Crecimiento y competitividad para Bogotá

Lee antes de compartir:
17•Mayo•2013
Publicado por: cduarte
17•Mayo•2013
Publicado por: cduarte

Que la economía bogotana creció a tasas más altas que la nacional durante los primeros tres trimestres del año 2012 y que, al igual que el país, en Bogotá se ha presentado una desaceleración de la economía desde el segundo semestre de ese mismo año, debido a la caída en la producción fabril y de la construcción, son algunos de los datos que hoy conocemos, gracias al convenio firmado por la Alcaldía de Bogotá con el Dane, cuyas cifras serán públicas en noviembre de este año (crecimiento a segundo trimestre de 2013).

Por la misma vía, van las últimas cifras conocidas sobre la industria y el comercio a escala nacional, las cuales han generado a la vez llamados de los gremios, columnas de opinión y hasta una propuesta del Gobierno Nacional para reactivar el sector industrial. Aunque el Distrito no ejerce mayor injerencia sobre la tasa de cambio, los temas aduaneros o la política arancelaria, sí puede generar una política contracíclica con énfasis en la mejora de la infraestructura bogotana, que ayudará al país, pues la economía de la ciudad representa 26% de la riqueza nacional.

Incrementar la productividad y lograr un crecimiento económico incluyente, a través de la promoción de inversión en infraestructura, es objetivo primordial de la actual administración. Esto sin desconocer que la inversión en educación, en una economía donde lo fundamental es la producción de las ideas, se vuelve la mejor inversión para mejorar la competitividad (tratándose de un tema tan importante, lo desarrollaré en una siguiente columna).

La tarea ya comenzó en 2012. Si medimos estas inversiones con la metodología que el Dane utiliza para la elaboración de las cuentas nacionales, podemos asegurar que durante el primer año de Gobierno de la actual administración las inversiones en obras civiles superaron los $900.000 millones. Inversión que se centró en construcción y mantenimiento de vías urbanas -$775.000 millones−, incluyendo la infraestructura que acompaña a TransMilenio. Asimismo, el Distrito ejecutó $78.000 millones en andenes, parques, coliseos y otros equipamientos urbanos, y $65.000 millones en redes y troncales de acueducto y alcantarillado. Esto implicó que, durante el año pasado, $23.000 personas estuvieron ocupadas en la construcción de obras civiles en Bogotá, según el Dane.

Sin embargo, la coyuntura económica actual requiere de una política anticíclica más agresiva. La tarea consignada en el Plan de Desarrollo ‘Bogotá Humana 2012-2016’ es clara. Para continuar mejorando la competitividad del aparato productivo de la capital, debemos aumentar la inversión en infraestructura física. La cifra estimada de ejecución entre 2012 y 2016 en obras de infraestructura se sitúa alrededor de $5,6 billones.

Una de las inversiones fundamentales para la ciudad es la correspondiente a movilidad; de ahí el interés del Distrito en que le sea otorgado un cupo de endeudamiento por $4,3 billones, de los cuales $3,6 billones se destinarían a obras de movilidad. Con esos recursos, ya se ha dicho, se espera financiar un paquete de obras que incluye el metro pesado, dos metrocables, varias de las vías que se iban a financiar con valorización y la troncal de TransMilenio por la Avenida Boyacá. ¡Una vez más el Concejo de Bogotá tiene la palabra!