"Vamos a recuperar el espacio público de los peatones": Secretario de Movilidad

Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad en el marco de la Rendición de Cuentas del sector Movilidad Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad en el marco de la Rendición de Cuentas del sector Movilidad
Publicado:
1
Mar
2021
Escucha la noticia

En el marco de la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas del sector Movilidad, donde se destacaron principales logros del 2020 y prioridades para el 2021, Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad, habló con Portal Bogotá y nos contó sobre algunas proyecciones en materia de movilidad para la ciudad en este año.

 

¿Cómo van los desarrollos para el "Pico y Placa Solidario", aún se mantiene la propuesta de la fase II y III para este año?

Sí, por supuesto. El año pasado lo que hicimos fue ajustar Pico y Placa al esquema de cargos por congestión. Vamos a ajustar la periodicidad por la cual se paga, hoy solamente se puede pagar por 6 meses, queremos ajustarlo para que se pueda pagar por mes/por semana.

Estamos ajustando también para que no sea un pago fijo, hoy el monto es el mismo para cualquier tipo de vehículo, lo vamos a ir ajustando entonces también para que corresponda ese pago a las características de los vehículos.

En abril comenzamos con la fase II y para octubre de este año iniciaremos con fase III, donde vamos a tener muchas más precisiones sobre la tipología vehicular, para poder cobrar por viaje y con algunas características adicionales de los usuarios siempre buscando favorecer la movilidad compartida, mayor eficiencia en el uso de los vehículos, de la infraestructura y de los datos, y por supuesto entonces, tener una mejor gestión de la movilidad en Bogotá.

 

 

A propósito de la modificación del bicicarril de la calle 13, ¿qué viene en materia de movilidad para este año en cuanto a entradas a la ciudad por el occidente?

Estamos en un diálogo con el gobierno nacional para poder entregarle una solución estructural de todo el borde occidental.

No es solo la calle 13, es la ALO Centro, las salidas de Bogotá con las mejoras de la calle 80, y en la sabana tenemos DEVISAB, concesión que atraviesa varios municipios de la sabana. Este circuito logístico lo estamos coordinando con el IDU y la alcaldesa, quien ha liderado todo este proceso. Hemos venido hablando también con la ANI, con el Instituto de Transporte y con el INVÍAS, para poder entregarle a la ciudadanía una respuesta sobre el borde occidental.

Además, estamos estructurando un documento CONPES para plasmar estas iniciativas, junto con fase 2 de Metro (Suba y Engativá) y con la terminación de la troncal de la Av. Cali.  

Nicolas Estupinan
<em>Nicolás Estupinan - Secrtario de Movilidad </em>

Este año avanzará la construcción de la primera línea del Metro, la Av.68, la calle 13 y otras obras que se van a realizar al mismo tiempo por la ciudad. ¿Ya se tienen definidos los planes de manejo de tráfico para que Bogotá no se paralice?

El 2021, 2022 y 2023, van a ser años muy complejos porque van a coincidir muchas obras: Regiotram Occidente, Av. 68, la Av. Cali y la Ciclo-Alameda Medio Milenio, obras que van a ser muy complejas pero difícil de administrar.

Entonces tenemos dos respuestas muy concretas:

Primero, creamos una Gerencia en Vía que es un grupo más sofisticado, nutrido de más personas que van a estar trabajando permanentemente en los 14 corredores principales de la ciudad, por los cuales transitan más del 80% de todos los pasajeros del sistema de transporte público, y el 65% de los vehículos particulares.

Además, tenemos 30 drones que nos ayudan para el levantamiento de choques simples y estamos trabajando con todo el proceso de semaforización inteligente, también los postes amarillos que son cámaras que nos ayudan a determinar el largo de la cola en las intersecciones para gestionar de una manera más eficiente la automatización de los ciclos semafóricos.

En segundo lugar, contratamos a la Universidad Nacional para que nos ayudara a articular esos planes de manejo de tráfico en todos los frentes de la obra del Metro, de la 68 y de Regiotram; por tanto, necesitamos integrarlos en un micromodelo de tránsito que nos permita ver cual es la solución más eficiente de la redistribución del tráfico en las vías paralelas que no están siendo intervenidas y sobretodo, la comunicación permanente con la ciudadanía para que puedan estar enterados de estos desvíos y de las obras y así puedan planificar mejor sus viajes.

Vista de la principal arteria de Bogotá
Carrera 30 de Bogotá

¿Cabe la posibilidad de implementar la medida del Pico y Placa todo el día como en años anteriores?

No es una posibilidad que por ahora estemos revisando, pero tampoco descartamos esa opción.

Usted dijo que el año pasado fue el año de la bicicleta y que este año es el año del peatón, ¿cómo se va a manejar la movilidad con los peatones?

El año pasado, en este proceso de redistribución del espacio público, asignamos más espacio a un grupo de movilidad que está creciendo y vimos entonces como, por ejemplo, en la calle 13, uno de cada tres vehículos, en el horario pico de la mañana, es una bicicleta. En la séptima con 63, pasamos de tener, 32 ciclistas en la hora pico de la mañana, a tener 940 ciclistas. Entonces en la medida en que ese grupo se vaya consolidando vamos a entregarle más espacio.

Este año nos vamos a concentrar muchísimo entonces en la recuperación y regulación del espacio público para los peatones y el mal parqueo de vehículos sobre los andenes que pone en riesgo a los peatones y violan todas las normas de tránsito. Estamos creando un grupo de 300 guardas de tránsito que nos ayuden desde la secretaría, a controlar, vigilar y regular el espacio público para todos los actores, pero especialmente para los peatones.

 

Aún hay personas que sigue teniendo desconfianza en las cámaras salvavidas, ¿cómo hacer para ganarse la confianza de la gente con respecto a las cámaras salvavidas este 2021?

La confianza está en las cifras y en el resultado que han tenido los corredores donde pusimos cámaras y donde empezamos con la reducción de la velocidad a 50 km/h.

Los primeros corredores fueron el de la carrera 30 y la Autopista; vimos entonces una reducción de las fatalidades hasta el 30%. La velocidad es el factor más importante que determina la probabilidad de ocurrencia de un siniestro y la gravedad de la magnitud. Por lo tanto, es muy importante que las personas entiendan que las cámaras sí salvan vidas y que esas cámaras nos permiten a nosotros detectar una infracción y por supuesto ayudarle a la ciudadanía a que baje la velocidad.

 

 

¿Se alcanzará a implementar este año la Política Pública de la bicicleta que usted anunció junto a la alcaldesa Claudia López?

Sí, por supuesto. La política pública lo que consolida son distintas acciones dispersas que ya se venían desarrollando y compromete recursos de 2.2 billones para los próximos 18 años. Estos 84 km de ciclorrutas hacen parte de esa iniciativa y hacen parte de la meta de esta administración de dejar 280 km de infraestructura segregada específica para bicicletas. Entonces por supuesto que ya iniciamos con la Política Pública de la bicicleta ya empezamos implementar todas las acciones.