hicieron que el CONPES dispusiera su recorte hasta la Calle 100 con Carrera 11.

2015 - La caída en el precio del petróleo a nivel mundial causa una devaluación del peso colombiano superior al 60%, dejando inviable financieramente el proyecto metro bajo tierra. A finales de 2015, durante la campaña electoral, Enrique Peñalosa propone hacer un metro en viaducto, para lograr mayores beneficios con el presupuesto disponible y reducir riesgos asociados a las construcciones bajo tierra, en Bogotá.

2016 - ¡El metro es una realidad!

El Gobierno Nacional y el nuevo Gobierno Distrital optaron por crear de común acuerdo la Gerencia del Proyecto y por realizar un ejercicio de comparación de alternativas, encargado a la consultora internacional Systra, que permitiera identificar la mejor combinación de inversiones en cuanto a generación de ahorros de tiempo para los usuarios, teniendo en cuenta: a. El presupuesto disponible ($13,8 billones). b. La realidad cambiaria. c. Los costos y riesgos asociados a la construcción en tipología elevada y bajo tierra. d. La necesidad de generar un sistema integrado, con troncales que alimenten el metro y maximicen los ahorros de tiempo para los usuarios.