Día Internacional del Trabajo Doméstico #EnCasaNosCuidamosEnEquipo

Conmemoración del Día Internacional del Trabajo Doméstico Conmemoración del Día Internacional del Trabajo Doméstico
Publicado:
22
Jul
2020
Escucha la noticia

Este 22 de julio, la Secretaría Distrital de la Mujer se une a la conmemoración del Día Internacional del Trabajo Doméstico con un llamado a que como sociedad trabajemos en equipo y reconozcamos, valoremos, visibilicemos y redistribuyamos el trabajo de cuidado y las labores domésticas de forma equitativa entre hombres y mujeres.

La secretaria de la Mujer, Diana Rodríguez Franco explica que la realidad del confinamiento por la pandemia COVID-19,visibilizó los trabajos domésticos y de cuidado de una manera diferente, al igual que la participación en estas labores.

"Las conversaciones familiares, en redes sociales y en medios, han girado en torno a las dificultades y retos que presentan esos trabajos. Muchos memes y chistes de esta época hablan sobre las jornadas lavando loza, haciendo aseo o haciendo tareas con hijos e hijas. Esto, sin duda nos hizo valorar de manera diferente, y tal vez por primera vez, estos trabajos y darnos cuenta que históricamente, y aún hoy, siguen estando desproporcionadamente en hombros de las mujeres, como si esto fuera algo natural, pero no lo es”, expresa Diana Rodríguez Franco, Secretaria de la Mujer.

El reto de la Entidad para reconocer, redistribuir y reducir los trabajos del cuidado, es la puesta en marcha de un Sistema Distrital de Cuidado. El Sistema es un ámbito de articulación de los servicios y políticas para responder a las demandas de cuidado de manera corresponsable entre el Distrito, la Nación, el sector privado, la sociedad civil, las comunidades y familias/hogares.

Conmemoración del Día Internacional del Trabajo Doméstico

Diana Rodríguez Franco, señala que “El trabajo doméstico y de cuidado, aun cuando es innegable su importancia para nuestra existencia y bienestar cotidiano, está subvalorado, invisibilizado y no remunerado o mal remunerado y esa es una realidad que necesitamos transformar, en conjunto entre el Estado, la empresa privada y la ciudadanía”. 

A lo largo de nuestra vida todas y todos cuidamos y necesitamos ser cuidados, asear, cocinar, lavar, cuidar de menores, de personas adultas mayores o de personas enfermas o con discapacidad, esto es trabajo doméstico y de cuidado. Día a día estas labores son vitales y necesarias para garantizar nuestra existencia en lo individual, familiar y colectivo. 

Sin embargo, estos trabajos han sido realizados casi exclusivamente por mujeres. Actualmente el 96% del trabajo doméstico remunerado es realizado por mujeres y de ellas, solo el 38% cotiza a pensión. 

Las mujeres tienen una doble jornada: destinan 9:32 horas a sus empleos y 4:00 horas al trabajo en casa, dedican 3 veces más de tiempo que los hombres a los trabajos domésticos.

Ante estas cifras, es necesaria una transformación cultural, la Secretaría Distrital de la Mujer, hace un llamado a:  

  1. Reconocer y valorar el trabajo realizado por las cuidadoras. Como sociedad debemos desnaturalizar la idea de que es un trabajo “inherente” a las mujeres. Necesitamos asumir los cuidados en equipo, como sociedad. Se trata de compartir, de aprender a cuidarnos y a cuidar a los demás en equidad.   

  2. Redistribuir las cargas de cuidado de forma corresponsable entre hombres y mujeres, y entre hogares, Estado, sector privado y comunidades. Sin esto las mujeres verán limitado su autocuidado, su fortalecimiento profesional, su autonomía económica y su participación social y política. Si trabajamos como un equipo en casa, hombres y mujeres podremos gozar del mismo tiempo y de las mismas oportunidades. Ganamos todas y todos. 

  3. Visibilizar el trabajo doméstico y de cuidado no remunerado como actividad imprescindible para el funcionamiento económico actual. No en vano, si fuese pago, representaría el 13% del PIB en la ciudad. 

Conmemoración del Día Internacional del Trabajo Doméstico

Para cumplir con el objetivo de aportar a la equidad, a que en equipo nos cuidemos todas y todos, la Secretaría Distrital de la Mujer liderará la estructuración del Sistema Distrital de Cuidado, para reconocer, redistribuir y reducir el tiempo de trabajo de cuidado no remunerado de las mujeres. La inversión, que a nivel distrital ascenderá en 4 años a $5,2 billones de pesos, trabajará para:

  1. Brindar una mayor y más completa oferta de servicios de cuidado para la atención a la población con mayores niveles de dependencia como niños y niñas menores de 5 años, adultos mayores dependientes y personas con discapacidad.

  2. Desarrollar procesos de empoderamiento para cuidadoras y cuidadores, a través de servicios de reposo y formación y homologación de sus saberes, con el fin de valorar y resignificar el trabajo de cuidado.

  3. Impulsar un cambio cultural y pedagógico en el Distrito, frente a la corresponsabilidad en la realización del trabajo de cuidado en los hogares y comunidades, a fin de redistribuir este trabajo entre hombres y mujeres, propendiendo por el desarrollo de nuevas masculinidades.

¿Cómo accederá la población a este conjunto de servicios? Llegará a ellos a través de las manzanas de cuidado y de las unidades móviles de servicios del cuidado, centralizadas en algunos sectores de la ciudad, y de manera itinerante, incluyendo el sector rural. 

Estamos ante una oportunidad histórica. Como institucionalidad estamos avanzando.