Tosferina: ¡atención!, estos son los síntomas en los niños pequeños

La tosferina es causada por la bacteria “Bordetella pertussis”. Foto: Secretaría de Salud

La tosferina es causada por la bacteria “Bordetella pertussis”. Foto: Secretaría de Salud

Lee antes de compartir:
visualizaciones
0 veces compartido
15 • Jun • 2017
Publicado por: katherine.loaiza
15 • Jun • 2017
Publicado por: katherine.loaiza
0 visualizaciones
0 veces compartido

La tosferina es considerada como una de las infecciones respiratorias más graves que puede ocasionar la muerte en menores de un año.

Es por eso que la Secretaría de Salud intensifica sus acciones de prevención. Lo más importante es que las mujeres gestantes se vacunen contra esta enfermedad en la semana 26 de gestación.

En el año 2015, se presentaron en Bogotá seis muertes en menores de un año a causa de la tosferina. En el año 2016 y en lo corrido del año 2017, no se han registrado muertes por esta enfermedad, por lo que el llamado de la Secretaría de Salud busca incentivar la vacunación en las gestantes debido a que, con la aplicación de la vacuna, la madre transfiere las defensas contra la tosferina al recién nacido.

La tosferina es causada por la bacteria “Bordetella pertussis”, la cual ocasiona una tos muy fuerte que no se puede controlar, siendo mucho más grave en los menores de 6 meses. Se propaga fácilmente a través del aire, cuando la persona que tiene la enfermedad respira, tose o estornuda.

La tosferina comienza con los siguientes síntomas:

  • Moqueo o congestión nasal.
  • Estornudos.
  • Tos leve.
  • Interrupción de la respiración en los bebés (apnea).

Después de 1 o 2 semanas, comienza la tos que puede ser aguda. Los bebés y los niños pueden presentar síntomas graves como:

  • Tos muy fuerte y frecuente.
  • Dificultad para tomar aire después de un ataque de tos.
  • Dificultad para respirar, comer, beber o dormir, debido a los ataques de tos que ocurren con más frecuencia durante la noche.
  • Tener “silbidos” al respirar. Puede que los bebés no tosan ni hagan este sonido, pero es posible que hagan arcadas y que traten de tomar aire.
  • Coloración azul al toser por la falta de oxígeno.
  • Vomitar después de un ataque de tos.
  • Los ataques de tos pueden durar hasta 10 semanas y, a veces, reaparecen la próxima vez que el niño tenga una enfermedad respiratoria.

La protección que brinda la madre al recién nacido dura aproximadamente hasta los dos meses, momento en el cual se debe iniciar el esquema regular de vacunación (a los dos, cuatro y seis meses de edad) que incluye la vacuna contra la tosferina.

La vacuna contra la tosferina es fundamental en madres gestantes porque el niño o niña solo comenzará a recibir sus vacunas contra esta enfermedad hasta los dos meses de edad, periodo en el cual presenta un riesgo mayor de contraerla y de tener otras complicaciones graves como neumonía o tosferina maligna; esta última causante de una alta mortalidad.